En Mar del Plata, el actor de Chorros –una de las comedias éxito el verano– pasa los días con su hijo Bautista
En Mar del Plata, el actor de Chorros –una de las comedias éxito el verano– pasa los días con su hijo Bautista

En el balneario El Taíno, al Sur de la ciudad, Bautista (1 año y 5 meses) acapara la escena. "Es su primera vez en la playa. Todavía le tiene un poco de miedo al agua. Pero le encanta la arena. Hace pozos y juega con el balde", cuenta Rodrigo Noya (25), que este año en La Feliz vuelve al teatro América con la comedia Chorros, de martes a domingos, con producción de Javier Faroni. "Es la segunda vez que hago temporada acá y me pone muy feliz. Genera un vértigo interesante", apunta Rodrigo.

El 2018 fue un año bisagra para Noya. Su papel como Oaky en El Marginal –de Underground– cosechó elogios y confirmó su versatilidad. "Despedí un año maravilloso. Lo que me pasó con el unitario fue precioso. Cuando brindé, lo hice por el trabajo, pero sobre todo por mi hijo. Hoy valoro lo importante de la vida. Crecí mucho como papá. Quiero seguir con la misma energía. Porque todo nace de la actitud que le pongas a las cosas", asegura el actor que debutó en la tele con sólo cinco años.

Sofía Sorrenti (22), la mamá de su hijo, prefiere no ser parte de las fotos. Los papás de Bautista están separados desde junio del 2018. Se habían conocido en el 2016 y el primer hijo de ambos había llegado en julio del 2017. "Debo aceptar que los rumores de romance con Barbie Silenzi influyeron. Pero no son ciertos. Con ella no pasó nada", le aseguró a GENTE en su momento.

–¿Y ahora con Sofía se están dando una nueva oportunidad?

–Vivimos en presente… Estamos dejando fluir. Queremos estar bien por el nene. Vinimos juntos a pasar unos días con Bautista. Nos iremos adaptando y viendo como sucede todo…

Por Ana van Gelderen

Fotos: Diego Omar.