(AFP)
(AFP)

Las elecciones dispuestas por Nicolás Maduro no son más que un intento de legitimar un gobierno que no respeta los derechos humanos. No están dadas las condiciones de transparencia y justicia necesarias para celebrar un acto electoral. La negativa a la observación de organismos internacionales es una de las muchas evidencias de la voluntad de forzar los resultados.

Los diputados nacionales de Cambiemos hemos brindado apoyo al pueblo venezolano mediante los canales de la diplomacia parlamentaria. Se creó una mesa de trabajo que lleva el monitoreo permanente de la situación política y humanitaria. Esto nos permite dar visibilidad internacional a la grave situación que viene aconteciendo hace ya muchos años. El presidente Mauricio Macri manifestó en numerosas oportunidades la necesidad de condenar la violencia institucional del Gobierno de Maduro. Venezuela atraviesa una crisis humanitaria y las Américas deben dar respuestas a su pueblo.

Hemos acompañado a los venezolanos que residen en nuestro país cuando la Asamblea Nacional de Venezuela organizó una consulta popular con el objetivo de que el pueblo decida el rumbo para la reconstrucción democrática del país. Muchos venezolanos pudieron ejercer su voto en Argentina, y los apoyamos en su voluntad de organizarse. Asimismo, solicitamos en ese momento, por medio de una declaración, que se respetaran los resultados. No lo conseguimos.

La buena práctica parlamentaria nos permite trabajar activamente en el seguimiento de los acontecimientos para conocer en detalle cada situación. Hemos denunciado las más de cien muertes ocurridas en 2017 en la represión de las protestas sociales, como así también las detenciones ilegales que ocurren con siniestra frecuencia. También amplificamos el repudio a la destitución ilegal de la fiscal general por parte del Tribunal Supremo de Justicia, aprobada por la ilegítima Asamblea Nacional Constituyente. Cada vez que sea necesario se realizará una acción de denuncia y de repudio internacional que apoye la lucha democrática de los venezolanos dentro y fuera de su país.

Para ser efectivos es fundamental la cooperación con los organismos internacionales, porque son los encargados de coordinar respuestas multilaterales. Debemos trabajar siempre en el marco del derecho internacional y el respeto de la soberanía, por más que nos hierva la sangre al ver las injusticias que se multiplican. En esta línea, hemos exhortado al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para que disponga el estado de emergencia humanitaria y envíe una misión para la protección integral de las personas. Posteriormente, la presidencia de la Cámara de Diputados de la Nación participó, en Lima, de una reunión de los presidentes de los parlamentos de la región. Allí, a través de una declaración conjunta, se condenó la ruptura de orden democrático y la usurpación de las funciones de la Asamblea Nacional de Venezuela.

Venezuela vivirá otro acontecimiento de fraude y estafa insitucional este 20 de mayo. Una vez más, repudiamos estas farsas electorales que ya no engañan a nadie. Acompañamos a cada venezolano que reside en la Argentina. Lo hacemos en cada situación injusta que se desata en su país y en cada iniciativa que emprenden en el nuestro. Nada parece suficiente para acabar con el autoritarismo de Maduro.

Más de 30 mil venezolanos están presentes en nuestras vidas hoy. Trabajan, estudian, conviven con nosotros, nos cuentan sus historias, aprendemos de ellos. Hacen aquí lo que no pueden hacer en su país, vivir en paz. Los venezolanos nos abrazaron y nos abrieron sus puertas durante la época más oscura que sufrimos, la última dictadura. Hoy nos toca devolverles esa solidaridad con apoyo y compromiso de denunciar, repudiar y utilizar todos los canales democráticos nacionales e internacionales para que puedan recuperar su patria.

La autora es diputada nacional de UCR en Cambiemos. Miembro de la Comisión de Relaciones Exteriores y Culto de la Cámara de Diputados de la Nación.