GIVENCHY. En los jardines de los Archivos Nacionales de París, en el Hotel Soubise, las modelos desfilaron al son de Moon river en la versión de Audrey Hepburn.

Fue el primer desfile de Clare Waight Keller, directora creativa de la maison, tras la muerte del fundador Hubert de Givenchy, y todo fue un gran tributo al glamour del viejo Hollywood.
Fue el primer desfile de Clare Waight Keller, directora creativa de la maison, tras la muerte del fundador Hubert de Givenchy, y todo fue un gran tributo al glamour del viejo Hollywood.

Hubo capas de corte real, con capuchas, cortas o con cola. Se vieron vestidos largos de inspiración griega, líneas rectas, hombros marcados, cinturas estrechas y sastrería oversize.

El minimalismo out y arriba de la pasarela plumas, lentejuelas y alhajas sobre las prendas.
El minimalismo out y arriba de la pasarela plumas, lentejuelas y alhajas sobre las prendas.

CHANEL. Karl Lagerfeld montó en el Grand Palais un escenario 100% parisino, con puestos de vendedores, faroles y, como telón de fondo, el Instituto de Francia con la Academia francesa.

No pasó inadvertido el calzado: botines en cuero gris claro, tweed oscuro o plateado.
No pasó inadvertido el calzado: botines en cuero gris claro, tweed oscuro o plateado.

Los abrigos y los trajes de chaqueta se reinterpretaron con estratégicas aberturas en faldas y mangas a modo de capa. Aparecieron vestidos camiseros plisados y otros con majestuosos cuellos.

Las modelos desfilaron vestidas de gris, el color que tiñó la colección que el káiser presentó como “un paseo otoñal”, con el tweed, el terciopelo y el tul de protagonistas.
Las modelos desfilaron vestidas de gris, el color que tiñó la colección que el káiser presentó como “un paseo otoñal”, con el tweed, el terciopelo y el tul de protagonistas.

VALENTINO. El italiano Pierpaolo Piccioli presentó una colección llena de criaturas míticas, realizada a la medida de las diosas.

Atrás quedaron las creaciones delicadas que caían sobre el cuerpo.
Atrás quedaron las creaciones delicadas que caían sobre el cuerpo.

El nuevo Valentino apostó por el oversize y las prendas grandes de volúmenes complejos, con tonos lisos combinados con ricos estampados florales o detalles de plumas y volados.

Amplios volúmenes, profusión de capas y una apuesta total por el color, vibrante y en todas sus variantes.
Amplios volúmenes, profusión de capas y una apuesta total por el color, vibrante y en todas sus variantes.

ELIE SAAB. En el Museo de Artes Decorativas parisino el diseñador libanés presentó la colección "Of Forms and Light" inspirada en su último viaje a Barcelona.

La colección incluyó centenares de vestidos, pero lo que más llamó la atención fueron los pantalones con cola y las creaciones de encaje, con tejidos que imitan las curvas y ondas de la arquitectura de Gaudí.
La colección incluyó centenares de vestidos, pero lo que más llamó la atención fueron los pantalones con cola y las creaciones de encaje, con tejidos que imitan las curvas y ondas de la arquitectura de Gaudí.

SCHIAPARELLI. El Palais Garnier de París se tiñó de rosa para el último desfile a cargo del diseñador Bertrand Guyon.

Si para Elsa Schiaparelli las mariposas eran una fuente de inspiración, Guyon eligió los flamencos.
Si para Elsa Schiaparelli las mariposas eran una fuente de inspiración, Guyon eligió los flamencos.

Modelos con caretas de animales portaban prendas en las que abundaba el animal print. Sobresalió la sastrería con delicados estampados y diferentes compartimientos en la cintura.

Una fusión de color, juegos de texturas y contrastes.
Una fusión de color, juegos de texturas y contrastes.

Textos: Valeria Mariño (vmarino@atlantida.com.ar) Fotos: Fotonoticias/ Gentileza Chanel