Gastón Granados: artífice y motor detrás del ascenso de Tristán Suárez

El vínculo entre el actual Jefe de Gabinete de Ezeiza y la institución data desde hace muchos años.

La historia la escriben los valientes; los que se atreven, los que lo vuelven a intentar, los que pierden y siguen buscando la gloria. Gastón Granados y su querido Tristán Suarez lograron firmar de puño y letra el ansiado ascenso a la Primera Nacional.

Se trata de uno de esos casos donde las acciones y los resultados están a la vista, con poco por agregar pero mucho por contar.

El vínculo entre el actual Jefe de Gabinete de Ezeiza y la institución data desde hace muchos años. En su juventud, Gastón tuvo un paso por las inferiores y tras dejar el futbol profesional, asumió la presidencia de la institución en el 2002, cargo que ocupo hasta 2016.

Desde ahí impulsó un crecimiento sustancial en materia de infraestructura, y logró hacer de Tristán Suarez un club ordenado y competitivo en distintos torneos.

Luego de ese lapso, siguió vinculado a la vida de la entidad, impulsando mejoras y obras, como en el moderno predio de Villa Fracchia, donde el plantel concentra antes de los partidos. También la concreción de otro hito, como la iluminación artificial de la cancha. Así como una política social activa con múltiples disciplinas que son dictadas en forma gratuita y que permiten la inclusión social de más de 2000 chicos y chicas. Además, actualmente, integra el plantel de futbol senior del club.

Pero faltaba el logro deportivo, ese que durante cuatro ocasiones anteriores se había negado, y en ese hecho hoy consumado, “Gato” -como lo conocen en Suárez- fue gran artífice.

Hace dos años cuando los resultados no acompañaban y la dirigencia empezó a cuestionar a Anibal Biggeri, fue el propio Gastón quien salió en defensa del técnico, lo banco, apoyó, y acompañó a los jugadores. Luego se empezó a jugar el campeonato nuevo, llegó la pandemia, y el club fue trabajando al ritmo de la cuarentena.

Después lo que todos conocen. A jugar un reducido muy difícil con un favorito como Almirante Brown, quien se quedó con el primer ascenso. Se jugaron los cuartos de final, cancha de Temperley contra Argentinos de Quilmes, una definición por penales tremenda, se patearon 13 disparos. Tras la clasificación, las semifinales en la cancha de Ferro con Comunicaciones, donde el equipo demostró que estaba para grandes cosas.

Sin embargo, al día siguiente el plantel se vio afectado notablemente por el covid-19; fueron ocho positivos, se perdieron cuatro jugadores importantes y se debió armar el equipo sin el entrenador, pensando en que podían ser más los casos de covid.

Hubo un momento realmente difícil en la previa de una gran final. Ahí, entre posiciones encontradas, la voz de Gastón Granados primó sobre otras. La decisión ante el pedido del entrenador y los jugadores de intentar postergar el partido hasta que todos se recuperen no prosperó. “Toda mi vida fui de una sola palabra y dije que los partidos se tenían que definir en el campo de juego y que el partido se iba a jugar igual más allá de los jugadores que tengamos en condiciones o no, y así fue”, explicó quien asumió el cargo de Intendente del Municipio de Ezeiza de forma interina durante la etapa más compleja de la pandemia en 2019.

Se hizo un hisopado general a todos y llegamos a la final con la ilusión intacta, sin nuestro entrenador pero con la confianza de que teníamos todo para sacar el partido adelante, que el camino había sido largo y arduo pero teníamos fe en el grupo, en la unión, en el conjunto entre todos porque sabemos que todos juntos éramos invencibles. Y así fue, logramos ganar y después de 25 años ascendimos”, destacó Granados, quien además valoró el hecho que el Lechero cuenta con una particularidad más, junto a Boca Juniors, son los únicos dos equipos de fútbol argentino que nunca han descendido.

Ahora llegan los días de disfrutar de este logro. Luego encarar la preparción para jugar por primera vez en la B Nacional y como señaló Gastón: “De la mano de Anibal Biggeri vamos a encarar la pretemporada y el torneo de la mejor manera. No tenemos ninguna duda de que vamos a estar a la altura de la circunstancia y vamos a seguir haciendo historia en el fútbol Argentino. Ezeiza va a pasar los muros de la provincia de Buenos Aires, para empezar a recorrer la República Argentina”.