(NA)
(NA)

Aníbal Fernández, uno de los ex jefes de Gabinete procesados por la Justicia en el marco de la causa que investiga las irregularidades en el programa Fútbol para Todos, se refirió al suicidio del abogado Jorge Delhon, quien junto a Pablo Paladino fue señalado por el ex CEO de Torneos Alejandro Burzaco por recibir coimas.

"No lo conocía. No lo sentí nombrar nunca. Lo designaron durante el gobierno (sic) de (Juan Manuel) Abal Medina; yo no estaba en la jefatura en ese momento". Sobre Paladino, afirmó: "A Pablo lo conozco hace muchos años, le tengo mucho cariño y una enorme confianza".

Por otro lado, y al igual que señaló Paladini más temprano, confirmó que el ex presidente de la AFA Julio Grondona negociaba los detalles del acuerdo del Fútbol para Todos con el ex secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini. "No la veo a Cristina definiendo esto. (Grondona) seguramente se ha reunido con Cristina, con Máximo no me consta. Estas cosas siempre las discutía con Zannini, venía a la Casa de Gobierno".

Por otro lado, y en diálogo con radio Del Plata, explicó la carta que ayer hizo pública: "para llegar a escribir una carta como la que escribí es porque no estoy bien. Me siento excluido de la campaña, pareciera ser que uno está estigmatizado. Si tengo una imagen negativa importante no se debe a las macanas que he hecho sino muchas veces es por poner el cuerpo para defender cosas que no me arrepiento y volvería a hacer cientos de veces".

En esta línea, el ex funcionario señaló  no tener "un lugar para decir estas cosas" y que la misiva que hizo pública ayer estuvo dirigida a la ex presidenta Cristina Kirchner. "Si no se lo puedo decir en persona, con esto di el parte de defunción de mi participación en ese sector", aseguró.

Fernández cuestionó ayer la campaña que realizó la ex mandataria en las últimas elecciones legislativas, sobre todo por la búsqueda de diferenciarse del peronismo, pero también de prescindir de dirigentes que desde su entorno califican como "piantavotos". El piquetero Luis D'Elía también había manifestado su repudio a este tipo de estrategia.

En diálogo con radio Del Plata, el ex jefe de Gabinete señaló: "Lo intenté hablar 500 veces. No puedo hablar con ella, hace un montón que no hablo, sería injusto decir que no me atiende porque tampoco yo la llamo".

En tanto, al momento de explicar una de sus frases en la que hizo referencia a los ex funcionarios detenidos ("hoy hay leales que están presos por leales y traidores que no sólo gozan de las mieles de su entrega"), agregó: "No hablo de impunidad. Cada uno deberemos dar las explicaciones que correspondan. No tengo duda de que las causas van a terminar como tienen que terminar. Que terminen y seamos sobreseídos y un aplausito para que vean cómo se administra honestamente el Estado".

 

LEA MÁS