(DYN)
(DYN)

El juez federal Daniel Rafecas recibió las conclusiones del peritaje contable oficial sobre el patrimonio que consiguió el general César Santos Gerardo del Corazón de Jesús Milani: allí se establece que el militar retirado no "puede" justificar el crecimiento de sus bienes.

Desde julio del año 2013 Rafecas investiga a Milani por el delito de enriquecimiento ilícito. En el expediente hubo tres estudios sobre el patrimonio del general que fuera jefe del Ejército durante el mandato de Cristina Fernández de Kirchner.

El 26 de septiembre de 2013 Rafecas ordenó que el área contable de la Prefectura Naval Argentina realizara un informe preliminar. Las conclusiones fueron entregadas el 27 de octubre de 2014. A pedido del fiscal del caso, Jorge Di Lello, el 26 de junio de 2015 se le dio intervención a la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (PROCELAC) para que realizara otro informe. Las conclusiones de este estudio llegaron a manos de Rafecas el 11 de febrero de 2016. El 8 de abril pasado el juez ordenó el peritaje contable realizado por tres integrantes del Cuerpo de Peritos de la Justicia Nacional Especializada en casos de Corrupción y Defraudación contra la Administración Pública, que depende de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Ese peritaje llegó en las últimas horas al juzgado de Rafecas.

En la causa se investigaba especialmente el modo en que Milani había comprado una casa en 2010 en la calle O´Higgins al 3600 en el barrio de La Horqueta en San Isidro, provincia de Buenos Aires. Milani había pagado 1.500.000 pesos por la propiedad –cuyo valor de mercado era superior- en junio de 2010. Pero recién vendió su departamento de la calle Moldes en Belgrano (donde vivía antes de mudarse a su nueva casa) en noviembre de ese año. En diciembre de 2009 había conseguido 200.000 dólares (766.000 pesos al cambio de aquella época) que le había prestado a través de un "Contrato de Mutuo" Eduardo Enrique Barreiro, camarada de armas del ex Jefe del Ejército. Barreiro dio por saldada la deuda que Milani había contraído con él cuando se quedó con el departamento de la calle Moldes que había sido del general. Barreiro está detenido con prisión domiciliaria por delitos de lesa humanidad. En todos los estudios se estableció que el préstamo de Barreiro a Milani para comprar la casa era dudoso y por eso no le cerraban los números.

El peritaje contable que recibió Rafecas fue firmado por los contadores Rubén Pappacena, Oscar Fernández y Abel Britos y es contundente sobre la imposibilidad de Milani de justificar la compra de la casa de 1150 metros cuadrados en una zona cara de San Isidro.

Según pudo reconstruir Infobae a partir de fuentes judiciales, en el peritaje se concluye que:

-No aparece justificado ni el patrimonio de Milani, ni sus consumos –es decir los importes necesarios para atender sus necesidades y las de su familia. No concuerdan sus ingresos con sus compras e inversiones

-No puede justificar la compra de la casa en San Isidro

-No se tomó en cuenta el préstamo que le hizo Barreiro porque ninguno de los dos lo incluyó en sus declaraciones juradas. Para los peritos ese préstamo es falso.

-En el caso que se le hubiera dado verosimilitud al préstamo, tampoco le cerraban las cuentas a Milani.

Los peritos contadores que pusieron Milani y Barreiro tienen que presentar sus conclusiones durante la semana que viene. Recién allí el juez estará en condiciones de citar a Milani para que justifique su patrimonio. La causa judicial por el enriquecimiento ilícito del ex jefe del Ejército entra en etapa de definiciones.