BAD BUNNY
BAD BUNNY

Pocos géneros tuvieron una irrupción tan grande y tan rápida en la industria musical estos últimos años. Pero ¿qué es exactamente el trap? En primer lugar, es un estilo que está ganando cada vez más adeptos, y no es casualidad.

A-TRAP-ADOS. La historia del trap no es nueva, el término puede rastrearse hasta principios de la década del '90 en las letras de raperos procedentes del sur de Estados Unidos, con la ciudad de Atlanta a la cabeza. En este contexto el trap hacía referencia a aquellas zonas de las ciudades en las que se concentraba el narcotráfico y al acto de traficar en sí, siendo éste el ambiente del que hablaban en sus letras. Sobre esta base y con las peculiaridades estilísticas del hip hop sureño se fue construyendo el género a lo largo de los años hasta llegar a ser lo que hoy conocemos.

"Como otros tantos géneros, el trap nace de la combinación de varios factores. Uno es el sonido de la batería electrónica 808 que se puso de moda en los '90 y la otra, la necesidad de expresar un mensaje de un sector de la sociedad considerado marginal", explica Sebastián Mellino, músico, coach vocal, productor, director, compositor y fundador de la  Academia de Canto Sebastián Mellino. Y continúa: "Su nombre viene de trapiche, lugar donde se venden drogas, y se caracteriza por tener una lírica agresiva desafiante. Sus padres son el rap y el hip hop, y su padre latino es el reggaeton. En 2015 empezó su mejor momento hasta el día de hoy, que sigue en su curva ascendente". El trap tiene un repertorio de canciones ofensivas y hasta violentas, pero muy sofisticadas en algunos casos. Sus rimas son más monótonas que la del rap y sus bases más lentas. Según la deejay Puli de María: "El trap es una música difícil de bailar ya que no tiene una coherencia musical".

CAZZU
CAZZU

TRAP ARGENTO. La escena musical del trap argentino crece cada vez más. De hecho, el próximo 23 de febrero se realizará por primera vez en el país Buenos Aires Trap, en el Hipódromo de Palermo y con la participación de sus máximas figuras.

El portorriqueño de 24 años Bad Bunny (Benito Antonio Martínez Ocasio) fue quien lideró el movimiento del trap latino en América con la visión de un artista de consumo pop para estadios. "En Argentina el trap nace en las llamadas riñas de gallos o de freestyle, eventos donde dos contrincantes rapean rimas improvisadas en vivo frente a un público cada vez más numeroso", explica Sebastián Mellino.

KHEA
KHEA

Los nombres que están sonando fuerte son:

xDuki (24). Trascendió todo tipo de barreras sociales y culturales y se posicionó como el máximo exponente del trap argentino a nivel mundial. Su último single, Si te sentís sola, obtuvo millones de reproducciones en tan solo una semana.

xCazzu (25). Rompió con cualquier creencia de que por ser mujer no se podría adaptar a un estilo callejero. Nació en Jujuy, cantaba cumbia y estudiaba cine. Luego se mudó a Buenos Aires y fue apodada "la Reina del trap". Su colaboración en Loca (Khea feat Duki, Cazzu) fue la primera canción de trap argentino y se convirtió en un himno del género a nivel nacional.

xEcko (19). Comenzó su carrera en competencias de freestyle en Parque Rivadavia. Con casi 2 millones de oyentes en Spotify, su más reciente video, Keloke, supera los 8M de visualizaciones en YouTube.

DUKI
DUKI

  xKhea (18). Se destaca por haber despertado el interés de Bad Bunny cuando aún era menor de edad. Su single Loca (ft. Duki y Cazzu) supera los 300M de visitas en YouTube.

xLit Killah (18). Proviene de una familia trabajadora de la zona oeste de la provincia de Buenos Aires. Según el joven, "Desde que tengo memoria, mi papá escuchaba rock nacional, pero yo no le daba mucha bola". Se destaca por la fluidez y velocidad de sus rimas. Su más reciente sencillo, Si te vas, suma más de 28 millones de reproducciones en YouTube.

KIDD KEO
KIDD KEO

xNeo Pistéa (23). Es una de las figuras de la nueva generación y su banda #ModoDiablo realiza presentaciones en Chile y Uruguay.

Está claro que el futuro de los intérpretes no tiene techo y que los seguidores se multiplican por miles: el trap "made in Argentina" ya es un fenómeno y promete despegar hacia el exterior.

Textos VALERIA MARIÑO (vmarino@atlantida.com.ar)
fotos GENTILEZA LAURIA