Desde que empezaron a grabar en agosto La Voz, los cuatro pegaron muy buena onda. Eso se reflejó en los 20 puntos de rating que tuvieron ya en el debut.
Desde que empezaron a grabar en agosto La Voz, los cuatro pegaron muy buena onda. Eso se reflejó en los 20 puntos de rating que tuvieron ya en el debut.

Soledad Pastorutti, Tini Stoessel, Axel y Ricardo Montaner cuentan cómo conviven sin guerra de egos en el programa más exitoso de 2018 y qué es lo que debe tener el ganador para trascender más allá de La Voz.

–Chicas, ¿cómo manejaban los egos cuando los concursantes debían elegir al coach para su equipo?

Soledad: No hubo problema de egos. Si yo escuchaba una voz jovencita, sabía que no me iba a elegir. Entiendo que algunos sabían de una con quién ir. Otros dijeron siempre que se irían con el primero que se diera vuelta.
Tini: Siempre fue con buena onda. Mantenemos una buena relación y cada uno tiene su lugar. Si gana otro, estamos contentos por él. Aunque Sole…
S: ¡Sí, lo sé! Soy re competitiva. Me gusta ganar. Lo digo abiertamente. Aunque hay participantes que los tiene Axel y los quiero. Y otros que me hubiera gustado tener, no me eligieron y ¡quiero que les vaya bien!

–¿Qué historia de vida los movilizó en lo personal?

Axel: En mi equipo está Lucas Belbruno, que es no vidente y toma su dificultad con mucha naturalidad. Siempre que ensayamos me dice: "Nos vemos, Axel". ¡Y yo me cuido para no usar esa muletilla!
Ricardo: Yo prioricé el talento y que las historias personales no fueran lo que me movilizara. Tuve que dejar partir a gente con historias fuertes, pero que no iban a poder sostener su carrera sólo con su historia.
S: Tini y yo somos las dos más lloronas. Lo veo a Mario, que trabaja en el campo… No podemos jugar con los sueños de la gente.
T: A mí me conmueve Yanina Galleasi, que es sorda y cada vez canta mejor.

Ricardo Montaner, La Sole, Tini y Axel.
Ricardo Montaner, La Sole, Tini y Axel.

–¿Qué debe tener un ganador para hacer una carrera después del programa?

A: Entender que esto es un paso más en su carrera. Saber que tuvo una gran pantalla para mostrarse. Y buscar un equipo de trabajo. Porque termina el programa y esto recién empieza.
R: Coincido con mi amigo Axel. Para perdurar debe tener talento, mucha paciencia y saber a dónde quiere llegar.
S: Debe saber que es un logro, pero no es "ya está". La carrera del artista no termina nunca. Yo todos los días pienso en renovarme y sostenerme. El ganador necesitará constancia y presencia escénica.
T: No existe el libro que te diga cómo hacerlo. Depende de tus valores. La carrera del artista es a largo plazo.

–¿Creen que el éxito del programa tiene que ver también con que el público está cansado de la confrontación en la tele?

A: Y, sí… Cuando parece que la televisión se está muriendo, llega La Voz y rompe todos los formatos. Funciona porque es un programa sano, que se basa en el talento de los participantes. No buscamos golpes bajos. La imagen no nos importa y no se busca el recurso del escándalo ni la pelea. Acá no se quiere estimular la agresión.
R: La gran fórmula de La Voz es no agredir a ningún participante y respetar el corazón de los artistas. Jamás vamos a tratar mal a alguien por hacer un punto más de rating.
S: Yo no sé cómo hacer ese análisis… Sí sé que no hay confrontación, porque el formato no lo pide. No es decisión argentina. Aunque este país haya decidido hacer La Voz. La primera vez que lo hicimos nos dijeron: "Las devoluciones son positivas". Y si hay que decir algo que no estuvo bien, hacerlo con buena onda.

Por Pablo Procopio y Ana van Gelderen.
Fotos: Christian Beliera y Prensa Telefe.

SEGUÍ LEYENDO: