“Los bárbaros” y la estatua de la Libertad sin cabeza
“Los bárbaros” y la estatua de la Libertad sin cabeza

Bárbaro: salvaje. Como estos cuentos publicados por 43 autores de 8 países diferentes. Cuentos y autores que no han sido domesticados. Viven en libertad. Son bestias a las que se les ha permitido conservar su esencia.

No hay ideal moral donde guarecerse de la tormenta de la vida: siempre puede ser peor. Esperar que triunfe el bien será en vano. El lado oscuro de la Gran Manzana, la ciudad donde se cumplen los sueños pero sobre todo las pesadillas. Ese fue precisamente el disparador convocante: escribir una historia negra relacionada de algún modo con Nueva York. Una manzana que invita a morderla pero –a veces- envenena.

Los personajes de estos relatos son freaks (monstruos, fenómenos naturales, malditos, descastados, inadaptados). Son "oscuros detectives privados" que exponen su pellejo para salvar a mujeres que no los quieren (como en "La sombra de Anubis", de Pablo Martínez Burkett) o investigadores privados en la Nueva York de la Depresión que ejercen "una forma original de desempleo" (como en "La memoria del hambre", de Horacio Convertini). Son comisarios desencantados pero sagaces, que desentrañan crímenes antes de que intervenga la policía científica, con acusados que pretenden acogerse, en España, a la Quinta Enmienda (Alexis Ravelo, "La evitable muerte de Chano el rata").

Villanos y antihéroes para los que "matar puede ser un alivio" toman los papeles centrales, "son perros rabiosos que prefieren que los sacrifiquen antes de seguir sufriendo"(Guillermo Orsi, "Casas más, casas menos"). La melancolía, la desilusión, el pesimismo, la desesperación y la maldad son moneda corriente.

La escritora Tatiana Goransky es la editoria de este volumen de cuentos (Ana Portnoy)
La escritora Tatiana Goransky es la editoria de este volumen de cuentos (Ana Portnoy)

¿Cuál es tu peor pesadilla? ¿Que una catástrofe (natural o humana) ponga en peligro a alguien que amás y no puedas salvarlo? ¿Caer en manos un delincuente sin código al que no le importe quitarte la vida? ¿Pensaste alguna vez que la envidia puede matar? (María Inés Krimer, "La gran vida") ¿Que un viaje en un taxi al que te subís como turista pueda ser tu último viaje? (Ricardo Romero, "Cabman") ¿Que un idiota inofensivo pueda volverse peligroso? (Raul Argemí, "El Johnny") ¿Que una pena de amor puede confinarte a la cama y hacerte sentir que el mundo es malo y la gente abusada, miserable, desnutrida? (Tatiana Goransky, "Cama") ¿Qué un personaje al que le escribís una historia donde sufre vuelva para vengarse? (Eduardo Goldman, "Crimen por Encargo").

Con Los bárbaros confirmamos que también la historieta puede ser perfectamente noir si las dibujan Bernardo Fernández, BEF ("Noir") e Iñaki Echeverría ("Viernes 7 AM").

No falta un suicida en un puente con final inesperado (Mariano Quirós, "Hasta el puente"); y el marplatense Sebastián Chilano nos cuenta esas "casualidades dramáticas" como la de un ruso hijo de un héroe de guerra que termina siendo chofer la mafia rusa en NY ("Lucy").

Cada uno de estos cuentos –nombrados o no- valen la pena. Atreverse a transitar la realidad con ellos en el bolsillo sin vendas en los ojos. En palabras de Tatiana Goransky, la editora de este volumen, hay de todo como en botica, pasen y vean. ¡Vive le noir!

__

Los Bárbaros se presenta el viernes 2 de noviembre a las 19 en Eterna Cadencia (Honduras 5582, CABA).

LEER MÁS:

>>> Descubrí los libros del momento en GrandesLibros.com