Así llegaba detenido Luis D’Elia a Comodoro Py
Así llegaba detenido Luis D’Elia a Comodoro Py

"La información es muchísima, impresionante. A mí me sorprende la impunidad con la que hablaban, la impunidad de decir 'a mí no me va a pasar nada'".

Esto decía Alberto Nisman, entonces titular de la Unidad Fiscal AMIA, en enero de 2015 sobre el contenido de las escuchas telefónicas que formaban parte de la acusación al gobierno kirchnerista por haber montado "un plan delictivo" para "decidir, negociar y organizar la impunidad de los prófugos iraníes en la causa AMIA con el propósito de fabricar la inocencia de Irán".

"El plan criminal se activó cuando Timerman viajó a Aleppo  en 2011 y secretamente se reunió con su par iraní, Ali Akbar Salehi, a quien le hizo saber que las autoridades argentinas estaban dispuestas a renunciar a la investigación del caso AMIA con tal de provocar un acercamiento de orden geopolítico y restablecer plenas relaciones comerciales entre ambos Estados", había planteado Nisman, quien fue encontrado muerto de un balazo en la sien el 18 de enero de 2015, cuatro días después de haber presentado la denuncia, y un día antes de defenderla en el Congreso.

En más de de 900 CD de escuchas, y que forman parte de la denuncia del fallecido fiscal, se destacan los diálogos del dirigente piquetero Luis D'Elia, el militante islámico Jorge Alejandro "Yussuf" Khalil y el ex líder de Quebracho Fernando Esteche, entre otros.

Para el fiscal, el papel de D'Elía había sido clave para "mantener activas las negociaciones secretas y clandestinas con Irán con relación al plan de encubrimiento", por lo que lo denunció junto a Cristina Elisabet Kirchner y al canciller Héctor Timerman, entre otros.

Nisman reveló que luego de esa reunión en Aleppo empezaron a sumarse elementos recogidos en escuchas que "comenzaron por casualidad, en un teléfono que estaba intervenido porque por ahí hablaba Mohsen Rabbani", acusado por la Justicia de la Argentina de ser el organizador y el cerebro del ataque terrorista más grave que sufrió el país durante toda su historia y que dejó 85 muertos.

En una de esas escuchas –mayo de 2013–  D'Elía se comunicó con Jorge Alejandro "Yussuf" Khalil, señalado por Nisman como el contacto local entre el régimen islámico y el gobierno de Cristina Kirchner: "Acá hay urgencia energética. Están dispuestos a mandar a la gente de YPF con nosotros a hacer negocios allá (a Irán)… Están muy interesados en cambiar lo de aquellos (el petróleo) por granos y carne (…) La reunión fue porque lo pidió la Jefa, eh… Estamos al más alto nivel", destacó el hombre del kirchnerismo.

Ese mismo día, el referente comunitario iraní le informó al gobierno iraní de las negociaciones: "El tema que necesita Argentina es petróleo… petróleo a cambio de granos. Hay un verdadero interés para empezar y entablar las relaciones comerciales de gobierno a gobierno, con funcionarios del gobierno de acá, una delegación de allá viajaría a Caracas o al Golfo, o a Beirut, mejor… para empezar las relaciones directas de funcionario a funcionario".

Las charlas se llevaban a cabo con cuidado, midiendo las palabras, debido a la condena internacional contra Irán por sus vínculos con el terrorismo. Pero en determinado momento la negociación se estancó. El intercambio comercial entre la Argentina e Irán quedó supeditado a que se ratificara el Memorándum de Entendimiento, al que el fallecido fiscal calificaba como un "pacto de impunidad" para desligar a Teherán de la responsabilidad del ataque a la AMIA.

"Hay un problema político, necesitan que se apruebe el memorando", le informó D'Elía a Khalil. Éste respondió, como explicación sobre los motivos por los que el gobierno de Irán dilataba la aprobación de ese acuerdo: "Timerman no cumplió con algunas cosas, esto es así de claro, no cumplió con algunas cosas…". Más adelante, un contacto se comunicó con las autoridades de Irán: "Acá hay luz verde para hacer las operaciones. El tema es que quieren que se apure el memorándum. Que se firme para hacerlo de Estado a Estado, porque por ahora los únicos que están trabajando son los privados".

"Sheik, quédese tranquilo que yo hoy a la noche, cuando llego a mi casa, le mando un informe de todo lo que estoy haciendo", apuntó Khalil en una conversación con Mohsen Rabbani.

Al mes de firmarse el memorándum de entendimiento, un agente de inteligencia de Presidencia le comunicó a Khalil: "Tengo un chisme, me dijeron que ahí en 'la casa' (por la secretaría de inteligencia)… Interpol va a levantar el pedido de captura de los amigos (en alusión a los prófugos iraníes), lo va a levantar ahora".

En el libro Memorandum la trama secreta del acuerdo con Irán, de Daniel Berliner, director de la Agencia Agencia Judía de Noticias, el ex secretario general de la DAIA, Jorge Knoblovits, reconoció haber mantenido, en mayo de 2014, una conversación telefónica con Héctor Timerman, una semana después de que el Gobierno apelara al fallo de la Sala 2 de la Cámara Federal por el memorándum entre Argentina e Irán. Al consultarle Knoblovits sobre el supuesto acuerdo para dejar caer el Memorándum, el canciller le respondió: "No tenemos más margen de maniobra. Lo único que pueden hacer ustedes es hablarlo con Carlos Zannini", hoy detenido por orden del Juez Bonadio y quien el 23 de octubre negó haber participado en la negociación o elaboración del memorándum.

En la escuchas de la causa queda en evidencia la necesidad del gobierno argentino de que Irán anunciara la aprobación del memorándum. Luis D'Elía, una vez más, fue el encargado comunicarlo a través de Yussuf Khalil: "Tengo un mensaje urgente para pasar allá, estoy en la Casa de Gobierno. No hay asunto más importante que este, creeme. Necesito que hables con el sheik de allá (en referencia a Rabbani), mirá que es muy groso lo que tengo, eh".

El pedido era que las autoridades del gobierno iraní anunciaran públicamente, aunque no fuera verdad, que se había aprobado el memorándum. Y lo justificó asegurándole a su contacto que, si accedían, "le demostramos a Interpol que esto avanza y bajan las circulares rojas".

Sin embargo, la Organización Internacional de Policía Criminal se negó a dar de baja las notificaciones rojas. Y eso se convirtió en una inesperado escollo en las negociaciones y llevó a que el parlamento de Irán no tratara el acuerdo con Argentina. "Hay un poquito de desazón allá, hay desazón. Me parece que el ruso de mierda este (discriminatoria alusión a Timerman) se mandó alguna", le comunicó Khalil. "Alguien va a salir con la cara manchada de acá", advirtió en uno de los diálogos registrados.

En otra de las escuchas, Khalil le pidió al dirigente kirchnerista que se mantuviera alejado de los medios, recomendación que también le había hecho Oscar Parrilli, secretario general de la Presidencia en esos años: "Escuchame, por la dudas que te llamen hoy los medios o alguno, tené perfil bajo por diez días por lo menos. Yo sé por qué te lo digo. Después, mañana, te lo explico. Porque me acaban de llamar y me dijeron porque están medio enardecidos los de la vereda de enfrente, ¿viste? Y no queremos…". D'Elía interrumpió: "Yo solo tengo un problema hoy, tengo programa y no puedo no hablar, ¿entendés?". Pero Khalil fue contundente: "Sí, pero no queremos que nuestros jugadores corran riesgo de nada, ni que les rompan las bolas".

Aquí, algunas de las conversaciones más salientes de las 40.000 escuchas telefónicas de la causa, y que Infobae adelantó en exclusiva en aquel entonces.

Diálogo 1: "Soldado de la Rosada"

D'Elía y Khalil, en noviembre de 2012, antes de la firma del memorándum.

Khalil: Bueno, ¿qué me querías comentar vos o decir?
D'Elía: Vino ayer a verme Juan Salinas. ¿Qué opinión tenes de él?
K.: Creo que cambió un poquito, Juan. Mejor.
D.: Tiene un material interesante.
K.: Me comentaste algo.
D.: Quiere ver si interesa. Yo le dije que le iba a preguntar a Yassuf. Si Yassuf está de acuerdo, vamos a ver a quien vos ya sabés…
K.: Sí, sí, está muy bien. Pero aparte yo ya te había dicho que me había ido ahí a Corrientes a la subsecretaría, que avances con eso, que vayas con los cosos, ¿te acordás? Con los DVD esos que me mostraste.
D.: Sí, sí.
K.: Eso es bueno.
D.: Dale.
K.: Bueno, Luis, disculpame que te molesté, loco.
D.: ¡Qué me vas a molestar, boludo!
K.: Lástima que no viniste, porque estaba con la persona esta que te quiero presentar, con el iraní este… que es el que anda en Venezuela con las casas esas.
D.: Yo tengo que hacer el juego de la Rosada, papá. Si tengo orden de no ir, soy un soldado, ¿entendés?

Diálogo 2: "Me llamaron de los cielos"

D'Elía y Yussuf Khalil, el 18 de diciembre de 2012.

Khalil: ¿Qué hacés, Luis? Buen día, ¿cómo estás?
D'Elía: Buen día, ¿cómo estás? Tengo que verte urgente. Te lo voy a decir así y ojalá me entiendas.
K: ¿Cómo, cómo?
D.: Me llamaron de los cielos. ¿Me seguís?
K.: Sí, sí, te sigo.
D.: Estoy yendo al cielo ahora. Hay cosas que están muy mal y me parecen que ustedes no lo saben, ¿'ta?
K.: Yo estoy vestido así nomás. Te voy a ver. ¿Por dónde estás?
D.: Escuchame. Yo saldré del cielo. Una hora estaré ahí adentro. Esperame en Hipólito Yrigoyen y Bolívar, que hay una confitería.
K.: Listo.
D.: Estate a las once ahí. Pero así me llamaron, eh.
Y.: Listo, listo. Chau, chau.
D.: Hay alguien en el camino que la está pudriendo.
K.: Dale, chau, chau.

Diálogo 3: Memorándum con Irán

D'Elía y Youssef Khalil, el 27 de enero de 2013, exultantes por la firma del acuerdo.

K.: Luisito.
D.: Yussuf.
D.: ¿Te enteraste?
K.: ¿De qué?
D.: No sabés nada, me llamó Parrilli recién, se firmó el acuerdo Argentina-Irán.
K.: Sí, sabía, salió en todos lados. Hoy a la mañana.
D.: Ah, estoy en Babia yo.
K.: En serio, boludo. Hoy a la manaña.
D.: Pero estoy en el campo.
K.: Cada vez que te iba a llamar, 'qué lo voy a llamar si ya debe saber'.
D.: No, no, no, impresionante.
K.: Pero yo pensé que sabías, campeón del mundo.
D.: No, boludo, me dijo Parrilli recién. Me quiero… que esto se haya firmado el día de mi cumpleaños.
K.: Uh, feliz cumpleaños, Luisito, querido. Escuchame, firmó Timerman y Salehi. Yo te voy a contar algo, entre nos, el memorándum ese lo hemos escrito hace seis años con una persona, lo presentamos y nos dijeron "es inviable". Hoy se firmó. [Se escucha su risa]. [Hace] Seis años lo presenté ese documento yo. "No, es inviable". Hoy se firmó ese memorándum, yo me quiero matar.
D.: Es un éxito político increíble.
K.: Y, no sé, vos fijate, lo que te fustigaron durante siete años y van a tener que hacer fila para chuparte la p…
D.: Impresionante, ¿no?
K.: Aparte lo tuiteó la Presidente en el Facebook y en el Twitter. Lo puso ella.
D.: Impresionante. ¿Y en qué se basa?
K.: Dos representantes legales por cada país, cinco tipos que sean veedores y un jurista que tenga garantía de comportamiento ético impecable, elegido por ambos países. Esa es la comisión que va a dictaminar si es culpable o no. Es todo el piripipí este.
D.: Parecido a lo que nos propusieron en el primer viaje a Teherán, ¿te acordás?
K.: Y, parecido, claro. Sabés quién me lo escribió ese día el memorándum ese, ¿quien lo escribió? Fernando. Hoy se está firmando ese memorándum. Muy contento, muy contento.
D.: El mejor regalo de cumpleaños que me podrían haber dado en toda mi vida.

Diálogo 4: Timerman y la "desazón" de Irán

Luis D'Elía y Yussef Khalil hablan en mayo de 2013 sobre las declaraciones del canciller por un problema en uno de los acuerdos.

D'Elía: Hola.
Khalil: ¿Qué hacés Luis?, Yussuf habla.
D.: Hola, Yussuf.
K.: ¿Cómo andás, león?
D.: Bien, bien, bien. ¿Cómo te fue en Irán?
K.: Bien, muy bien. Gracias a Dios, muy bien. Escuchame, ¿cómo estuvo el acto en All Boys?
D.: Hasta las bolas.
K.: Hasta las bolas, ¿no? ¿Los pibes de la hinchada acompañaron?
D.: Sí, sí. Les tiré unos manguetes, eh.
K.: Ah, ¿sí?
D.: 25 lucas les di.
K.: Se portaron bien…
D.: De primera.
K.: Joya, joya, joya. Porque estaba viendo. Como vi las fotos, digo, estos a ver si dijeron algo…
D.: No, no, no… Se portaron bien.
K.: Escuchame, Luis. Bueno, nos tenemos que juntar en algún momento, che.
D.: Bueno, decime, Yussuf…
K.: Eh, bueno, no sé, hoy es medio difícil. Pero el lunes sí, juntémonos.
D.: ¿Vamos a almorzar a lo de tu primo?
K.: Bueno, dale. Juntémonos porque tenemos algunas tareas para hacer.
D.: Ah, bueno, bueno, dale, dale, dale, dale.
D.: Che, ¿por qué está demorado todo?
K.: Y… Hay un poquito de… esto entre nosotros… Hay un poquito de desazón. De allá, de allá. No sé por qué. Hay desazón.
D.: ¿Desazón?
K.: Desazón, sí, sí. No gustó algunas palabras que se dijeron. Me parece que el ruso este de mierda se mandó alguna.
D.: Ah, ¿sí?
K.: Sí, sí…
D.: ¿Qué dijo?
K.: No. Estaba firmado algo donde estaba el tema de las cautelares también, parece. Pero bueno, lo hablamos personalmente.
D.: Bueno, dale, dale.
K.: Lo hablamos personalmente. Y bueno, nada. Y aparte tampoco gustó… ¿Te acordás el comentario ese que dijo "a ver si ustedes se piensan que a mí me gusta negociar con fulanito…"? Con los iraníes, ¿viste?
D.: Ah, ah, bueno, bueno, bueno.
K.: Eso quedó para el orto. Pero igual, yo te lo voy a transmitir bien, cosa que vos lo transmitas por abajo, ¿entendés lo que te quiero decir? Como quien no quiere la cosa…
D.: Sí, sí, sí…
K.: Yo te lo explico bien. Bueno, el lunes entonces nos juntamos al mediodía ahí.
D.: Sí. Ahí a la una. ¿Qué calle era esa?
K.: Borges y Charcas.
D.: Bueno, ahí a la una.
K.: Listo, un abrazo, Luis.
D.: Un abrazo, Yussuf, chau, chau.
K.: Chau, chau.

Diálogo 5: "Un mensaje urgente del Gobierno"

Luis D'Elía y Jorge Alejandro "Yussuf" Khalil, el 27 de septiembre de 2013.

Khalil: Hola, Luis.
D'Elía: Yussuf.
K.: ¿Cómo andás?
D.: Eh, bien. Tengo un mensaje urgente del gobierno argentino que hay que pasar para allá. Pero urgente, para antes de mañana.
K.: ¿Antes de mañana? ¿Dónde estás?
D.: Estoy en la Casa de Gobierno ahora.
K.: Bueno, voy para aquellos lados.
D.: Escuchame, vayamos a la embajada. ¿Querés que nos veamos ahí 12:30?
K.: Bueno, esperá que llame al embajador para saber si va a estar. Ni lo llamé hoy.
D.: Sí, yo llamé hace un ratito. Está en una reunión, pero plantémonos ahí porque no hay asunto más importantes que este. Creémelo, eh.
K.: Dejame que ya voy para allá. Ahora te llamo en un minuto.
D.: Bueno, dale, dale.

Diálogo 6: "Estamos en elecciones y necesitamos eso"

Luis D'Elía y Jorge Alejandro "Yussuf" Khalil, el 27 de septiembre de 2013.

Khalil: Amigo.
D'Elía: Estoy camino a la embajada, Yussuf.
K.: Está bien. Andá tranquilo, andá tranquilo. Yo llegué justo recién a la Casa Rosada. Andá tranquilo.
D.: Escuchame, pero vení porque necesito que hablés con el Sheik allá, eh.
K.: Sí, sí, sí. Estoy acá con Rubén, ya llamamos al otro.
D.: Ah, ¿estás con Rubén? Me quedo tranquilo.
K.: Estoy con Rubén acá. Estoy enterado de todo. Quedate tranquilo.
D.: Decile, explicale que acá estamos en elecciones y necesitamos eso, sabés…
K.: Listo, listo.
D.: Que mañana lo anuncien los dos, eh.
K.: Listo, listo. Dale. Abrazo.
D.: Chau, abrazo.

Diálogo 7: "La reunión se hace de apuro a pedido de Cristina"

Jorge Alejandro "Yussuf" Khalil y Sheik Abdul Karim Paz, el 27 de septiembre de 2013.

Sheik: Hola.
Khalil: Hola, ¿te digo lo que es?
S.: Sí.
K.: Necesita que el gobierno iraní junto con el gobierno argentino mañana anuncie la conformación de la comisión de la verdad.
S.: Ahá…
K.: Y… y eso. Eso. Que por favor lo anuncien en conjunto mañana en la reunión.
S.: Hay que ver si los iraníes están preparados tan rápido. Hay que ver…
K.: No, yo qué sé. Eso es otro tema. Yo te digo lo que quieren.
S.: No sé, me parece que hicieron medio boludeces. Pero igual los iraníes tienen una paciencia de la santa así que se la van a bancar.
K.: Sí, por eso.
S.: Pero quieren arreglar.
K.: Tranquilo.
S.: Pero me parece medio desprolijo. La Argentina se mueve, viste, se pone las medias de Estados Unidos, (…) problemas para Estados Unidos. Pero igual se la van a bancar todos. Pero no creo que mañana anuncien la confirmación. No creo que los iraníes vengan tan afilados a la reunión, porque la reunión se hace de apuro a pedido de Cristina.
K.: Esperá que está la policía. Esperá un minuto. Un minuto, Sheik, que tuve que bajar el teléfono… dale, Sheik, ahora, decime.
S.: Sí.
K.: Sí, no… esto hay que ver ahora lo que quiere Irán. Pero bueno, yo te digo lo que transmitieron.
S.: No, pero igual los iraníes… a lo sumo le van a dar… algo para contemplar lo van a hacer, pero no sé si todo lo que quieren. No sé si Argentina va a manejar todo, todas las formas, porque también es desprolijo. No te olvides y no nos tenemos que olvidar que Irán no hizo nada en la AMIA. ¿Viste? Así que tampoco la boludez, no. Argentina medio lo trata, lo apura como si tuviera algo que ver y no es así tampoco. Aunque Argentina lo haga para la galería… la verdad que medio jodido. Algo van a arreglar.
K.: ¿Eh?
S.: Algo van a arreglar. Algo van a tener que avanzar. Tampoco pueden seguir demorando mucho los iraníes.
K.: Sí. Escuchame. Concretamente dice esto. Escuchá. Dice: "Que se defina el día de la reunión de la Comisión de la Verdad y también que se defina el día en el mes de enero en que el juez argentino pueda viajar a Teherán". Este último punto…
S.: No creo. No creo que le saquen eso a los iraníes mañana. Es mi apreciación, pero bueno.
K.: "Este último punto se puede reconvenir o suspender".
S.: Yo creo que lo que le van a sacar a Irán es un determinado plazo para contestar digamos sobre, concretamente… y decir algo concreto. Pero difícilmente que mañana puedan anunciarlo. Vos fijate que (…) habló del tema AMIA en su discurso.
K.: Está bien. Bueno, escuchame. Hablamos. Si hay novedad, te llamo.
S.: Listo, listo. A la noche nos vemos.

LEA MÁS