Las autoridades de la Fundación El Libro junto a los representantes de Montevideo (ciudad saliente) y Barccelona, invitada a la Feria de 2019
Las autoridades de la Fundación El Libro junto a los representantes de Montevideo (ciudad saliente) y Barccelona, invitada a la Feria de 2019

Desde el 2013, la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires incorporó la figura de la "ciudad invitada de honor". Desde entonces han sido convocadas: Ámsterdam (2013), San Pablo (2014), México DF (2015), Santiago de Compostela (2016), Los Ángeles (2017) y, este año, Montevideo. Cada una le dio una impronta particular a la Feria, al traer a autores, músicos, artistas plásticos, cineastas, etc.

El origen de una ciudad invitada tiene varias aristas: "Nos interesaba traer lo 'internacional' a la Feria", decía Gabriela Adamo, quien impulsó esta propuesta cuando fue directora de la Feria del Libro. "Para entonces, la idea de país invitado ya estaba muy agotada. Con las ciudades íbamos a tener más chances de lograr nuevos interlocutores . Creo que funcionó, porque cada ciudad sabe ocupar muy bien su lugar. Y además permite estrechar lazos que tienen que ver en sí con la industria: contactos entre editores, intercambios y nuevas oportunidades."

Cada año, hacia el final de la Feria, se realiza la presentación oficial de la ciudad que tomará el lugar de honor en la siguiente edición. Ayer se confirmó que en 2019 la ciudad invitada será Barcelona.

La escritora uruguaya Mercedes Estramil delante del stand de Montevideo, ciudad invitada de la edición actual de la Feria del Libro (Foto: Martín Rosenzveig)
La escritora uruguaya Mercedes Estramil delante del stand de Montevideo, ciudad invitada de la edición actual de la Feria del Libro (Foto: Martín Rosenzveig)

Ciutat convidada

En dialogo con Grandes Libros, Joan Subiratz, comisionado de cultura del ayuntamiento de Barcelona, dejó algunas apreciaciones:

-¿Cómo fue la recepción de la invitación de la Fundación el Libro?

-Fue recibida con mucho entusiasmo, ya que Barcelona se siente una ciudad muy vinculada a la literatura. Tiene capitalidad literaria desde hace años en lengua catalana y también en lengua española. Muchas de las grandes editoriales en lengua española que están presentes en la Feria del Libro tienen sede en Barcelona y, por lo tanto, para nosotros no solo era un orgullo sino también una oportunidad.

-Tuvieron oportunidad de recorrer la Feria, ¿qué les pareció?

-Esta mañana hemos estado viendo el conjunto. Nos ha parecido una mezcla preciosa de historia, porque el predio de la Rural tiene características muy bonitas y luego, por otro lado, la feria está muy bien organizada, las calles son anchas, los stands con sus diversos apartados están muy bien organizados. Nos ha parecido como una gran fiesta del libro y cultural.

-Barcelona y su producción literaria presentan un desafío en cuanto a quiénes incluir en el programa.

-Aún no lo tenemos muy claro pero lo que pienso es que no podemos defraudar al público de Buenos Aires en el sentido de no traer aquí a los clásicos, por un lado, porque nadie nos lo perdonaría seguramente. Pero al mismo tiempo queremos aprovechar la oportunidad para poner en el escaparate a todos aquellos jóvenes autores que están apareciendo tanto en lengua catalana como en lengua castellana y por lo tanto yo creo que esa es una gran oportunidad.

Saint Jordi

El 21 de abril, Catalunia celebra a su patrono, San Jorge, con una tradición bellísima en la que las personas intercambian rosas rojas, símbolo de San Jorge, por un libro.

-¿Va a haber rosas?

-Intentaremos que, como mínimo, estén presentes porque el día de la inauguración, ya que es el día de Saint Jordi. Por lo tanto creo que estamos obligados a una cierta continuidad de la rosa y el libro.

>>> Registrate gratis en Grandes Libros y participá en la red social de lectores más grande América Latina.