EEUU declaró el estado de emergencia en Hawaii tras los devastadores incendios

La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias sostuvo que se está viendo “una devastación generalizada en muchos vecindarios diferentes” de la isla de Maui, la principal afectada por las llamas

Compartir
Compartir articulo
El presidente Joe Biden declaró el estado de emergencia en Hawaii (REUTERS/Jonathan Ernst)
El presidente Joe Biden declaró el estado de emergencia en Hawaii (REUTERS/Jonathan Ernst)

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, declaró este jueves el estado de emergencia por desastre en Hawaii por los incendios forestales que están afectando sobre todo a la isla de Maui, donde según fuentes oficiales hay una “devastación generalizada”.

Así lo aseguró a la cadena CNN la administradora de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés), Deanne Criswell, quien afirmó que se está viendo “una devastación generalizada en muchos vecindarios diferentes en Maui”, con la mayoría de los incendios aún fuera de control.

De hecho, explicó, la presencia de la agencia en la zona es todavía reducida, con una capacidad “limitada” para ubicar a las personas. Tras un primer recuento oficial, hay hasta el momento 36 fallecidos mientras que miles de personas están siendo evacuadas de la isla.

El presidente Biden decidió este jueves declarar el estado de emergencia por el “gran desastre en el estado de Hawaii” y ordenó el envío de ayuda federal para complementar los esfuerzos de recuperación estatales y locales en las áreas afectadas por los incendios forestales que comenzaron el 8 de agosto.

Biden habló por teléfono con el gobernador de Hawaii, Josh Green, y expresó sus profundas condolencias por las vidas perdidas y la gran destrucción de tierras y propiedades.

La más afectada por los incendios forestales es la isla de Maui

Mientras miles de ciudadanos, muchos de ellos turistas, intentan escapar de la isla, la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) decidió este jueves restringir el espacio aéreo en la zona cercana a la ciudad de Lahaina, devastada por el fuego, y también en las áreas de Kihei y Kula, todo ello para facilitar las labores de rescate.

Las autoridades están pidiendo a los habitantes y visitantes de la zona que la abandonen “cuanto antes” ante los “limitados” recursos para afrontar esta crisis, según admitió el Condado de Maui en un comunicado.

Aunque son varias las islas de Hawaii afectadas, el mayor daño lo está sufriendo Maui, de donde 11.000 personas fueron evacuadas el miércoles según la CNN, mientras se espera que este jueves salgan de la isla al menos otras 1.500.

Las compañías aéreas están ofreciendo billetes a bajos precios para promover la salida y organizando nuevos vuelos que salgan de Maui.

Las imágenes muestran zonas completamente destruidas, sobre todo en poblaciones como Lahaina, localidad histórica del oeste de Maui y una de las zonas más turísticas de la isla.

“Prácticamente toda la ciudad ha ardido, toda la zona histórica, los hogares y los negocios”, dijo a CNN el director de operaciones de la compañía de helicópteros Air Maui Helicopters, Richie Olsten.

Una vista aérea muestra el humo mientras los incendios forestales arrasan la isla de Maui, Hawaii (County of Maui/Handout via REUTERS)
Una vista aérea muestra el humo mientras los incendios forestales arrasan la isla de Maui, Hawaii (County of Maui/Handout via REUTERS)

Olsten explicó que hay cientos de personas en refugios, como el estadio Memorial, pero muchos “no tienen dónde ir” porque aún no se han habilitado refugios suficientes.

La cuenta de Twitter del condado de Maui actualiza constantemente información sobre los refugios que se van habilitando o las zonas donde se puede encontrar agua potable.

En cualquier caso, el mensaje de las autoridades es claro, piden a todos los que se encuentren en zonas de peligro que traten de salir.

Según las autoridades, la fuerte sequía que ha afectado a las islas en los últimos meses y los fuertes vientos procedentes del huracán Dora han provocado que las llamas se extendieran a una velocidad mucho mayor.

El general Kenneth Hara, responsable adjunto de la Guardia Nacional en Hawaii, explicó también que la fuerza de los vientos ha dificultado las labores de extinción.

“El camino de la recuperación será largo”, advirtió anoche la subgobernadora de Maui, Sylvia Luke.

El humo y las llamas se elevan en Lahaina, condado de Maui, Hawaii (Jeff Melichar/TMX/via REUTERS)
El humo y las llamas se elevan en Lahaina, condado de Maui, Hawaii (Jeff Melichar/TMX/via REUTERS)

El Pentágono activó este jueves 134 efectivos de la Guardia Nacional, un cuerpo militar en la reserva, para ayudar en las tareas de rescate y de lucha contra los incendios.

El portavoz del Departamento de Defensa norteamericano, general Pat Ryder, dijo en una rueda de prensa que la Guardia Nacional aportará dos helicópteros Chinook para prestar apoyo en las labores de extinción de las llamas y en las misiones de rescate.

Asimismo, la Brigada de Aviación 25 del Ejército y la Armada envió a Hawaii cuatro helicópteros Blackhawk y un Chinook, que respaldan a los bomberos y la Guardia Costera.

Ryder agregó que esos efectivos han rescatado a 14 supervivientes en las aguas de Hawaii, donde se habían refugiado para protegerse del fuego y del humo.

El portavoz apuntó que, junto a esta movilización, hay unos 200 marines, destacados en Papúa Nueva Guinea, que están preparados para desplegarse en el archipiélago hawaiano en caso de que fuera necesario.

Con información de EFE

Seguir leyendo: