Flor Vigna mantuvo “dos semanas de romance” con Matías Napp, su coach (y el de Facundo Mazzei) en Bailando, quien por ese entonces también experimentaba las emociones de un reciente corte de noviazgo.
Flor Vigna mantuvo “dos semanas de romance” con Matías Napp, su coach (y el de Facundo Mazzei) en Bailando, quien por ese entonces también experimentaba las emociones de un reciente corte de noviazgo.

En el contexto de la charla exclusiva y reveladora que mantuvo con GENTE, Flor Vigna contó cómo comenzó su "breve romance" con Matías Napp, su coach, y el de Facundo Mazzei, en la pista de Bailando 2019, a cinco meses de su separación de Nicolás Occhiato, quien fuera su novio durante cinco años.

"Mati me hizo muy bien a la hora de focalizarme en el trabajo", dijo la coprotagonista de Una semana nada más (El Nacional). "Por ahí un día me veía con Nico, dormíamos juntos, y a la mañana siguiente me iba destrozada a ensayar. Y ahí estaba él. Con su personalidad, su don de escucha y su poder para alentar. ¡Porque es un coach de la vida! Sacudiéndome la tristeza con sus ´¡Bien Flor!´, ´¡Eso que hacés está muy bueno!´", contó.

“Alguna vez, después de separados, Nico y yo nos veíamos. Dormíamos juntos y a la mañana siguiente llegaba destrozada al ensayo. Y ahí estaba Mati (IZQ), con su personalidad, su don de escucha y su poder para alentar con la palabra perfecta. ¡Porque es un gran coach de la vida! Él me hizo sentir valorada en todo sentido.”
“Alguna vez, después de separados, Nico y yo nos veíamos. Dormíamos juntos y a la mañana siguiente llegaba destrozada al ensayo. Y ahí estaba Mati (IZQ), con su personalidad, su don de escucha y su poder para alentar con la palabra perfecta. ¡Porque es un gran coach de la vida! Él me hizo sentir valorada en todo sentido.”

"En Mati encontré a alguien que supo valorarme en todo sentido", explicó Flor. "Siempre tenía la palabra perfecta. Alguien, que estaba atravesando también la angustia por la separación, me miraba, me escuchaba, me aplaudía. Así fuimos confundiéndonos. Pasaba algo y era ´Uy, pará…´, y volvíamos. ´Uy, pará´, otra vez. Fueron dos semanas de idas y venidas. Hasta que reaccionamos: ´¿Qué estamos haciendo? Nico está por sumarse a ShowMatch…¿Estamos dispuestos a vivir una telenovela en la pista?´. Eso no quita que aún haya en los ensayos alguna que otra miradita… (risas) Pero enseguida nos centramos". 

Y respecto de por qué no se permitieron un vínculo, Vigna dijo: "Influyeron mi inestabilidad y lo difícil que resulta confundirse con un amigo. Porque esos somos desde hace más de cinco meses, cuando nos conocimos. Que sea buenísimo, y esté pasando por lo mismo que yo, no es suficiente argumento para enamorarse. Internamente una sabe la verdad de lo que siente: sí, puede encantarme pasar un rato abrazados, pero necesito estar conmigo. Algunas noches puedo flaquear: ´Bueno…tal vez, por ahí´. Pero enseguida me corrijo: ´No, Florencia. Mirá una peli y comé algo rico´. Y ya está. Me felicito por eso, ´¡bien!´ Mati y yo acordamos que, antes de que alguien salga lastimado, preferimos evitar tanta salida en grupo y trabajar como siempre en cada ensayo. ¡Y estamos lográndolo muy bien!".

Por redacción Gente.
Fotos: Christian Beliera.

SEGUÍ LEYENDO: