La casa del legendario ilusionista se ubica a tres manzanas del Central Park, una de las mejores zonas de Manhattan
La casa del legendario ilusionista se ubica a tres manzanas del Central Park, una de las mejores zonas de Manhattan

En Manhattan, Nueva York, vivió el ilusionista Harry Houdini durante más de dos décadas. Su nombre y sus proezas hoy son leyenda. Su hogar fue recientemente puesto en venta por la suma de 4,6 millones de dólares.

La propiedad se ubica a tres manzanas de Central Park, en el barrio de Harlem, y cuenta con 370 metros cuadrados. Houdini vivió en esta casa hasta el día de su muerte, causada por una apendicitis. Luego de su deceso su viuda vendió la vivienda.

El dueño de la vivienda no supo por mucho tiempo que había sido propiedad del mago, hasta que un vecino le contó
El dueño de la vivienda no supo por mucho tiempo que había sido propiedad del mago, hasta que un vecino le contó

Aunque cambió de propietario varias veces desde entonces, la casa fue puesta a la venta por primera vez desde 1991. Su dueño Fred Thomas, de 75 años, quien no supo en ese momento que el hogar había sido de Houdini, declaró en una entrevista: "La señora que me la vendió nunca me dijo nada, me lo comentó un vecino tiempo después".

"Yo percibía que pasaba algo raro porque siempre hay gente tomando fotos a la fachada, pero pensé que eran turistas, nada más", comentó en una entrevista al Daily News.

La vivienda antes era más grande, hasta que la dividieron en tres departamentos
La vivienda antes era más grande, hasta que la dividieron en tres departamentos

Según la inmobiliaria, la vivienda, una de las típicas casas adosadas revestidas en piedra de las zonas residenciales de Nueva York, conserva muchas de las características originales.

Harry Houdini fue uno de los mejores ilusionistas; murió por apendicitis, aunque su familia siempre desconfió de la causa de su muerte
Harry Houdini fue uno de los mejores ilusionistas; murió por apendicitis, aunque su familia siempre desconfió de la causa de su muerte

Sin embargo, el edificio de cuatro plantas ha sido dividido en tres apartamentos independientes, como ha sucedido con muchas de estas viviendas de Nueva York con el incremento de la densidad de población de la ciudad.

LEA MÁS: