Eduardo Amadeo y Jorge Triaca (NA)
Eduardo Amadeo y Jorge Triaca (NA)

Finalmente, tras una sesión escandalosa en la que hubo gritos, empujones y golpes, Cambiemos se alzó con el dictamen de mayoría en Diputados para la reforma previsional, que ya tiene media sanción en el Senado.

De los 80 integrantes de las comisiones de Presupuesto y Hacienda y Previsión y Seguridad Social, el oficialismo contó con el apoyo de 40 legisladores. Por fuera de Cambiemos, acompañaron Norma Abdala, de Santiago del Estero, y 4 de Argentina Federal, el bloque de los gobernadores: Orellana, Franco, Cassineiro y Llaryora.

Luego de la caótica reunión de comisión, todo indica que el debate en el recinto quedará para la semana que viene, a pesar de que algunos dentro del Gobierno querían aprobarla esta semana. Pero ahora consideran "claves" estos días hasta el martes que viene para conseguir las adhesiones restantes. 

Por su parte, el Frente Renovador firmó un dictamen de rechazo al que se sumó el Frente para la Victoria. Contó con las firmas de Alejandro Grandinetti, Mirta Tundis, Marco Lavagna, Alejandro Snopek, Leopoldo Moreau, Laura Valeria Alonso, Axel Kicillof, Rodolfo Tahilade, José Luis Gioja y Fernando Espinoza, entre otros.

El dictamen de minoría del Frente Renovador
El dictamen de minoría del Frente Renovador

En el Senado, la iniciativa fue aprobada por 43 votos a favor, 23 en contra y tres abstenciones y, luego de una reunión ayer en Casa Rosada entre algunos diputados del oficialismo y el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el ministro del Interior, Rogelio Frigerio; el de Hacienda, Nicolás Dujovne; el titular de la ANSES, Emilio Basavilbaso, y los secretarios Mario Quintana y Gustavo Lopetegui, se acordó que iría sin cambios a la Cámara baja. El objetivo fue conseguir el visto bueno de Elisa Carrió, que había lanzado duras críticas.

Lo que impulsa el Gobierno es que el ajuste de la movilidad jubilatoria pase a ser trimestral (hoy es semestral) y cambia la fórmula de ajuste: ahora será calculada entre el 70% de la tasa de inflación y el 30% de la variación del salario promedio registrado de los trabajadores estables (RIPTE). 

Además, Propone una garantía del 82% sobre el salario mínimo, vital y móvil para quienes al momento de la jubilación hayan reunido al menos 30 años de aportes efectivos y estipula que las mujeres con 60 años y los varones con 65 años, y en ambos casos un mínimo de 30 años de aportes, podrán optar por extender la vida laboral activa hasta los 70 años.