Mauricio Macri en la primera reunión de gabinete ampliado de mujeres
Mauricio Macri en la primera reunión de gabinete ampliado de mujeres

"Ustedes saben que yo no era así, ustedes me enseñaron a aprender a trabajar con las mujeres, a darles lugar, a entenderlas", se confesó Mauricio Macri mirando a Gabriela Michetti y María Eugenia Vidal en la primera reunión de Gabinete ampliado, que se realizó en el CCK.

Por cierto que ellas lo saben. Ambas crecieron políticamente en una fuerza política machista, que se fue transformando por la cruda necesidad de ganar elecciones, para lo que se hace imprescindible llegar con más empatía y afectividad al electorado.

De hecho, la gran mayoría de las 500 mujeres presentes en la sala Argentina, donde también hubo funcionarias y legisladoras de la provincia de Buenos Aires y de la Ciudad de Buenos Aires, no vienen de la militancia feminista. Incluso, la mayoría, se sorprendió con estar involucradas en un reclamo de género, ajeno a sus propias prácticas profesionales.

Sin embargo, también ellas reflexionaron acerca de cómo fue el camino para llegar a ser funcionarias, como una subsecretaria que habló con Infobae y dijo "nunca pensé que por ser mujer me habían marginado, pero ahora me doy cuenta que sí, que mi palabra siempre tiene menos valor, o tenía, ahora mis colegas en el Ministerio se sienten más obligados a escucharme".

Macri sorprendió a muchas de las mujeres, que creían que el Presidente no asistiría. Antes, pidió que se pasara un video donde aparecen muchas de las mujeres del Gobierno, que el ministro de Modernización Andrés Ibarra dice que llegan al 40%, aunque Infobae calculó que en los cargos jerárquicos solo alcanza a 18%.

Después de Michetti, quien llevó la voz cantante fue la titular del Instituto Nacional de las Mujeres, Fabiana Tuñez, quien aseguró que el Gobierno nacional gasta 910 millones de pesos en políticas de género, distribuidos en ocho ministerios y oficinas públicas, Desarrollo Social, Defensa, Seguridad, Salud, Interior, Jefatura de Gabinete, Cancillería, ENACOM .

Dio detalles del Plan Nacional de Acción para la Prevención, Asistencia y Erradicación de la Violencia contra las mujeres y del trabajo que se desarrolla en el Observatorio de la Violencia, donde se hace un seguimiento destinado al registro y sistematización de información para prevenir, sancionar y erradicar la violencia de género.

En efecto, Silvana Giúdice, directora de ENACOM, en diálogo con Infobae explicó que "en esta gestión se aprobó la resolución para que ante cada noticia sobre violencia de género aparezca en pantalla el número 144 para hacer la denuncia, y además hacemos el seguimiento, advertencias y multas en caso de que no cumplan con esa decisión que estaba legislada antes, pero no se implementaba".

En el evento, la ministra Patricia Bullrich detalló las políticas de género en el Ministerio que conduce contando, por ejemplo, que impulsa que haya mujeres en las conducción de las fuerzas de seguridad. La escuchaba desde una butaca la abogada Mabel Franco, subjefa de la Policía Federal Argentina desde el 14 de marzo de 2016, graduada en la primera promoción de oficiales femeninos.

Pero el plato fuerte estuvo a cargo de la gobernadora María Eugenia Vidal. "A todas nos ha pasado llegar a casa y ver a nuestros hijos durmiendo, y preguntarnos si valió la pena", pero "cuando vemos la fe que tiene depositada las mujeres más humildes de los barrios más pobres en lo que vamos haciendo con nuestra historia,  vemos que vale la pena". "Ellas pelean por lo mismo que peleamos nosotras", aseguró. Por eso, "cuando tengan un día difícil, vuelvan a su casa y piensen en cada una de esas mujeres que siguen peleando contra toda la adversidad".

También dijo que "todas las que estamos acá le debemos seguramente el lugar a algún hombre que nos abrió la puerta", "ahora somos nosotras las que tenemos que ser solidarias con nosotras mismas y abrirle la puerta a las mujeres".

Vidal es criticada por la poca cantidad de mujeres que tiene en su propio gabinete. Sin embargo, varias funcionarias y legisladoras  consultadas aseguraron haber llorado al escuchar su discurso.

Al concluir la reunión, Michetti, Stanley y Tuñez dieron una conferencia de prensa. La vicepresidente dijo que "no es fácil para las mujeres, y el desafío es complementarnos con el trabajo de los hombres". "Hay que ir tomando conciencia a diario", agregó.

 

Por su lado, Stanley destacó que "se viene trabajando desde el primer día en políticas de género, lo que ahora estamos haciendo es doblar el trabajo". Al ser consultada acerca de la posibilidad de que se realice una consulta popular por la despenalización del aborto, explicó que "no nos negamos, pero el ámbito natural de esta discusión es el Parlamento, y allí se verá cómo avanza la discusión".

El primer gabinete ampliado de mujeres funcionó a tope. La sala Argentina del CCK desbordó y muchas se quedaron con ganas de que se repita cuanto antes, para seguir trabajando en una agenda que impacta en la vida cotidiana y moviliza al conjunto de la sociedad.

"Aún tenemos muchos pendientes, pero venimos avanzando desde el Congreso hasta el Gobierno, y desde el Ejecutivo hasta la vida empresarial, un paso adelante, todos los días", se entusiasmó la diputada Karina Banfi al salir de la inédita experiencia.

Seguí leyendo: