Gabriela Arias Uriburu y la lucha para recuperar a sus hijos: “Si uno pide que no le pase nada, se está retirando de la vida”

La embajadora de la paz participó de la “Experiencia Leamos”, y habló sobre su largo proceso de pérdidas, luchas y reencuentros.

Gabriela Arias Uriburu - Experiencia Leamos

Gabriela Arias Uriburu se casó en 1991 con un ciudadano jordano. En 1997, mientras el matrimonio tramitaba el divorcio, el ex marido se llevó ilegalmente a sus hijos, aún pequeños, a Jordania. Gracias a su permanente lucha y diferentes gestiones de Estado, Gabriela pudo reencontrarse con sus hijos un año más tarde, pero el lapso fue breve.

Allí comenzó un proceso de autoconocimiento y transformación. Los chicos fueron criados en Jordania y Gabriela hizo todo para recuperarlos. Se replanteó su vida entera, y en el trayecto, también comenzó a ayudar a niños y niñas que pasan por estas trágicas circunstancias, aún sin solución.

Hoy tiene una relación fluida con sus hijos, aunque ellos viven en el exterior. Recibió el reconocimiento del Senado de la Nación como figura primordial por los Derechos Humanos y fue nombrada “Embajadora de Paz” por la organización Mil Milenios de Paz. Actualmente produce y coordina talleres de “Encuentro y sanación”. Es autora de numerosos libros, entre ellos ¡Ayuda! Quiero a mis hijos, Al Encuentro del Corazón y Vínculos.

En un nuevo encuentro de Experiencia Leamos, el ciclo que la plataforma Leamos.com organiza como beneficio exclusivo para sus suscriptores, Magda Tagtachian conversó con ella sobre sus luchas y batallas ganadas.

Gabriela Arias Uriburu (Martín Rosenzveig)
Gabriela Arias Uriburu (Martín Rosenzveig)

--Has hecho y vivido mucho, como si de una ola se tratara...

--Así ha sido mi vida. Y así lo sigue siendo. La vida me tiró de lleno a una tarea inmensa que nunca imaginé, que fue atravesar una tragedia familiar. Y esta tragedia puede ser comprendida según el lugar del mundo en el que estés o según el paradigma en el que te encuentres. Podés ver la historia desde un lado occidental o oriental, lo cual es muy interesante. Y como digo siempre, las historias son, a la vez, grandes “llamadores” que nos invitan a recorrer nuevos caminos. Y el camino que yo transité y que decidí crear, fue el que también me llevó a nuevas comprensiones. A no quedarme sólo en el relato de la madre; me animé a ir más allá. La experiencia fue tan vasta, y tan intensa, que decidí empezar a compartir.

--¿Cómo es esa tarea?

--Es ir relatando lo que voy viviendo y descubriendo, dejando el mensaje e inspiración de que vos también podés hacer posible todo en esta vida. Que está en cada uno de nosotros el poder sentirnos bien. Porque venimos de un paradigma donde la resolución de cualquier conflicto está en las manos de otro. Y la pandemia nos demostró que también está en nuestras manos. Por eso creo que las neurociencias y afines son métodos muy importantes para este momento que nos toca atravesar, porque tenemos que ver qué hacemos con lo que nos pasa, con lo que pensamos, sentimos… Todo ese cúmulo de energía tiene una autoría dentro nuestro.

Gabriela Arias Uriburu
Gabriela Arias Uriburu

--Vos hiciste un camino de transformación, y hoy, tus hijos siguen viviendo en el exterior. Me parece muy sabia la forma en que reflexionàs, porque uno podrìa vivir lamentando lo que no fue, pero vos elegis verlo de otra forma… ¿Qué pasa cuando uno no está lo suficientemente despierto como para no reconocer las señales?

--En la vida y el universo, todo lo que sucede es perfecto. Nosotros tenemos un ego que mirar, por eso siempre digo que en vez de mirar tanto hacia afuera, hay que girar el espejo y mirarnos a nosotros mismos ¡Que es lo que hizo el confinamiento! Nos tuvimos que hacer responsables de todo lo que nos pasaba internamente. En mi caso en particular, en mi historia, hubo un momento en que estaba muy cansada, me preguntaba cuanto más me quedaba por transitar. Y despuès me di cuenta que si la vida tenìa algo que mostrarme me lo iba a mostrar. Porque cuando uno pide que no le pase màs nada nada, lo que està haciendo es retirarse de la vida. Porque estar en la vida es que las cosas pasen. Entonces, hay que salir de esa idea de vivir que no es la real. Y las cosas que nos mueven, son llamadores brutales que hacen que despertemos. Nos hacen conscientes de nuestro aspecto màs divino. Porque cuando los profetas hablaban de que todos podemos hacer “milagros”, tenían razón, porque todos los días podemos destruir o construir si tomamos la fuerza que nos habita.

Leamos es una nueva manera de vivir los libros y la lectura. Una comunidad que vive el placer de leer, que disfruta vivir historias, compartirlas, conversar y debatir. Cada semana en Experiencia Leamos hay nuevas conversaciones con escritores, músicos, políticos, actores, filósofos, psicólogos. También podés participar de los talleres de lectura y un club de lectores exclusivos para suscriptores. Informate y comenzá ya mismo a disfrutar de todas las actividades.

LEER MÁS

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS