Los responsables de Bulletstorm y Gears of War: Judgment anunciaron este título durante la E3 2019 junto con Square Enix y a principios de febrero lo presentó ante un grupo reducido de medios de todo el mundo. Infobae tuvo la chance de acceder a las primeras horas del Outriders, un shooter en tercera persona para hasta tres jugadores. Al igual que otros exponentes del género, se podrá jugar sólo de manera online, aunque también se puede superar la historia completa en el modo single player.


Luego de un prólogo que no podemos mostrar, los jugadores tienen la opción de elegir entre cuatro clases. Como el juego todavía está en desarrollo, sólo conocemos tres de ellas y sus nombres ya anticipan las habilidades de los mismos: el primero relacionadas al fuego, el segundo manipula el tiempo para sorprender a sus enemigos y el tercero cumple la función de tanque del equipo con ataques de máximo poder. Cada uno también cuenta con maneras específicas de curarse, que suelen tener que ver con el uso de sus habilidades especiales.

Como confirmaron los desarrolladores en el evento, por ahora piensan en 40 como el nivel máximo para alcanzar en este RPG. Cada nuevo nivel otorga un punto para desbloquear elementos en el árbol de habilidades, pero cada personaje tiene tres estilos distintos a alcanzar y no podrá obtenerlos todos al mismo tiempo.

(Square Enix/People Can Fly)
(Square Enix/People Can Fly)

Con mecánicas similares a la saga Gears of War y muertes espectaculares al mejor estilo Bulletstorm, el aspecto más importante de Outriders reside en su historia. En un futuro no muy lejano, el planeta Tierra deja de ser habitable y la humanidad sale al espacio en busca de un nuevo hogar. El lugar elegido es un planeta llamado Enoch, donde comienza la colonización. Sin embargo, una extraña tormenta conocida únicamente como Anomalía amenaza el destino de la humanidad en su nueva residencia. Nuestro protagonista llega a Enoch y entra en contacto con Anomalía. Para salvar su vida, es puesto en una cámara criogénica y despierta 30 años después, en un Enoch completamente cambiado y muy similar a Mad Max. El objetivo principal en Outriders será descubrir todo sobre esta Anomalía, cómo afecta a ciertos humanos y qué sucedió en esos 30 años para que el planeta pareciera una zona de guerra.

La dificultad también será uno de los ejes centrales. A medida que se avanza por el mapa, las misiones principales y los objetivos secundarios, el juego detecta automáticamente qué dificultad es adecuada para cada jugador. Si un equipo avanza con mucha facilidad, desbloqueará un nuevo nivel que sumará más desafíos, enemigos más duros y otros elementos divididos en diferentes niveles de dificultad. Lo mismo sucederá cuando jugadores de distinto nivel compartan una partida y dependerá de cuál de ellos sea el creador. Lo seguro es que los usuarios podrán crear a su propio personaje en esta historia de fantasía y ciencia ficción situada en un futuro distante en Playstation 4, Playstation 5, Xbox One, Xbox Series X y PC.

Y aunque todavía quedan importantes detalles por ver de Outriders, People Can Fly y Square Enix ya prometieron novedades a lo largo del año y se espera que la E3 de 2020 sea el escenario para las revelaciones más importantes de lo que se viene. Si todavía no lo vieron, a continuación el primer trailer que muestra un poco de todo.

Trailer revelación Outriders

Por parte del estudio desarrollador, People Can Fly es una empresa polaca que se fundó en 2002 y fue responsable de juegos como Painkiller, Bulletstorm y Gears of War Judgment. En 2012 fue comprado en su totalidad por Epic Games, que renombró a la compañía como Epic Games Poland en 2013. Desde ese momento, comenzaron a colaborar con el estudio en sus principales títulos, como el Fortnite original. De todas maneras, en 2015 volvieron a independizarse y recuperaron su nombre original. Desde entonces, sus esfuerzos se enfocaron en Outriders. Actualmente, People Can Fly cuenta con más de 200 empleados, pero en sus comienzos estuvo muy cerca de declararse en bancarrota y perder toda posibilidad de triunfar en el mundo gamer.