El presidente Mauricio Macri se presentó este mediodía en la localidad de Huacalera (provincia de Jujuy) para poner en marcha el Plan de Fronteras Protegidas, por el cual integrantes de las Fuerzas Armadas se sumarán a colaborar con integrantes de los cuerpos de seguridad en zonas estratégicas y de frontera.

En ese contexto, el jefe de Estado destacó el "apoyo logístico" que dará el Ejército y  les envió un mensaje a quienes miran con desconfianza esta intervención: "Les quiero decir a todos los argentinos que estas mujeres y hombres son argentinos, son integrantes de nuestras fuerzas de seguridad y de nuestras fuerzas armadas; son las fuerzas armadas y las fuerzas de seguridad de la democracia. Están para cuidarnos y tenemos que estar muy contentos por su nivel de compromiso".

"Después de años de corrupción, de desidia, de inacción y de falta de estrategia de largo plazo, se dio el avance de delitos como la trata de personas y el narcotráfico que complicaron la vida de los argentinos", cuestionó el Presidente, ante la atenta mirada del ministro de Defensa, Oscar Aguad; la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y el titular del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, teniente general Bari del Valle Sosa, entre otras autoridades que lo acompañaron.

El jefe de Estado también les habló a los integrantes de las FFAA: "Confiamos en ustedes, contamos con ustedes, sabemos que se han entrenado para esta tarea que les estamos encomendando y queremos seguir apoyándolos y dándoles equipamiento".

Tras destacar que durante su gobierno se han realizado "28.000 operativos antidroga" que dieron como resultado la detención de "más de 30.000 delincuentes", el presidente Macri reflexionó:  "Hacer transformaciones profundas no es de un día para el otro, no son tareas fáciles pero lo estamos haciendo y estamos dando a luz una nueva Argentina que se enfrenta a cualquier comportamiento mafioso, que no quiere convivir más con la prepotencia y con algunos que creen que pueden estar por fuera de la ley".