El presidente Emmanuel Macron habla con el joven Mamoudou Gassama en el palacio del Elíseo, este lunes 28 de mayo en París (Pool/AFP – Thibault Camus)
El presidente Emmanuel Macron habla con el joven Mamoudou Gassama en el palacio del Elíseo, este lunes 28 de mayo en París (Pool/AFP – Thibault Camus)

Mamoudou Gassama, de 22 años, un joven malí sin papeles que el sábado escaló en pocos segundos cuatro plantas de un edificio en París para salvar a un niño, será nacionalizado francés, anunció este lunes el presidente de Francia, Emmanuel Macron.

De entrada, "todos los papeles van a ser regularizados", afirmó Macron durante una conversación, divulgada en su página de Facebook, con el joven africano. Pero el jefe de Estado le propuso además iniciar los trámites para obtener la nacionalidad francesa, lo que Gassama aceptó.

El joven malí fue aclamado como un "héroe" en Francia después de que un video, visto por millones de personas en las redes sociales, mostrara cómo escalaba cuatro plantas de un edificio tras ver a un niño en peligro, colgando del exterior de un balcón con riesgo de caer al vacío.

Los hechos se produjeron a las ocho de la noche del sábado en el norte de París. El video muestra a Gassama escalando una fachada, que logra subir hábilmente de balcón en balcón mientras un hombre trataba de sostener al niño desde una terraza vecina.

Los bomberos llegaron al lugar y descubrieron que el pequeño, de cuatro años, ya había sido rescatado.

La impactante escena fue filmada por los transeúntes que se agolparon en la calle para seguir el desarrollo de los acontecimientos.

El video difundido por las redes sociales se volvió viral rápidamente y en la noche del domingo llevaba ya cuatro millones de visitas.

Según los primeros elementos de la investigación, el niño se encontró solo en el balcón, en ausencia de sus padres, que no estaban en el domicilio.

Tras los hechos, el padre del niño fue puesto en prisión preventiva y está siendo investigado por "eludir obligaciones parentales", según una fuente judicial.

El niño quedó a cargo de un centro social, ya que su madre no estaba en París en el momento de los hechos.

París (AFP)

SEGUÍ LEYENDO: