Una foto y una mujer clave en la primera fila: la industrial que simboliza la mirada de género para salir de la crisis

El 3 de junio funcionarios y empresarios se juntaron en la Quinta de Olivos. En la mesa no había ni una mujer. Después de las críticas se realizó una reunión en la Casa Rosada de Mujeres Gobernando y Mujeres Gestionando. El 9 de julio Carolina Castro, de la Unión Industrial Argentina, estuvo en la foto junto a Alberto Fernández. Un cambio productivo.

El 9 de julio, en el discurso presidencial, la industrial Carolina Castro estuvo en la primera fila de la foto.
El 9 de julio, en el discurso presidencial, la industrial Carolina Castro estuvo en la primera fila de la foto.

La noticia dice que el presidente Alberto Fernández encabezó el acto del 9 de julio rodeado de empresarios, sindicalistas y gobernadores. Pero hay una noticia delante de la noticia (y no detrás, como quería aleccionar el dicho que mandaba a las grandes mujeres a ser las figuras decorativas -y en segunda línea- de los grandes hombres) y es que en la foto, adelante, se sentó una mujer: Carolina Castro.

“Sé que mi lugar en la foto es un símbolo que intenta empezar a revertir la realidad que vivimos en la que falta mucho por hacer por la paridad”, rescata Carolina Castro en diálogo con Infobae después de estar en el acto oficial, pasar por el supermercado a buscar un pedido y hacer la comida para su familia. Una carrera de trabajos en la que no piensan quienes se sientan en el juego de las sillas del poder sin tener que poder hacer todo a la vez.

Ella sí. Con botas azules, jeans y un saco gris cruzado estuvo en la primera fila del acto del día de la Independencia. Fue la única mujer (y nunca alcanza, ni sobra, con una sola), pero sí importa que la foto es una radiografía de un país que se muestra sin ver a las mujeres en su mapa o que, al menos, entiende que sin mujeres no hay salida. Hay una historia y un click más allá de la imagen.

En el acto del 9 de julio el Presidente Alberto Fernández fue acompañado por gremialistas, empresarios, ruralistas, financieros y una representante de la UIA (Presidencia)
En el acto del 9 de julio el Presidente Alberto Fernández fue acompañado por gremialistas, empresarios, ruralistas, financieros y una representante de la UIA (Presidencia)

En el acto del día de la Independencia los 23 gobernadores y el Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires acompañaban el discurso por pantalla en un gesto de federalismo y unidad, en el contexto de aislamiento social, preventivo y obligatorio por la pandemia de coronavirus. Mientras que sentados y en vivo estuvieron Carolina Castro, empresaria autopartista e integrante del Comité Ejecutivo de la Unión Industrial Argentina; Miguel Acevedo, presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA); Héctor Daer, secretario general de la CGT; Adelmo Gabbi, titular de Bolsa de Comercio; Eduardo Eurnekian, de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios; Javier Bolzico, de la Asociación de Bancos Argentinos (ADEBA); Nestor Szczech, de la Cámara Argentina de la Construcción y Daniel Pelegrina, de la Sociedad Rural Argentina.

“La Argentina de mañana tampoco se construye en el despacho del Presidente. La construimos con toda la gente que está acá, (con) las mujeres de la industria, tenemos acá a una de las mujeres de la industria, los hombres del campo, los hombres de las finanzas”, destacó Alberto Fernández.

El subrayado no es casual. El 3 de junio, el día de Ni Una Menos, Alberto Fernández mantuvo una reunión con miembros de la producción sin ninguna mujer. En la foto oficial se vieron 16 varones, entre funcionarios, productores, sindicalistas, industriales y ruralistas, sin ninguna mujer, en la mesa oficial que buscaba respaldo para la propuesta económica para la deuda externa y la salida a la crisis económica por el COVID-19.

El 3 de junio en la reunión con sectores de la producción para respaldar la negociación de la deuda externa y la salida a la crisis solo se sentaron varones.
El 3 de junio en la reunión con sectores de la producción para respaldar la negociación de la deuda externa y la salida a la crisis solo se sentaron varones.

El propio Presidente contó que se arrepintió de esa reunión exclusivamente masculina y que quiso frenar la foto, pero ya era tarde, durante la presentación del Plan Nacional de Acción contra las violencias por motivos de género, el 4 de julio pasado, junto a las Ministra de Mujeres, Género y Diversidad, Elisabeth Gómez Alcorta; la Secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra y la historiadora Dora Barrancos.

Mujeres empresarias - Alberto Fernandez

Días atrás la historia cuenta que hicimos una reunión con la UIA y era una enorme mesa toda de hombres y muchas se enojaron y tenían razón. La verdad es que salí corriendo a decir ‘ojo con la foto que suben', pero la foto ya estaba subida. Y tenían razón. Y yo me arrepentí mucho de esa reunión, que fue muy fructífera quiero aclarar, porque nosotros hablamos mucho. Pero esa foto no mostraba lo que nosotros queremos mostrar. Esa foto mostraba a un grupo de hombres hablando del futuro nuestro. Y el futuro nuestro no es de los hombres. El futuro nuestro es de todas, todos y todes”, remarcó el Jefe de Estado.

“Y por eso cuando hablo de asumir como una conducta y un aprendizaje soy el primero que se pone en la cola de los que tienen que aprender”, asumió Alberto Fernández, el 4 de julio.

El 9 de julio festejó la Independencia con una mujer al frente. “El Presidente ha dicho que no se sintió cómodo las veces que estuvo en fotos solo con varones. Por eso me gustó que se forzara en el discurso a usar el inclusivo con la palabra ‘niñes'”, destaca Castro.

Carolina Castro estuvo el 9 de julio y rescató que el presidente reconociera que no se sentía cómodo en fotos solo con varones y que usara lenguaje inclusivo.
Carolina Castro estuvo el 9 de julio y rescató que el presidente reconociera que no se sentía cómodo en fotos solo con varones y que usara lenguaje inclusivo.

Carolina Castro es empresaria autopartista e integrante del Comité Ejecutivo de la Unión Industrial Argentina (UIA). Ella apunta: “Nos pasa a todos: cambiar requiere ponernos en un lugar de incomodidad. Y ese es el proceso que tenemos que hacer. Ese esfuerzo también tiene que traducirse en cambios concretos de políticas que se que muchas mujeres en el gobierno están intentando hacer”.

Castro tuvo una participación clave en una reunión fundamental -post 3 de junio- entre Mujeres Gobernando (un conjunto de funcionarias que integran el gobierno nacional y que reivindican políticas de género) con las Mujeres Gestionando que llevan adelante empresas (pequeñas, medianas, familiares, cooperativas o multinacionales) y que ocupan cargos directivos en compañías.

El 22 de junio el grupo de Mujeres Gobernando se reunió con un grupo de empresarias en el Salón de Mujeres Argentinas del Bicenteraio, de la Casa Rosada. El diálogo se centró en las políticas para implementar la paridad de género en las empresas, los obstáculos y los proyectos para fomentar la igualdad en el mercado laboral.

El 22 de junio se realizó una reunión, en la Casa Rosada, entre Mujeres Gobernando y Mujeres Gestionando.
El 22 de junio se realizó una reunión, en la Casa Rosada, entre Mujeres Gobernando y Mujeres Gestionando.

“Este gobierno asumió el compromiso de impulsar el desarrollo económico con perspectiva de género”, resaltó el comunicado del Ministerio de Mujeres, Género y Diversidad. También se destacó la necesidad de lograr una mayor participación de las mujeres en la toma de decisiones, generar apoyo a las dueñas de Pymes, trabajadoras independientes e impulsoras de la economía popular; reducir y redistribuir el trabajo no pago doméstico y de cuidados; promover la contratación de mujeres en el sector privado y fomentar la inclusión de trabajadoras en puestos tradicionalmente masculinizados en ciencia, tecnología, ingeniería y matemática.

En esa reunión participaron la Ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación, Elizabeth Gómez Alcorta y la Secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra. Ella había protestado por otra foto solo con varones en la Quinta de Olivos. La funcionaria escribió -por Twitter- el 4 de mayo: “Ninguna reunión de personas sindicalistas o empresarias con el gobierno está completa sin mujeres. Somos parte central del mundo empresarial, del trabajo, de la creatividad y de la búsqueda de soluciones. Somos imprescindibles para poner a la Argentina de pie #EsConTodas”. Por eso, su incidencia en la crítica y en el engranaje de una respuesta positiva es central.

La primera reunión oficial solo con sindicalistas, empresarios, ruralistas y exclusivamente de varones generó críticas. No hay salida sin mujeres.
La primera reunión oficial solo con sindicalistas, empresarios, ruralistas y exclusivamente de varones generó críticas. No hay salida sin mujeres.

En la reunión del MGG (Mujeres Gestionando y Gobernando) también participaron Cecilia Todesca, Vicejefa de Gabinete; Mercedes Marco del Pont, titular de la AFIP; Paula Español, la Secretaria de Comercio Interior; Mercedes D’Alessandro, Directora nacional de Economía, Igualdad y Género del Ministerio de Economía y la asesora presidencial Cecilia Nicolini.

Nicolini fue una de las promotoras del encuentro y resaltó: “Igual que en la política a las mujeres nunca nos ceden el poder, tenemos que conquistarlo. Y si no generamos vínculos y espacios que sean capaces de conquistar nuevos derechos para hacernos un hueco donde se toman las decisiones que afectan a la economía real es muy difícil avanzar”.

En la reunión en la Casa Rosada, de parte del sector privado, estuvieron Carolina Castro, directora de Industrias Guidi (que fue una de las encargadas de gestionar el encuentro y promover la inclusión de género en la salida de la crisis); Paula Altavilla, directora del Cono Sur de Whirpool; Laura Barnator, gerenta de General Unilever Argentina; Dolores Fernández Lobbe, gerenta general de Walmart Argentina y Cecilia Rodríguez, directora de Genrod.

La industrial Carolina Castro es un símbolo de la necesidad de pensar una salida a la crisis con perspectiva de género (Presidencia)
La industrial Carolina Castro es un símbolo de la necesidad de pensar una salida a la crisis con perspectiva de género (Presidencia)

Además participaron, de manera virtual, Mayra Boglich, gerenta general de INALPA; Silvia Bulla, presidenta de Dupont Argentina; Cecilia Castelli, directora de Todo Moda Blue Star Group; Edith Encinas, de Cooperativa La Cabaña; Agustina Fainguersch, CEO de Wolox; Silvia Gold, presidenta del Grupo Insud; Jimena Sabor; gerenta general de Síntesis Biológica e Irini Wentinck, directora de Wentinck Conductores Eléctricos.

La diversidad de estructuras empresarias es parte de la riqueza de la posibilidad del encuentro. No se trata de organizaciones similares, sino todo lo contrario: van desde una multinacional a una pequeña empresa, una cooperativa o una marca que vende por sus vidrieras a una que ofrece sus productos en góndola, en laboratorios o agricultura familiar.

Sin embargo, la riqueza forma parte de encontrar puntos en común. Nicolini resalta: “La trayectoria de las empresarias y directivas son muy dispares. Pero creo que todas comparten con las Mujeres Gobernando que no hay justicia social o sostenibilidad económica sin igualdad de género”.

Argentina es un país de grandes paradojas. Por un lado tiene sectores con una alta participación de mujeres y pionero en diversas normas. Por ejemplo, la participación política y educativa es alta, pero la incidencia de empresarias y directivas está retrasada en relación a otros avances. Nicolini subraya: “El sector productivo está muy retrasado en la concesión de derechos. Muchas sienten que es hora de salir a conquistarlos y, por eso, siempre seremos aliadas”.

SEGUÍ LEYENDO: