El ministro de Energía, Javier Iguacel, habló sobre el impacto que la devaluación en el precio de las tarifas de gas y de luz y reconoció que todavía "quedan ajuste por hacer".

Al ser consultado si habrá más aumentos en las boletas hasta fin de año, el funcionario que recientemente reemplazó a Juan José Aranguren explicó que tanto la factura de gas como la de luz tienen tres componentes.

Los dos primeros, el costo de transporte y de distribución, tienen contratos en pesos que fueron renegociados hace poco. Por lo tanto, el "único ajuste que tendrán será por inflación".

En cambio, los costos de producción sí se ven afectados directamente por la suba del dólar. "Nos quedan ajustes por hacer", dijo el ministro en el programa Debo decir.

El ministro de Energía Javier Iguacel
El ministro de Energía Javier Iguacel

Ante la falta de claridad de la respuesta, tanto el conductor Luis Novaresio como la periodista Nancy Pazos insistieron en preguntar concretamente cuánto aumentarán las tarifas. Iguacel entonces aclaró que en el caso del gas el aumento, a igual nivel de consumo, "no va a ser más que del 25%". Mientras que el precio de la luz, en la Ciudad y el conurbano subiría en la misma proporción, "menos del 30%".

Por otro lado, ante la acusación de que "el Gobierno dolarizó las tarifas", Iguacel contestó que fue el kirchnerismo el que "hiperdolarizó la energía" porque "nos hizo ser dependientes de la energía externa". Y agregó: "Este año, después de dos años y medio, nos va a empezar a sobrar gas y vamos a poder exportar".