Federico Pinedo en Múnich con autoridades de la UDI y el ex diputado Julian Obiglio
Federico Pinedo en Múnich con autoridades de la UDI y el ex diputado Julian Obiglio

A tono con la nueva era global, el PRO oficializó esta semana su ingreso a la Unión Demócrata Internacional (IDU en inglés) en una reunión realizada en Múnich, donde el partido del presidente Mauricio Macri estuvo representado por el senador y titular de la asamblea partidaria Federico Pinedo, quien entregó formalmente la solicitud de ingreso, aceptada por unanimidad.

El PRO viene relacionado hace años a la organización que nuclea a los partidos de derecha y desde 2010 le ofrecieron incorporarse, respaldados más que nada por el partido que lidera Angela Merkel. El entonces jefe de Gobierno porteño Mauricio Macri construyó un sólido vínculo personal con la canciller alemana (quizás porque ambos sean ingenieros), y gracias al trabajo que la Fundación Konrad Adenauer realizó en la Argentina. Incluso Merkel recibió al candidato de Cambiemos en plena campaña electoral y vivió su triunfo en las elecciones presidenciales como propio.

Sin embargo, recién ahora el PRO tomó la decisión de oficializar su incorporación, lo que se hizo con un viaje a Múnich de Pinedo, que el 17 de enero presentó formalmente la solicitud de ingreso en la reunión del comité ejecutivo de la IDU que se realizó en esa ciudad alemana.

A través de un comunicado, la organización le brindó una cálida bienvenida al PRO "a la familia" y resaltó que se trata de un partido creado en 2005, que en 2007 ganó las elecciones en la Ciudad de Buenos Aires, de nuevo en 2011, y en 2015 formó una coalición con los "Radical Civil Union and the Civic Coalition" y ganaron las elecciones presidenciales. El ingreso fue avalado por el Partido Conservador británico, el Partido Popular español, el Partido Moderado sueco y Partido Social Cristiano (CSU) de Bavaria (liderado por Merkel), y la solicitud "fue respaldada por unanimidad de los miembros" de la Internacional Demócrata.

LEA MÁS

La IDU tiene más de 80 miembros en 60 países de todos los continentes. Tiene reglas estrictas para el ingreso y distintos niveles de cuotas anuales para la membresía, en relación a los votos obtenidos por cada partido en la última elección general. Debajo de 30.000 votos el fee es de 1.760 euros. Cambiemos sacó casi 13 millones de votos, por lo que el PRO tendrá que pagar 35.200 euros de cuota anual, cifra estipulada para los partidos que sacan entre 12 y 16 millones de votos.

La UDI fue fundada en 1983 por varios jefes de estado como Margaret Thatcher, George W. Bush, Helmut Kohl y Jacques Chirac, entre otros. El Partido Republicano de los Estados Unidos y el Partido Liberal de Australia (el primer ministro John Howard preside la organización actualmente) son otros de los partidos que integran la UDI. La sede central está en Londres.

Consultados en el PRO acerca de esta incorporación, dijeron: "Solicitamos la incorporación a dos internacionales de partidos, la Internacional Demócrata Cristiana, y la Unión Demócrata. Los democristianos alemanes integran ambas". Hasta hoy, solo fue formalizado el ingreso a UDI.