El doloroso adiós de la madre y la hija de Natacha Jaitt en la morgue y en el cementerio israelita de La Tablada

Aliza Damiani, la madre de Natacha Jaitt saliendo de la morgue en San Fernando, acompañada por uno de sus hijos luego de reconocer el cuerpo y despedirse devastada de dolor.
Aliza Damiani, la madre de Natacha Jaitt saliendo de la morgue en San Fernando, acompañada por uno de sus hijos luego de reconocer el cuerpo y despedirse devastada de dolor.

Luego de la trágica muerte de Natacha Jaitt (41) ocurrida en la madrugada del sábado 23 de febrero -hecho que está en plena etapa de investigación-, se sucedieron situaciones extremadamente duras para su familia.

La primera, el reconocimiento en la morgue judicial del hospital de San Fernando, al que asistieron su hermano, Ulises Jaitt, y su madre, Aliza Damiani, hasta ahora, una cara desconocida para la mayoría.

El domingo 23, ya en el cementerio israelita de La Tablada, Aliza, la mamá de Natacha recibe las condolencias de uno de sus familiares.
El domingo 23, ya en el cementerio israelita de La Tablada, Aliza, la mamá de Natacha recibe las condolencias de uno de sus familiares.
Ulises Jaitt con su sobrina, Antonella Olivera -la joven a su derecha, hija de Natacha- es saludado por una pariente. Su remera rasgada significa en la tradición la aceptación de la muerte.
Ulises Jaitt con su sobrina, Antonella Olivera -la joven a su derecha, hija de Natacha- es saludado por una pariente. Su remera rasgada significa en la tradición la aceptación de la muerte.

El segundo, la despedida, el domingo 23 a las 13.50 horas en el cementerio de La Tablada, al que también se sumó la hija de la vedette, Antonella Olivera (20), quien regresó de las vacaciones que pasaba en Ferrugem, Brasil, junto a su tío Ulises, apenas se enteraron de la terrible noticia del fallecimiento.

La caravana de autos fue multitudinaria.
La caravana de autos fue multitudinaria.
El coche que llevaba el cuerpo de Natacha.
El coche que llevaba el cuerpo de Natacha.
La estrella de David junto al féretro y el nombre de Natacha Jaitt.
La estrella de David junto al féretro y el nombre de Natacha Jaitt.

Hubo una ceremonia religiosa fiel a la tradición de la religión judía, y muchas lágrimas en el adiós que le brindaron con profunda emoción familiares y amigos muy queridos. A continuación,  una galería de imágenes de esos íntimos y conmocionantes momentos.

Amigos junto a la tumba.
Amigos junto a la tumba.
Familiares y amigos unidos en la despedida.
Familiares y amigos unidos en la despedida.
Aliza Damiani, la madre de Natacha, y Ulises reciben más muestras de afecto y contención.
Aliza Damiani, la madre de Natacha, y Ulises reciben más muestras de afecto y contención.
Ulises Jaitt y a su derecha, su sobrina, Antonella, hija de Natacha, consternados por el dolor.
Ulises Jaitt y a su derecha, su sobrina, Antonella, hija de Natacha, consternados por el dolor.
Tío y sobrina se retiran juntos luego de la despedida.
Tío y sobrina se retiran juntos luego de la despedida.
Ulises Jaitt no paró de recibir contención de su familia.
Ulises Jaitt no paró de recibir contención de su familia.
La gente que se dio cita lo hizo con sumo respeto.
La gente que se dio cita lo hizo con sumo respeto.
El último adiós
El último adiós

Producción: Miguel Braillard y Flor Illbele

Fotos: Enrique García Medina y Fran Trombetta

SEGUÍ LEYENDO: