¿Nuevas regulaciones en Wall Street tras el caso Gamestop?

Quizás lo primera que hay que hacer es entender mejor el riesgo basado en tecnologías de red y con gran disponibilidad de información

Un local de GameStop store en Manhattan (REUTERS/Carlo Allegri)
Un local de GameStop store en Manhattan (REUTERS/Carlo Allegri)

Hace unos de días el mundo financiero se vio sorprendido por el repentino aumento, sin demasiada justificación, de las acciones de GameStop. Lo cierto es que las finanzas de la empresa no acompañaban la tendencia alcista que se reflejaba en las pizarras de Wall Street. ¿Y entonces? La respuesta no estaba dentro de los grandes fondos de inversión tradicionales, sino en los laterales. En aquellos que juegan por fuera del sistema a través de foros donde se brindan consejos de inversión.

¿Cómo habían actuado los fondos de inversión? Ellos entendían, basados en diferentes variables, incluida la contracción económica generada por la pandemia; que varias compañías tendrían pocas chances de sobrevivir. Entre ellas GameStop. Por ello, realizaron compras en corto, que les permitían generar ganancias especulando con los precios a la baja. Este tipo de operaciones implican tomar las acciones en préstamo, de un operador, quien ya las posee en cartera, venderlas y especular a la baja del título; para luego comprar acciones de la misma firma más baratas, y devolverlas al nuevo precio generando ganancias con la diferencia.

Las reglas tendientes a mitigar el riesgo sistémico, es decir un colapso general del sistema financiero como el del 2008, son pre-revolución fintech, y ciertamente no contemplan comportamientos como el que se gestó en Reddit

Lo que Wall Street no pudo anticipar fue que, a través de las redes sociales, se pudiera generar una cantidad suficiente de información, que permitiera alinear en un mismo sentido la conducta de pequeños jugadores, al punto de llegar a influir en la formación de precios. Mucho menos, que la coordinación de estos actores se encontraba motivada por alguna forma de reproche valorativo hacia la conducta que habían desplegado los fondos.

En este caso los consejos de inversión de los pequeños inversores se canalizaron a través de la plataforma Reddit, que no es otra cosa que un conjunto de blogs donde se permiten crear subreddits (serían algo así como subtemas); allí existen foros dedicados a dar consejos en materia de finanzas. Surgió entonces un subgrupo, que tenía por objeto hacer temblar a los fondos de inversión que, basados en sus pronósticos grises sobre GameStop, habían realizado operaciones en corto.

El logo de Reedit, la red social en la que empezó todo (REUTERS/Robert Galbraith/File Photo)
El logo de Reedit, la red social en la que empezó todo (REUTERS/Robert Galbraith/File Photo)

Lo que hicieron los redditers, bajo el lema “you only live once”, fue comprar masivamente; para así evitar que el precio de la acción baje y dejar a los fondos de Wall Street en aprietos, pues, en lugar de ganar dinero deberían compensar la suba de la acción.

Lo ocurrido lleva a dos reflexiones. La primera es que la noción clásica sobre información escasa (no todos los actores poseen la misma información sobre los resultados posibles) puede ser, al menos, cuestionada. El comportamiento observado muestra que la abundancia de información que genera la tecnología es suficiente para que jugadores no sofisticados logren disciplinarse, coordinarse y en este caso reprender al “mercado”, frente a un acto que consideran inadecuado o injusto. La segunda es una pregunta: ¿qué piensan los reguladores al respecto? Desde la SEC (Securities and Exchange Commission), han manifestado que están monitoreando la situación y no descartan tomar medidas. Lo cierto es que las reglas tendientes a mitigar el riesgo sistémico, es decir un colapso general del sistema financiero como el del 2008, son pre-revolución fintech, y ciertamente no contemplan comportamientos como el que se gestó en Reddit. Debemos recordar que nos guste o no las maniobras que realizan los fondos de inversión se realizan con dinero que no es propio.

Está pendiente la pregunta sobre si los reguladores deben ver esta situación como un acto aislado, o si realmente puede poner en jaque al sistema. No necesariamente esto deba traducirse a más regulación, quizás sea necesario entender mejor el riesgo basado en tecnologías de red y con gran disponibilidad de información. Más allá de los buenos motivos que pudieron crear la gesta a favor de GameStop, no debe perderse de vista que un colapso del sistema financiero no reconoce ganadores, por lo que lo más recomendable seria “no tentar al diablo”.

Últimas Noticias