“Paper Mario: The Origami King”: Humor, música y nuevas reglas de juego para la franquicia más particular de Mario

La franquicia que lleva a Mario a lugares únicos está de vuelta con una aventura entretenida de principio a fin.

(Foto: Nintendo)
(Foto: Nintendo)

La expectativa por la nueva entrega de la saga Paper Mario no parecía demasiado grande. Su publicidad oficial tampoco, pero el videojuego de Nintendo entra entre los mejores títulos de la Switch de este año gracias a un gran balance que mantiene la esencia de la franquicia al mismo tiempo que innova con gran cantidad de elementos.

Para aquellos que no estén familiarizados con la saga, Paper Mario es una propiedad diferente dentro del universo del personaje. La mayor diferencia es que no se trata de un simple videojuego de plataformas, como la saga principal del fontanero, sino que su mecánica más importante son los combates por turnos. De todas maneras, la aventura es similar a la de siempre: Mario debe rescatar a la Princesa Peach de las garras de un temible villano. En esta ocasión, se trata del malvado Origami King, que busca doblar el mundo de papel en el que vive Mario y convertir a todos sus habitantes en figuras de origami que cumplan sus órdenes.

Fans de la saga se sentirán como en casa desde el principio, porque otro de los elementos primordiales de Paper Mario se mantiene intacto: el humor. Ya sea chistes que rompen la cuarta pared, reflexiones filosóficas de personajes inesperados, parodias a otros videojuegos o simplemente situaciones graciosas, el humor es uno de los componentes más importantes de la franquicia y en esta ocasión vuelve a redoblar la apuesta con detalles en todos los frentes para generar una experiencia más que entretenida.

(Foto: Nintendo)
(Foto: Nintendo)

A pesar de que los combates permiten avanzar en la historia, la aventura de desarrolla principalmente fuera de ellos, donde Mario deberá explorar regiones, conocer a numerosos personajes y resolver gran cantidad de acertijos para rescatar a la princesa, liberar cientos de Toads y salvar a todos personajes los que fueron convertidos en origami. Paper Mario: The Origami King presenta una gran cantidad de objetivos a cumplir, aparte de la enorme cantidad de secretos desperdigados por el mundo en forma de bloques ocultos, trofeos coleccionables, Toads escondidos y más. La experiencia ofrece una gran cantidad de horas de juego, tanto para aquellos jugadores que buscan completar la aventura al 100% como para los que sólo quieren transitar una entretenida historia.

Con la duración del título pueden surgir dudas sobre su efectividad, pero Paper Mario: The Origami King tiene varios elementos que mantienen fresca la fórmula para no aburrir. El humor antes mencionado es uno de ellos, siempre dando en la tecla y yendo a lugares inesperados para la franquicia. Por otro lado, los combates se renuevan cada vez que aparece un nuevo enemigo.

El sistema de combate es explicado en detalle durante las primeras batallas y tiene dos etapas principales: acomodar a los enemigos y atacarlos. Mario se sitúa en el centro de un círculo rodeado de enemigos y el objetivo es formarlos para poder vencerlos con la menor cantidad de habilidades posible. Para derrotarlos, los jugadores cuentan con distintos martillos, botas e ítems que irán descubriendo a lo largo de la historia, cada uno con poderes, área de efectividad y atributos específicos. En este contexto, la aparición de nuevos enemigos obliga a los jugadores a pensar nuevas estrategias periódicamente. Indirectamente, también invita a explorar el mundo del juego a fondo para no perderse ningún ítem o arma que pueda ser la diferencia entre una victoria y una derrota.

(Foto: Nintendo)
(Foto: Nintendo)

La recompensa principal luego de cada batalla son las clásicas monedas de Mario, el elemento más preciado de todo el juego. No sólo sirven para comprar ítems, sino que cumplen funciones en el campo de batalla, pueden dar acceso a áreas secretas del mapa o incluso permiten comprar pistas para resolver ciertos acertijos. A diferencia de entregas anteriores, Mario no sube de nivel, sino que va aumentando su Vida Máxima, lo que también lo hace un poco más fuerte. Esto eleva aún más la importancia de las monedas, que también pueden ser la diferencia entre una victoria y una derrota.

A pesar de contar con un enorme mundo por explorar, la historia de Paper Mario: The Origami King es bastante lineal. Sin embargo, también invita a explorar regiones ya descubiertas luego de obtener accesorios que permiten revelar secretos. De todas maneras, la aventura es muy variada y lleva a los jugadores por gran cantidad de lugares nuevos, por lo que tampoco logra aburrir por ese lado.

De vez en cuando, Mario se cruzará con personajes que se suman a su aventura y aportan tanto dentro como fuera del campo de batalla. Pero hay un personaje que lo acompañará durante casi todo el trayecto: Olivia. Este personaje es una figura de origami que aporta consejos y explica las mecánicas básicas del título. Al igual que las compañeras de Link en la saga The Legend of Zelda, puede resultar útil en algunos segmentos y acertijos complicados, pero resulta bastante molesta durante gran parte del tiempo.

(Foto: Nintendo)
(Foto: Nintendo)

Olivia se encarga constantemente de sentenciar lo obvio, lo que parece marcar un tono infantil para el juego, pero luego se contradice con las mecánicas complejas, los chistes con doble sentido y la dificultad general del juego. De toda la experiencia que ofrece el título, es el aspecto más criticable, pero lo cierto es que también aporta mecánicas fundamentales y algunos momentos muy graciosos.

La comparación con The Legend of Zelda no es casual, porque en más de una ocasión el juego se siente como una aventura de Link, con calabozos, acertijos y enemigos que cumplen con la naturaleza de la otra gran franquicia de Nintendo.

Otro elemento que mantiene fresca la experiencia es la música. Fans de Paper Mario están acostumbrados a su efectividad, pero aquellos nuevos usuarios se sorprenderán con lo pegadizas que son algunas canciones. Por otro lado, la canción que acompaña las batallas mantiene la misma base de principio a fin, pero cambia según la región del mapa en la que se esté peleando, con resultados maravillosos.

Paper Mario: The Origami King - Announcement Trailer - Nintendo Switch

Por último, el apartado artístico es uno de esos elementos que se da por hecho, pero que también logra evolucionar a lo largo del juego. El mundo hecho de cartones y con personajes hechos de papel no es nuevo, pero logra sorprender y maravillar con varias ideas, principalmente aquellas que parecen no encajar con la estética general.

El único público al que no se le puede recomendar Paper Mario: The Origami King es a aquel que busca una experiencia de Mario clásica, de plataformas y no mucho más. El resto del público estará muy contento de vivir una aventura llena de humor, buena música, personajes entrañables y situaciones dignas de compartir en redes sociales. La clave del título es que nunca deja de sorprender, sacar sonrisas y, por sobre todo, entretener, algo que no es una tarea menor en un videojuego que puede durar más de 30 horas.

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS