Perspectiva forzadas, malos ángulos o simplemente suerte. A veces nos encontramos que las fotos que sacamos se ven mucho más diferentes de lo que esperábamos. Estas son las 16 fotos que tenes que ver dos veces antes para ver qué sucede.