Adonay Fruto fue pareja de Diego en La Habana. Así la retrató la revista española Interviú en 2004 para un reportaje donde contó intimidades de la relación.
Adonay Fruto fue pareja de Diego en La Habana. Así la retrató la revista española Interviú en 2004 para un reportaje donde contó intimidades de la relación.

Diego Maradona decidió a mediados del año 2000 recluirse en La Habana, Cuba, para tratar su adicción a las drogas, que por entonces lo había tenido al borde de la muerte. Esa estadía en la Isla se extendió por cuatro años, y entre las miles de historias que se tejieron con mentiras y verdades, estaba presente siempre la de los hijos que El Diez tenía allí y que nunca habían salido a la luz.

Adonay y Diego en otra de las fotos publicadas por la revista española Interviú.
Adonay y Diego en otra de las fotos publicadas por la revista española Interviú.

Lo cierto es que ahora quien confirmó esa versión es Matías Morla, su abogado. "Son tres", le aseguró a Gente. Una de las madres -¿de gemelos?- "sería una rubia nacida en la modesta barriada de San Agustín, que luego se mudó junto al astro para acompañarlo durante su estada en el archifamoso complejo La Praderas, Adonay Fruto, quien fuera entrevistada en 2004 por la revista española Interviú por su romance con Diego", le confiaron a Gente.

La portada de Interviú que anuncia la entrevista exclusiva con Adonay Fruto y la define como “la pasión cubana de Maradona”.
La portada de Interviú que anuncia la entrevista exclusiva con Adonay Fruto y la define como “la pasión cubana de Maradona”.

Dichos presuntos gemelos y el otro heredero que también nació en Cuba pero de otra mujer, se sumarán a Dalma y Gianinna -con Claudia Villafañe-, Junior -con Cristiana Sinagra-, Dieguito Fernando -con Verónica Ojeda-, y Jana -con Valeria Sabalain-. Morla amplió sobre los próximos pasos a seguir: "Diego reconocerá legalmente a sus tres hijos cubanos. Será en el próximo viaje que haremos a la isla antes de fin de año".

Matías Morla, abogado y apoderado de Maradona le aseguró a Gente que él se ocupa desde hace tiempo de pasarle una cuota alimentaria a los tres hijos de Diego en Cuba.
Matías Morla, abogado y apoderado de Maradona le aseguró a Gente que él se ocupa desde hace tiempo de pasarle una cuota alimentaria a los tres hijos de Diego en Cuba.

-Doctor, ¿se conocen las identidades de los chicos?

-Sí, claro. Yo tengo diálogo con ellos pero por un tema legal, como dos son menores, nosotros no podemos dar a conocer los datos ni los nombres. Sí puedo decir que tienen entre 18 y 20 años. Uno es de una mujer, de una relación ocasional, y los otros dos de otra –presuntamente de Adonay Fruto y  serían gemelos-, en este último caso de una relación que duró un tiempo.

Los tiempos de El Diez junto a su entonces apoderado y amigo, Guillermo Coppola en La Habana.
Los tiempos de El Diez junto a su entonces apoderado y amigo, Guillermo Coppola en La Habana.
Una postal del encuentro de Maradona con Fidel Castro. Diego se encontró con sus tres hijos durante el sepelio de quien fueraprimer ministro y presidente de Cuba, ocurrido el 25 de noviembre de 2016.
Una postal del encuentro de Maradona con Fidel Castro. Diego se encontró con sus tres hijos durante el sepelio de quien fueraprimer ministro y presidente de Cuba, ocurrido el 25 de noviembre de 2016.
La celebración de uno de los cumpleaños que Diego festejó en la Isla acompañado de Guillermo Coppola y amigos cubanos.
La celebración de uno de los cumpleaños que Diego festejó en la Isla acompañado de Guillermo Coppola y amigos cubanos.

-¿Ellos reclaman el apellido y poder estar con el padre?

-No tienen el apellido Maradona y el reconocimiento no pasa por ahí. Los chicos tienen una posición muy diferente a la que tenían Diego Junior o Jana que nunca tuvieron un padre y buscaban en Diego esa presencia. En Cuba se criaron en una familia ensamblada, tienen sus padres y los quieren mucho, y no buscan un contacto diario con Maradona. Lo que querían era el reconocimiento y es lo que Maradona va a hacer.

Diego junto a Dalma y Gianinna en su casa, antes de viajar a Cuba en el año 2000.
Diego junto a Dalma y Gianinna en su casa, antes de viajar a Cuba en el año 2000.

-¿Eso será en breve?

-No, al menos en el corto plazo. Diego tiene el campeonato en México y recién podría venir a la Argentina en abril o mayo. Luego tenemos compromisos en Europa y veremos cómo resuelve la segunda parte del año. Lo que sí es seguro es que en el próximo viaje a Cuba iremos a la audiencia que tenemos pendiente para reconocer a los chicos.

Con dos de sus otros hijos en Dubai, Junior y Jana, también durante un cumpleaños.
Con dos de sus otros hijos en Dubai, Junior y Jana, también durante un cumpleaños.
Y luego de visitar a Dieguito Fernando, saliendo de El Perfume, la casa de Verónica Ojeda en Ezeiza.
Y luego de visitar a Dieguito Fernando, saliendo de El Perfume, la casa de Verónica Ojeda en Ezeiza.

-¿Maradona ya los conoce?

-Sí, tuvo contacto con ellos en el velatorio de Fidel Castro. Insisto con que en Cuba la situación es muy distinta a la que puede pasar en otros lugares. Ellos son muy respetuosos, saben lo que significa la figura de Diego y tuvieron una charla muy buena. Desde entonces quedaron en contacto conmigo. Soy yo quien cumple con lo que es la cuota de alimentos. En la isla las cuotas se fijan de una manera muy distinta a la de Argentina. Con 40 o 50 dólares tenés una vida muy buena, pero Diego cumple también con ese deber.

El doctor Matías Morla estudiando los pasos a seguir en el futuro: “Viajaremos con Diego este año para que el haga el reconocimiento legal de sus tres hijos en Cuba”, le confió a Gente
El doctor Matías Morla estudiando los pasos a seguir en el futuro: “Viajaremos con Diego este año para que el haga el reconocimiento legal de sus tres hijos en Cuba”, le confió a Gente

-¿Cómo es la vida de los chicos allá?

-Son adolescentes que crecieron en una familia típica de Cuba, tuvieron una muy buena educación. Dos de ellos van a la secundaria y uno ya está en la facultad. Son muy buenos chicos. Maradona lleva hace tiempo una etapa en la que está reorganizando su vida, feliz, dirigiendo, y sin dudas, esto es un paso más en la organización de su vida. Yo tengo que tener una charla más con él, pero ya me dijo que se va a hacer cargo de lo que se tenga que hacer cargo.

SEGUÍ LEYENDO: