Crédito foto: Pablo Galeano, Radio Continental
Crédito foto: Pablo Galeano, Radio Continental

El Gobierno pasó a disponibilidad a todos los policías que estuvieron la noche del 21 de junio pasado cuando una persona con trastornos psiquiátricos a bordo de un Renault 19 gris ingresó a la calle Balcarce y chocó frente a las rejas de la Casa Rosada, poniendo en alerta la zona de seguridad presidencial.

Según aseguraron a Infobae, la medida de poner a disponibilidad a todos los uniformados que actuaban esa noche no terminará allí: la Casa Militar, a cargo de la seguridad de Mauricio Macri, elabora un plan para reforzar la seguridad en todo el predio del edificio situado en Balcarce 50.

"Se están analizando todas las alternativas posibles para reforzar las medidas de seguridad y de inmediato se evaluarán los pasos a seguir con las herramientas más convenientes", dijo un funcionario cercano al jefe de Estado. Se evalúan varias medidas: reforzar la cantidad de efectivos, la posibilidad de aumentar los vallados, eliminar la circulación peatonal por la calle Balcarce frente a la Casa Rosada o reforzar las rejas. Pero hasta ahora no se definió nada.

También se supo que hoy había mucho malestar en la Casa Rosada por el accionar lento y tardío que se vio por parte de la Policía Federal esa noche, que quedó reflejado en un video que difundió Infobae. Además, el juez federal Sergio Torres le pidió al general José Luis Yofre, a cargo de la Casa Militar, la repartición que se ocupa de la seguridad en la Casa Rosada, que establezca un plan a "corto, mediano y largo plazo" para mejorar y reforzar la protección de la Casa de Gobierno.

No se descarta además un nuevo replanteo del accionar de la Casa Militar, ya que en esta última oportunidad quedó en evidencia el relajamiento de las normas de seguridad que rodean a la Casa Rosada. La cercanía de la cumbre de la OMC en Buenos Aires y la realización de la cumbre de presidentes del G20 en la Argentina el año que viene obligarán también a reforzar medidas de seguridad en edificios públicos, según dijeron fuentes oficiales.

No es la primera vez que la seguridad presidencial se vio afectada. En otros momentos hubo ataques a Macri durante giras y actos que hizo por el interior del país, lo que también generó una fuerte alerta en el Gobierno.

El juez Torres hizo el pedido luego de que el 21 de junio pasado sucediera un hecho que no pasó a mayores pero que pudo haber sido gravísimo y que mostró algunas falencias de seguridad en la Casa Rosada.

A las 2:44 del miércoles 21 de junio un Renault 19 gris del año 1997 ingresó a la calle Balcarce, que pasa por el frente de la Casa Rosada y está –desde hace años– restringida al tránsito. Se detuvo frente a las rejas ubicadas delante de la entrada principal en Balcarce 50. Allí no había nadie. Chocó con el auto contra las rejas dos o tres veces hasta que venció la resistencia del metal y enfiló hacia adentro de la Casa Rosada por una especie de pasillo delimitado por vallas.

A poca velocidad chocó contra el umbral de mármol que hay que pisar para acceder a la mismísima Casa Rosada. Y ahí se detuvo. El viejo Renault 19 quedó allí, a centímetros de ingresar a la Casa de Gobierno. Infobae pudo reconstruir el hecho a partir de las imágenes registradas por las cámaras de seguridad que están instaladas en el edificio de la AFIP, en diagonal a la Casa de Gobierno.

El conductor bajó del auto. Estaba en estado de shock. Gritaba. Se le acercó un policía, quien ante la extraña situación pidió refuerzos. Mientras llegaban otros efectivos, del Renault 19 descendió en ayuda de su dueño un perro Pitbull bayo atigrado de cuatro años.