Los beneficios de comer pescado con regularidad

Los nutricionistas indican que se debe comer pescado al menos tres veces por semana. Esto se debe a que es uno de los alimentos de origen animal más nutritivo

(Shutterstock)
(Shutterstock)

El pescado tiene pocas calorías y es una buena fuente de proteínas de alto valor biológico. Además, aporta vitaminas y minerales varios. Los nutricionistas indican que, en una dieta equilibrada se debe comer pescado regularmente, por lo menos tres veces por semana. Esto se debe a que es uno de los alimentos de origen animal más nutritivo.

Propiedades del pescado

Comer pescado regularmente previene enfermedades. Sin dudas, el pescado es un completo multivitamínico, sobre todo del complejo B (B1, B2, B3 y B12), D, A y E. Estas dos últimas tienen una acción antioxidante y protegen de ciertas enfermedades degenerativas o cardiovasculares.

La vitamina D, por su parte, favorece la absorción de calcio y fosfato en el intestino y en los riñones. Su contenido en grasa es una de las características más sobresalientes, previniendo así, enfermedades al corazón y a las arterias. Su consistencia, color, sabor, conservación y digestibilidad son rasgos que destacan de este alimento. También posee menos colágeno que la carne. Por lo tanto, podría estar aconsejado en ciertos problemas tales como úlceras, gastritis, reflujo o dispepsia; siempre y cuando sea blanco y en la preparación no se añaden demasiados aceites, salsas o condimentos.

Comer pescado regularmente es una buena opción para aquellos que están haciendo dieta para perder peso. El contenido calórico del pescado es bastante bajo, no más de 100 calorías en cada 100 gramos en los magros y hasta 200 calorías para los azules.

Tanto los pescados como los mariscos tienen un 20% de proteínas en su composición, aproximadamente. También se recomienda en etapas como el embarazo, siempre acompañando con vegetales, legumbres y frutas.

Las proteínas del pescado son de alto valor biológico ya que contienen aminoácidos esenciales para la vida, algunas imprescindibles para el crecimiento de los niños, y para la formación de la sangre.

(Shutterstock)
(Shutterstock)

Minerales

Comer pescado regularmente aporta una gran cantidad de calcio, entre otros minerales, tales como: yodo, zinc, flúor y magnesio. Las anchoas y las sardinas son pescados especialmente ricos en calcio. Una lata de sardinas aporta la misma cantidad de calcio que una taza de leche. Las anchoas, los mariscos, las almejas y los berberechos son los más recomendados para subir los niveles de dicho mineral.

Yodo

Tanto el pescado azul como los mariscos son excelentes fuentes de yodo; algo que resulta muy beneficioso para las personas que padecen bocio o problemas de tiroides. También es bueno para las embarazadas. Los pescados más ricos en yodo son: mariscos, bacalao, mejillones, camarones, almejas.

Grasas saludables

El pescado es un alimento rico en grasas saludables, ya que contiene ácidos grasos poliinsaturados omega 3, el cual ayuda a reducir la presión arterial, mejorar la salud cardiovascular, evitar la obstrucción de los vasos sanguíneos, cuidar la salud del sistema nervioso. Además es excelente para mejorar las funciones cerebrales y evitar problemas como el alzhéimer y la arteriosclerosis. Incluso, el consumo de omega 3 se asocia con una disminución de la depresión y ansiedad Los pescados que mayor cantidad de omega 3 tienen son el pez espada, el arenque, la sardina y la caballa.


MAS NOTICIAS

Te Recomendamos