Las escritoras del género romántico brillaron en una jornada de emoción y alegría
Las escritoras del género romántico brillaron en una jornada de emoción y alegría

A las siete y media de la mañana, tres horas antes de que comenzara el Festival "Historias que enamoran", ya había gente en la entrada del Centro Cultural Borges, tratando de quedarse con las mejores ubicaciones. Es que el público de la novela romántica es así: entusiasta, aguerrido, con un amor desbocado y desbordado.

El festival organizado por la editorial Penguin convocó a grandes figuras del género en Argentina: Florencia Bonelli, Gloria Casañas, Graciela Ramos, Fernanda Pérez, Gabriela Margall, Mirta Pérez Rey, Andrea Milano, María Border, Mariana Guarinoni, Camucha Escobar, Anabella Franco y Carolina Macedo.

Si leyó la lista in extenso, habrá notado que son todas mujeres: el género romántico es escrito y leído, en su gran mayoría, por mujeres. Un dato que lo confirma: en el auditorio colmado había sólo tres varones. Por eso fue un rasgo singular que el encargado de oficiar como maestro de ceremonias haya sido Patricio Zunini: "Es la primera vez que un hombre coordina nuestros encuentros", destacó Casañas.

Gloria V. Casañas junto a Patricio Zunini
Gloria V. Casañas junto a Patricio Zunini

Con una hermosa ambientación —un living de sillones blancos, flores, cuadros, velas, y los libros como protagonistas— el escenario del C.C. Borges se vistió de calidez e intimidad para recibir a las escritoras con un jugoso programa de actividades, que comenzó a las diez y media de la mañana, justamente, con la entrevista de Zunini a Casañas, y siguió hasta caída la tarde, con el diálogo que Florencia Bonelli mantuvo con su editora, Julieta Obedman.

Las cordobesas Graciela Ramos (La boca roja del Riachuelo) y Fernanda Pérez (Los paraísos perdidos) presentaron un workshop de escritura. Llegaron con suspenso, ya que la neblina de la mañana había encendido una señal de alarma ante un probable retraso o desvío del vuelo. Pero llegaron a tiempo y, si hubo ansiedad, no se notó. En el encuentro dieron algunas claves para encarar una historia, y cerraron leyendo pasajes eróticos muy jugados de sus libros. "Me da vergüenza leerlo en voz alta", confesó entre risas Ramos, cuando leía la escena en que la protagonista entraba al prostíbulo. "¡Pero no te dio vergüenza escribirlo!", le contestó alguien del público, que provocó más risas.

El público, casi en su totalidad, estuvo compuesto por mujeres
El público, casi en su totalidad, estuvo compuesto por mujeres

Antes, Casañas había hablado del proceso de investigación que realiza para escribir. A veces, dijo, trabaja más de un año en reunir la información del período en el que se va a enmarcar la historia, pero luego, una vez que lo obtuvo, como lo suyo es la novela y no el ensayo, trata de "olvidarse" y dejar que la mano avance. ¿Por qué la obsesión con el siglo XIX? "El siglo XIX me inspira mucho porque es el pasado, pero es también un salto a la modernidad".

En consonancia con la autora de La salvaje de Boston y La mirada del puma, Gabriela Margall (El secreto de Jane Austen, Huellas en el desierto) confesó que el momento que le da más placer es la etapa de la investigación. Escritora y licenciada en Historia, se le escapó que era "escritoria": un fallido hermoso que la pinta de cuerpo entero. Margall habló con Silvia Itkin de sus estrategias de narración y dijo que cuando escribe una novela de época está obligada a sacar a sus personajes a la calle: no tendría sentido hacer que la acción transcurriera en una habitación cerrada. Antes de terminar, contó que el mes próximo saldrá el tercer y último volumen de La historia contada por mujeres, un ensayo monumental que escribió en colaboración con Gilda Manso.

Llama la atención que en las más de ocho horas que duró la jornada, y con más de 350 mujeres en la sala, en ningún momento haya salido, ni explícita ni implícitamente, el debate sobre la interrupción voluntaria del embarazo en paneles. Ni escritoras ni público lo trajeron al festival.

Mientras en una pantalla se pasaban los mensajes en redes sociales con el hashtag #festivalhqe, las escritoras Mirta Pérez Rey, Andrea Milano, María Border, Mariana Guarinoni, Camucha Escobar, Anabella Franco y Carolina Macedo se prestaban a un juego para conocer sus secretos. "¿Alguna vez te enamoraste del protagonista de tu novela?", "¿Alguna vez te ratoneaste con el protagonista?", "¿Buscás en el subte, en el colectivo, en el bar si alguien está leyendo tu novela?" Cada una tenía dos opciones para responder: "Yo sí", "Yo nunca".

Así, Mariana Guarinoni contó que suele vengarse de ciertas personas que le caen mal usando sus nombres en los personajes que terminan mal. O que Mirta Pérez Rey lloró con su nuevo libro. O que María Border odia la novela que escribió por "presión" de sus seguidoras.

Florencia Bonelli anticipó su nuevo libro
Florencia Bonelli anticipó su nuevo libro

Antes del final hubo un momento para que escritoras y lectoras se encontraran cara a cara. Y, luego sí, el plato fuerte: Florencia Bonelli. La autora de Lo que dicen tus ojos, la saga Caballo de Fuego y la serie Nacidas, subió al escenario con la música de Gloria Gaynor. Durante casi una hora habló con Julieta Obedman de la manera en que construye sus historias, la relación fuerte que mantiene con sus lectoras, el compromiso con el género narrativo, la pasión por las astrología.

"No sé qué bien pasa por la cabeza de los hombres, no sé qué sienten", dijo, "mi esposo nunca leyó mis novelas; yo se las leo y no sé si le parecen divertidas o aburridas". ¿La única reiteración en sus novelas es el amor? "Es lo que me mueve a escribir. Hay gente que me cuenta sus cosas íntimas y yo valoro muchísimo. Hay historias de amor en la vida real que son realmente increíbles, las mías en la ficción perfectamente pueden suceder."

La emoción que provoca en sus lectoras es increíble. Cuando abrieron preguntas al público, la primera en hablar fue una mujer que se largó a llorar. "Qué no se te ocurra nunca dejarnos de hacer vibrar con tu magia", le dijo, mientras el auditorio estallaba en aplausos.

Y un nuevo aplauso, pero mucho más contundente, se dio cuando Bonelli anticipó una nueva novela protagonizada por "La Diana". La protagonista de Caballo de Fuego reaparecerá en muy pocas semanas: el 1 de septiembre. Ese día, Bonelli firmará ejemplares —se guardó el título del nuevo libro— en El Ateneo Grand Splendid.

LEER MÁS:

>>> Registrate en Grandes Libros y participá en la red social de lectores más grande de América Latina.