Reconstruir la esperanza porque nadie se salva solo

La opinión sobre la crisis política que enfrenta el Gobierno del coordinador nacional de SOMOS/ Barrios de Pie y candidato a diputado nacional en la provincia de Buenos Aires por el Frente de Todos

Cristina Kirchner y Alberto Fernández en el cierre de campaña del Frente de Todos en Tecnópolis (Presidencia)
Cristina Kirchner y Alberto Fernández en el cierre de campaña del Frente de Todos en Tecnópolis (Presidencia)

El pueblo votó una vez más. Como lo hace ininterrumpidamente desde hace treinta años el pueblo se ha expresado en las urnas dándonos un mensaje más que claro a todos aquellos que formamos parte del gobierno sobre cual es la agenda que debemos tomar en forma prioritaria. El mandato de la elección de 2019 era terminar con la situación económica deplorable en la que nos dejó el macrismo, con una deuda impagable, una inflación galopante y una pérdida muy importante en el poder adquisitivo de todos los argentinos.

Sin embargo y sin desestimar lo efectos devastadores de la pandemia y lo heredado, la realidad es que no pudimos cumplir con esas expectativas y en las PASO los vecinos y vecinas de las barriadas populares así lo expresaron.

Es muy claro que para cambiar esta situación se requiere del compromiso y de la unidad de esta coalición de gobierno. No hay duda que todo lo que sucedió en estos días fue muy desafortunado. Estamos perdiendo tiempo valioso y generando desánimo en la militancia cuando deberíamos hacer exactamente lo contrario. Es por eso que resulta una obligación ir a hablar con los millones de vecinos y vecinas que no fueron a votar en esta elección, pero que supieron acompañarnos hace dos años.

Debemos volver a sembrar la esperanza en la sociedad argentina Este es el primer paso, imprescindible, si realmente queremos tomar nota de lo que nos pidió la gente en las urnas.

Hay que dar vuelta la página pero escuchando el mensaje de la sociedad. Y para esto es fundamental que Alberto y Cristina, los únicos indispensables en nuestra coalición de gobierno, tomen el mensaje de las urnas y pongan primero que nada las necesidades que tiene nuestra gente.

No es solo un cambio de nombres- Estamos convencidos que se puede salir adelante y que se puede recuperar la confianza de millones de argentinos y argentinas que no nos acompañaron en las elecciones primarias. Tenemos la responsabilidad de dar ese mensaje generando entusiasmo y esperanza. Y solo así saldremos adelante para cambiar la Argentina.

Una foto, todos juntos, que difícilmente pueda repetirse en el corto plazo.
Una foto, todos juntos, que difícilmente pueda repetirse en el corto plazo.

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR