Las pruebas Aprender 2018 realizadas por el Ministerio de Educación Nacional arrojaron resultados alentadores en toda la provincia de Buenos Aires. Los aprendizajes en Lengua mejoraron 8,5 puntos porcentuales y disminuyó la brecha educativa. Además, las escuelas en condiciones más vulnerables, donde se han enfocado programas específicos como Red de Aprendizaje, mejoraron aún más sus resultados.

Desde el comienzo del Gobierno de María Eugenia Vidal se ha priorizado la política educativa enfocada en los aprendizajes, además de la inclusión. Se han multiplicado las capacitaciones docentes, actualizado los diseños curriculares de nivel inicial, primario y formación docente, y se han asignado mayores recursos a las escuelas que más necesitaban mejorar.

Estas políticas, sumadas al esfuerzo y el compromiso de directivos, de docentes y de toda la comunidad educativa, que empezó a tomar las pruebas Aprender como propias y como parte de la gestión de la escuela, permiten estas mejoras y consolidan un camino. Pero, además, en la provincia hemos iniciado un trabajo articulado con los municipios, actores principales en la gestión cercana a los ciudadanos.

En Buenos Aires hay municipios con más población que la mayoría de las provincias argentinas, como es el caso de La Matanza, con más de dos millones de habitantes; Lomas de Zamora, con más de un millón; Almirante Brown, con 552 mil; o Quilmes, con 580 mil residentes, cada uno con su particularidad y con marcadas diferencias entre el interior de la provincia y el Conurbano.

Desde la provincia creemos que los municipios son actores claves en la mejora del sistema educativo y por eso trabajamos muy de cerca con los 135 intendentes a través del fondo educativo coparticipado por la provincia, que este año es de 10 mil quinientos millones de pesos, interactuando con los Consejos Escolares y a través de las propias Secretarías de Educación distritales que dan apoyo a la educación no formal promoviendo becas para estudios terciarios o convenios con universidades.

Trabajando con el Gobierno nacional, analizamos los resultados de las pruebas Aprender por municipio. En el caso del Conurbano bonaerense, las mejoras en Lengua se observaron en la totalidad de las escuelas de gestión estatal que participaron de la evaluación. Los resultados ubicaron a distritos como Vicente López, Ituzaingó, Lanús, Quilmes y San Fernando, entre los que lograron mejorar significativamente su posición relativa respecto al resto de los distritos.

Pero los desempeños más elevados se registraron en el interior de la provincia. Monte Hermoso, Coronel Dorrego, Saavedra, San Cayetano, Coronel Pringles, Coronel Suárez, Tornquist, Guaminí y Coronel Rosales son los distritos con mejores resultados a nivel provincial.

La información detallada de resultados por municipio permite realizar comparaciones y análisis más precisos para poder focalizar las políticas educativas, establecer relaciones entre los resultados de aprendizaje y los niveles de vulnerabilidad de las familias y de los estudiantes, más presentes en el Conurbano que en el interior.

Los mejores resultados en el interior podrían encontrarse en una mayor continuidad pedagógica debido a la menor adhesión a los paros, la menor cantidad de alumnos por docente y más bajos niveles de pobreza y conflictividad en comparación con el Conurbano.

Las pruebas Aprender son una muestra de la importancia de contar con diagnósticos claros para la planificación de la enseñanza en cada institución, en cada lugar de la provincia, enfocando las iniciativas en la inclusión y fundamentalmente en el aprendizaje de los estudiantes. La mayor utilización de Aprender por parte de las escuelas y los municipios consolidan este camino de trabajo en conjunto, acordando que la educación es una política de Estado, que todos tenemos que priorizar sin importa el espacio política que se represente.

El autor es director General de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires.