La autora, Mara Perez Reynoso, junto a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich
La autora, Mara Perez Reynoso, junto a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich

Me inicié en la política desde muy joven, militando -mientras estudiaba y trabajaba- en pos de lo que siempre creí eran los ideales y las personas correctas para guiar a mi país. Sin embargo, fue mucha mi sorpresa cuando fui convocada a finales del 2015 a formar parte del equipo de la ministra Patricia Bullrich, a quien admiraba y conocía de muchos años atrás. La sorpresa no era tanto por el hecho en sí, sino por el lugar que se me estaba ofreciendo, algo que habla (bien) de cómo piensa Cambiemos. ¿Una mujer trans en el Ministerio de Seguridad? Sí. ¿Por qué no?

Lo sentí como una reivincidicación para mi colectivo, porque nuestra relación con las Fuerzas de Seguridad no siempre fue lo que se dice cordial. Ahora, gracias a la política de integración impulsada por la ministra Bullrich, con una funcionaria en el Ministerio de Seguridad, cuentan con una agenda en diversidad que es trasversal a todas las áreas e instituciones policiales y de seguridad, y las personas trans se integran a las filas de la Gendarmería, la Policía Federal, la Prefectura Naval y la Policía de Seguridad Aeroportuaria. Porque hoy la Policía Federal cuenta con la primer comisario oficial en jefe trans de la historia de nuestro país. Porque hoy existen hombres trans y mujeres trans haciendo carrera policial por primera vez en nuestras instituciones.

Por eso, estoy convencida de que este es el momento ideal para dejar de lado prejuicios, arremangarnos e involucrarnos en las causas justas para trabajar juntos por ellas, Gobierno y comunidad LGTBQ. Porque la diversidad no es ni de izquierda ni de derecha, ni responde a ninguna bandera política, sino que abraza una causa humana tan noble como la nuestra, donde debiera ser natural que formemos parte de un Gobierno en el Ejecutivo o desde una banca, donde quizás en algún momento me gustaría representar a los ciudadanos, o en el ámbito privado, desde una empresa.

Hoy siento que es más duro el prejuicio por parte de algunos sectores LGTBQ hacia nuestro Gobierno que el prejuicio que aún existe en la sociedad misma hacia nosotros/as. Y creo que eso no nos permitirá avanzar ni lograr nada y, no obstante, este fue este el gobierno que con decisión puso en un lugar de decisión a una persona trans.

No hablo solo desde el PRO, hablo como Cambiemos, este frente de gobierno que no hizo campaña mostrando banderas del orgullo cínicamente para las cámaras, pero que, al momento de demostrar la verdadera integración y el genuino respeto a nuestra comunidad, lo hizo con acciones concretas: restituyendo y devolviéndole la dignidad a una oficial policial trans que fue separada de la Policía por ser trans durante un gobierno que usufructuó la propaganda LGTBQ, o convocando a una trans a formar parte de un gabinete, o creando en el ámbito de la seguridad un área de diversidad que logró cambiar el paradigma de las fuerzas en materia de respeto e integración de la diversidad.

Y podría seguir enumerando muchos aportes más desde nuestra administración en el Ministerio de Seguridad de la Nación, como el programa de sensibilización a las fuerzas en materia de diversidad; el convenio para los tratamientos de reemplazo hormonal dentro de la institución médica policial para los miembros trans de las fuerzas federales; o el reentrenamiento a los uniformados de las cuatro fuerzas en trato digno, género y diversidad, y legislación nacional e internacional en la materia; o el primer protocolo de Latinoamérica para fuerzas policiales de requisas a personas trans; la armonización de la resolución 1181/11 del ministerio conforme ley 26743, entre otras.

Entiendo muy bien el momento que se vive en el país, sé fehacientemente el esfuerzo y el compromiso que todos los días hace la gente y hacemos desde el Gobierno. Creo que es fundamental comunicar que soy parte de la visión de empoderar a nuestro sector y de integrarnos. Pero es importante también mostrar que no tenemos la visión de repartir migajas que no otorgan ni dignidad, sino herramientas que nos permitan superarnos y cambiar nuestra realidad. Sin dudas que por esto vuelvo a acompañar este proyecto político, acompañar al presidente Mauricio Macri, a la ministra Patricia Bullrich.

La autora es coordinadora del área de Diversidad del Ministerio de Seguridad de la Nación.