Arrastrado por las malas noticias para la economía china, Wall Street se sumó a la caída de las bolsas en todo el mundo

La vacilante recuperación de China generó un temblor en los mercados globales: el banco central del régimen recortó un tipo de interés clave y ocultó un informe del desempleo juvenil

Compartir
Compartir articulo
Operadores trabajan en la Bolsa de Nueva York (REUTERS/Brendan McDermid)
Operadores trabajan en la Bolsa de Nueva York (REUTERS/Brendan McDermid)

Las bolsas de todo el mundo cayeron este martes, ya que la vacilante recuperación de China hace temer por el resto de la economía mundial.

En esa línea, Wall Street también registró pérdidas. El S&P 500 se hundió un 1,2% después de que los datos mostraran una caída cada vez mayor en julio de la segunda mayor economía del mundo. El Promedio Industrial Dow Jones cayó un 1% y el compuesto Nasdaq perdió un 1,1 por ciento.

Al comenzar este año, se esperaba que la economía china creciera lo suficiente después de que el gobierno eliminara las restricciones antiCOVID para apuntalar una economía mundial debilitada por la elevada inflación. Pero la recuperación de China se ha tambaleado tanto que el martes recortó inesperadamente un tipo de interés clave y omitió un informe sobre cuántos de sus trabajadores más jóvenes están desempleados.

La preocupación por las repercusiones en el resto de la economía mundial pesa sobre Wall Street, donde las bolsas ya han retrocedido en agosto. El retroceso se produce tras unos primeros siete meses del año que los críticos califican de exagerados.

En Estados Unidos, la economía ha resistido mejor de lo esperado a pesar de la subida de los tipos de interés. Un informe publicado el martes mostró que el crecimiento de las ventas de los minoristas estadounidenses se aceleró en julio más de lo que esperaban los economistas.

“Las ventas minoristas en EEUU van viento en popa, y gran parte de ello puede deberse a las tarjetas de crédito”, dijo Brian Jacobsen (REUTERS/Brendan McDermid)
“Las ventas minoristas en EEUU van viento en popa, y gran parte de ello puede deberse a las tarjetas de crédito”, dijo Brian Jacobsen (REUTERS/Brendan McDermid)

“Las ventas minoristas en EEUU van viento en popa, y gran parte de ello puede deberse a las tarjetas de crédito”, dijo Brian Jacobsen, economista jefe de Annex Wealth Management. “Aun así, el consumidor estadounidense muestra pocos signos de desaceleración”.

El sólido informe de ventas minoristas aumenta las esperanzas de que la economía estadounidense pueda seguir creciendo y evitar una recesión pronosticada desde hace tiempo. Pero, en el lado negativo para los mercados, también podría aumentar la determinación de la Reserva Federal de mantener altos los tipos de interés para frenar por completo la inflación.

La Reserva Federal ya ha subido su principal tipo de interés al nivel más alto en más de dos décadas. Los tipos altos actúan arrastrando a toda la economía y perjudicando los precios de las inversiones.

“Cifras como las de hoy hacen más probable que los tipos sigan subiendo durante más tiempo, aunque la Reserva Federal no los suba el mes que viene”, dijo Mike Loewengart, jefe de construcción de carteras modelo de Morgan Stanley Global Investment Office.

Los rendimientos del Tesoro subieron inicialmente tras el informe de ventas minoristas, acercándose a sus niveles más altos desde la Gran Recesión de 2007-09, antes de relajarse.

Los rendimientos del Tesoro subieron inicialmente tras el informe de ventas minoristas (REUTERS/Brendan McDermid)
Los rendimientos del Tesoro subieron inicialmente tras el informe de ventas minoristas (REUTERS/Brendan McDermid)

El debilitamiento de la economía china podría traducirse en una menor demanda de petróleo y otras materias primas.

El precio del barril de crudo estadounidense cayó un 2,1%, hasta 80,76 dólares. También cayeron los precios del crudo Brent, el estándar internacional, y del cobre.

En los mercados bursátiles extranjeros, los índices se desplomaron en Europa tras caer un 1% en Hong Kong y un 0,1% en Shanghai.

Las presiones aparecen en todo el mundo. También el martes, el banco central de Rusia subió su principal tipo de interés en un movimiento de emergencia para fortalecer el rublo después de que la moneda alcanzara su valor más bajo desde principios de la guerra con Ucrania. En el Reino Unido, los datos mostraron que los salarios de los trabajadores crecen a un fuerte ritmo, lo que amenaza con añadir presión al alza a su ya elevada inflación.

Las acciones japonesas fueron una excepción. El Nikkei 225 subió un 0,6% después de que Japón informara de un crecimiento inesperadamente fuerte de su economía durante la primavera.

Un operador trabaja, mientras una pantalla muestra una rueda de prensa del presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell (REUTERS/Brendan McDermid)
Un operador trabaja, mientras una pantalla muestra una rueda de prensa del presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell (REUTERS/Brendan McDermid)

En el mercado de renta fija, el rendimiento del bono del Tesoro a 10 años bajó al 4,19% desde el 4,20% del lunes. Ayuda a fijar los tipos de interés de las hipotecas y otros préstamos importantes. El rendimiento del Tesoro a dos años, que sigue más de cerca las expectativas de la Fed, cayó al 4,94% desde el 4,97 por ciento.

(Con información de AP)

Seguir leyendo: