En la tarde de este jueves se confirmó que el presidente del Banco Central Federico Sturzenegger iba a ser reemplazado por el ministro de Finanzas Luis Caputo (y su ministerio absorbido por Nicolás Dujovne), y algunos minutos después, Elisa Carrió apoyó la decisión de Mauricio Macri.

En un mensaje en Twitter, Carrió sostuvo que "acompaña" al Gobierno en la designación de Caputo como presidente del Banco Central de la República Argentina.

El apoyo de Carrió al reemplazante de Sturzenegger llegó luego de que este miércoles la Cámara de Diputados le diera media sanción al proyecto para despenalizar el aborto, y en ese contexto, la líder de la Coalición Cívica hiciera públicas sus diferencias con la iniciativa y, sobre todo, con los integrantes de Cambiemos que votaron a favor.

Sin embargo, la diputada reiteró su acompañamiento al Gobierno, y además de defender la designación de Caputo, Carrió publicó en Twitter que "lo que pasó" ayer en el Congreso le duele en el alma.

"Todo lo que se dijo es mentira. Yo tengo una excelente y permanente relación con Olivos. Apelé a la unidad de Cambiemos y les hablé a los diputados nacionales para que reine la concordia y no la grieta", explicó.

Por último, Carrió aclaró que "a los que tienen miedo de que rompa, tengan confianza. La República es nuestra".

Minutos más tarde, en una entrevista telefónica con TN, explicó que "lo único" que les dijo a los diputados de Cambiemos es que este fue el "último sacrificio" que hace en el nombre de la unidad. "Porque todos somos corresponsables de una unidad, tanto el PRO como el radicalismo, como la Coalición Cívica", remarcó.

En cuanto a la renuncia de Sturzenegger, la diputada destacó que se trató de un "gesto extraordinario". En esa línea, le agradeció al funcionario saliente su "generosidad" y aclaró que "no nos ayuda ni nos perjudica" de cara al acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Y agregó: "La designación de Caputo da garantías en el exterior".

Por otro lado, adelantó que en la reunión de este viernes con el presidente hablarán sobre el "problema de las retenciones (al agro) y cómo se liquidan las divisas (de la exportación)" porque se trata de un "tema que genera una especulación permanente". No obstante, señaló que "obviamente" se mantendrá la rebaja a las retenciones.

En medio de una imparable escalada del dólar, Mauricio Macri le pidió este jueves la renuncia al presidente del Banco Central, quien venía siendo cuestionado por lo que se consideraba un errático manejo de la política cambiaria.

La decisión se tomó en una jornada de gran nerviosismo en la city porteña y luego de que el Gobierno recibiera fuertes cuestionamientos hacia la política monetaria y cambiaria de la autoridad monetaria.

Todo se terminó de precipitar luego de que Sturzenegger anunciara que a partir del acuerdo con el FMI no habría más intervenciones del BCRA en el mercado. Bastó ese anuncio para que el dólar iniciara una escalada sin freno que lo llevó a aumentar casi tres pesos en igual cantidad de jornadas.

Ante el riesgo de que la divisa se terminara de desmadrar en los próximos días, Macri buscó una estrategia alternativa, poniendo al frente del BCRA a un hombre muy respetado por los mercados como Caputo.

Ahora, la política económica se sostendrá en la dupla Dujovne-Caputo, con el respaldo de la plata fresca comprometida con el FMI por USD 50.000 millones, pero continúan los interrogantes abiertos.

 

Seguí leyendo: