Enviado especial a Córdoba- El ministro de Defensa Oscar Aguad expresó hoy en el festejo de los 106 años de la Fuerza Aérea que las Fuerzas Armadas deben "redefinir su rol" en función de la reforma militar que anunció Mauricio Macri aunque admitió: "Hablar hoy de un refuerzo presupuestario es una utopía porque se vienen tiempos difíciles y de achique del Estado".

Aguad sostuvo que las Fuerzas Armadas "deben readaptarse para enfrentar nuevas amenazas para la defensa nacional que ya no son un estado sino el crimen organizado como el narcotráfico y el terrorismo".

Por otra parte, el ministro de Defensa destacó que si bien el año que viene será "muy duro" en términos presupuestarios también aclaró que habrá una recaudación para las Fuerzas Armadas proveniente de la venta de inmuebles militares.

Se estima que este año se recaudarán unos 70 millones de dólares y el año que viene 200 millones por esas ventas.

Por su parte, el jefe de la Fuerza Aérea, Enrique Anreim, destacó en el acto que se realizó en Córdoba que "hay cambios necesarios e impostergables en un Estado moderno para disuadir y actuar en defensa de la soberanía argentina cuando lo crea conveniente". Aclaró que, pese a las dificultades que transitan, las fuerzas darán un apoyo pleno al plan de reforma militar que impulsó el Presidente.

Desde esta óptica Anreim destacó que "la visión de futuro forma parte esencial de la institución". También remarcó la necesidad de generar expectativas más profesionales al sector y a profundizar los estudios con medidas innovadoras.

"A pesar de los problemas presupuestarios la fuerza hará un esfuerzo en la modernización para las tareas de defensa de la cumbre del G20 y en la actividad defensiva del país", dijo Anreim.

En este sentido, adelantó que se desplegarán a la frontera norte desde la Fuerza Aérea como parte de esta reforma y se pondrán a disposición los radares de control en las fronteras. Anunció también el programa de modernización de los aviones Hércules y el desarrollo del vigía 2 Bravo, que es un dron con cámaras y sensores para el control en fronteras y búsqueda de personas. A la vez se lanzó la recuperación de sistema A4ar del cazabombardero y la remoción de obsolescencia de sistema de armas C130. Esto permite tener una cabina modernizada digital y la adquisición de cuatro helicópteros Bell 412EP, que es para búsqueda y rescate en combate y evacuación.

"Permítanme darles optimismo en medio de tiempos difíciles y no abandonar la vocación de servicio", finalizó el brigadier Anreim.

Durante el acto se recordó a los héroes que combatieron en las islas Malvinas y a los 44 tripulantes del submarino ARA San Juan.

En la ceremonia rindieron homenaje a los pilotos fallecidos un escuadrón de dos aviones A4 ante las autoridades, uniformados y público presente.

También hizo entrega de la distinción de los "amigos de la fuerza" como el jefe de la policía de Córdoba, al orfebre Juan Carlos Pallarols que hizo una rosa de la Fuerza Aérea y, al doctor Alberto Cormillot quien lleva adelante la parte dietaria.

Por último se recordó al comodoro y jefe de operaciones especiales Pablo Dip que salvó a la vida de una familia en un incendio ocurrido en marco de este año en Morón y falleció en ese instante.

Hubo un desfile militar y el despliegue de aviones que pudieron disfrutar las autoridades y el público presente.