Para participar del DGR hay que tener una moto clásica (modelos hasta 1981) o modernas que se modificaron para llevarlas a este estilo: Cafe Racer, Bobber, Chopper, Scrambler, Tracker & Amp o Bratstyle. La variedad en esta ocasión incluyó todos los estilos.
Para participar del DGR hay que tener una moto clásica (modelos hasta 1981) o modernas que se modificaron para llevarlas a este estilo: Cafe Racer, Bobber, Chopper, Scrambler, Tracker & Amp o Bratstyle. La variedad en esta ocasión incluyó todos los estilos.

Uno de cada siete varones en el mundo padece cáncer de próstata. Cada diecisiete minutos, un hombre fallece afectado por esta enfermedad, segunda causa de muerte después del cáncer de piel. El suicidio por depresión es otro de los flagelos entre los hombres de entre 20 y 45 años. Para crear conciencia acerca de esta problemática, todos los años, cada último domingo de septiembre en 581 ciudades de 92 países, cien mil motociclistas salen a la vez a rodar en sus dos ruedas.

Los menores con sus padres también fueron parte aunque sólo para la foto.
Los menores con sus padres también fueron parte aunque sólo para la foto.

Por eso el 30 de septiembre, 1.686 personas en la Ciudad de Buenos Aires –la mayor convocatoria del planeta– se reunieron en la Facultad de Ingeniería para recorrer un trayecto de 30 kilómetros. La finalidad es salvar vidas llamando la atención: tan simple y complejo como eso.

El Oso Marsán conduciendo el evento.
El Oso Marsán conduciendo el evento.

El dress code para la ocasión pretendía "elegancia", y los participantes cumplieron con la consigna a rajatabla. "Es un día en el año donde dejamos por unas horas las camperas de cuero, los parches y nuestra forma habitual de vestirnos para andar en moto. Optamos por un estilo distinguido, para que todos hablen y la difusión sea masiva", cuenta Marcelo "Oso" Marsán (56, consultor y coach, en la caravana con su Guzzi Stornello), uno de los organizadores de la cruzada.

Un padre con su hijo y todo el glam para la foto.
Un padre con su hijo y todo el glam para la foto.

La primera edición del Distinguished Gentleman's Ride –así es conocido este encuentro mundial– se realizó en Sydney, Australia, en 2012, y participaron quince ciudades de seis países. El éxito del evento se extendió tan rápidamente que el año pasado la cifra de adherentes se multiplicó exponencialmente, alcanzando los cien mil en todo el planeta. En la Argentina, la primera jornada tuvo lugar en 2014, y cada año se fueron sumando más adeptos. El 2018 estableció un récord: se realizó en Buenos Aires, Mar del Plata, Córdoba, San Juan y Rosario, con un total de 2.486 pilotos.

Las mujeres acompañaron a sus parejas y le aportaron estilo a la movida.
Las mujeres acompañaron a sus parejas y le aportaron estilo a la movida.

El cierre siempre tiene lugar en un punto de encuentro representativo del lugar. En Buenos Aires ocurrió en la Usina del Arte. Entre las cinco ciudades se recaudaron 670 mil pesos, que irán directamente a Movember Foundation, entidad que investiga e intenta encontrar una cura para el cáncer de próstata y prevenir los suicidios por depresión.

Los motoqueros se despidieron en la Usina del Arte con un clásico saludo: los cascos bien arriba. En total, en las cinco ciudades de Argentina en las que se llevó a cabo, se recaudaron 670 mil pesos, que irán directamente a Movember Foundation, entidad que investiga e intenta encontrar una cura para el cáncer de próstata y prevenir los suicidios por depresión.
Los motoqueros se despidieron en la Usina del Arte con un clásico saludo: los cascos bien arriba. En total, en las cinco ciudades de Argentina en las que se llevó a cabo, se recaudaron 670 mil pesos, que irán directamente a Movember Foundation, entidad que investiga e intenta encontrar una cura para el cáncer de próstata y prevenir los suicidios por depresión.

Los sponsors son clave a la hora de los aportes económicos, ya que la participación de los fans de las motos es libre y gratuita. ¿Lo importante? Concientizar para cuidar nuestra salud.

Por Sergio Oviedo.
Fotos: Julio César Ruiz.

SEGUÍ LEYENDO: