En la Argentina ocurre algo muy particular. Cuando se compra un bien que costó un monto alto de dinero como puede ser un auto, una casa o ¿por qué no? también un celular, las personas suelen recurrir a los seguros en caso de que suceda algún inconveniente que dañe estos bienes.

Pero a la hora de hablar de los seguros de vida y retiro, la idea de contratar estas pólizas no está muy instalada en el común de las personas. Las razones son varias: desde la creencia de que los costos por mes son altos, el pensar que nunca nos ocurrirá nada o, simplemente, por ignorancia en este tipo de temas.

Si uno empieza a hilar fino, los seguros de retiro son una herramienta que asiste a las personas que tienen intenciones de ahorrar y planificar cómo alcanzar los fondos necesarios para cualquier meta o proyecto: ya sea comprar una casa, un auto o hacer un viaje que siempre se tuvo en mente.

Uno de sus principales beneficios es la deducción del impuesto a las ganancias, además de su alta rentabilidad y bajos gastos de gestión

El target está compuesto por jóvenes-adultos que trabajan y realizan actividades de placer, como por ejemplo viajar. Pero al mismo tiempo, buscan generar importantes ahorros pensados para el futuro, los cuales no sólo están destinados a la etapa del retiro laboral, sino también a distintos tipos de inversiones en el marco de proyectos personales, familiares, profesionales.

“Decidimos darle más difusión a nuestros productos de retiro porque hoy advertimos una necesidad de nuestros clientes”, asegura Pablo Ercole, gerente de Personas de La Segunda Seguros, quien luego agregó que el público joven se empezó a interesar por los seguros de retiro: “Ellos planifican el futuro sin dejar de vivir el presente”. Es por eso que lanzaron su nuevo slogan “Transformá lo que tenés en lo que querés”.

¿Lo fundamental? Desde la aseguradora aconsejan hacerlo con tiempo. Los aportes se pueden hacer ya sea mensualmente, semestralmente o anualmente: “Pueden ser aportes mínimos que se terminan naturalizando en la economía personal”.

Datos relevantes

Desde el 2018, los seguros de retiro pueden deducirse del Impuesto a las Ganancias, lo cual es otro factor importante para este mercado de ahorristas e inversores. Estos seguros, que garantizan rentabilidad y capitalización, permiten generar un ingreso previsible y a medida, debido a que los aportes se realizan de acuerdo a la capacidad de ahorro de cada cliente.

Se puede contratar tanto en pesos como en dólares y el tipo de retiro del ahorro que se genera puede ser total o parcial, dependiendo de las condiciones. “Los Seguros de Retiro no escapan a ese fin social. Estas coberturas buscan el bienestar y seguridad de la comunidad, yendo de lo individual a lo social”, finaliza Pablo Ercole.