La gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal fue la primera figura importante del gobierno que se refirió al desafuero y la detención del ex ministro de Planificación, Julio De Vido. "Esta es una señal de que ya no hay impunidad ni privilegios para nadie", aseguró.

La Cámara de Diputados aprobó hoy el desafuero del diputado nacional del Frente para la Victoria-PJ , quien después se entregó en los tribunales federales de Comodoro Py y fue trasladado al Hospital Penitenciario de Ezeiza, donde quedará detenido en las próximas horas.

"Creo que todos los argentinos sabíamos que esto iba a pasar hoy, pero una cosa es saberlo y otra cosa es verlo", precisó la mandataria. En ese sentido, aseguró que la detención de De Vido también es "una señal de que todos somos iguales ante la ley y todos tenemos que responder por lo que hagamos".

De Vido en el momento en que se entregó en Comodoro Py (Adrián Escandar)
De Vido en el momento en que se entregó en Comodoro Py (Adrián Escandar)

Durante una entrevista que brindó a Canal 13, Vidal indicó que "un país sin justicia no es un país posible" y afirmó "que está bien que la Justicia pueda actuar". "Hubo un cambio desde que la política decidió no interferir más en la Justicia", sentenció.

"Hoy los jueces saben que pueden hacer lo que tienen que hacer, lo que creen que es justo. En la provincia de Buenos Aires las pocas veces que yo he hablado con jueces lo hice para pedirle que avancemos en investigaciones contra el narcotráfico", explicó Vidal.

La gobernadora contó que nunca llamó a los magistrados "por una causa de corrupción, ni por una denuncia, ni sobre mi Gobierno, ni sobre gobiernos anteriores". "Esa es una señal muy clara de que pueden avanzar y trabajar tranquilos", aseguró.

LEA MAS