Las aerolíneas tradicionales también se suman a las ofertas para volar barato.
Las aerolíneas tradicionales también se suman a las ofertas para volar barato.

El comienzo de la era low-cost en el mercado de la Argentina –sin piso tarifario para los pasajes– arrancó con una guerra de ofertas a la que se sumaron Aerolíneas Argentinas, Latam y FlyBondi, con precios bajos pero también con bonificaciones especiales para los equipajes.

Es que para competir con las low-cost, las aerolíneas tradicionales adoptaron algunas herramientas que utilizan las empresas de bajo costo. En precios, las ofertas de Aerolíneas Argentinas arrancaron con $499, las de Latam con $449 y las de Flybondi con $399 y ofertas especiales por $199 solo por 24 horas.

Pero en estos casos, el precio que se paga por el equipaje es uno de los extras que se deben considerar, ya que terminan por encarecer estas tarifas especiales. En la nueva competencia de precios, la compañía Latam comenzó a ofrecer para sus vuelos por la Argentina desde $449 por tramo (comprando ida y vuelta hasta el 8 de agosto), una valija bonificada por 23 kilos. Es para viajar desde septiembre hasta junio del año que viene y con planes de 12 cuotas sin interés.

La suma de los servicios no incluidos —como equipaje o comida— es lo que permite finalmente calcular el valor real del vuelo

En el caso de Aerolíneas Argentinas, se permite abordar con equipaje de mano de hasta 8 kilos. El equipaje extra se deberá despachar por bodega y tarifar aparte. En ese último caso, el costo de enviar equipaje por bodega será de $399 por tramo si la compra del pasaje es por el sitio web de Aerolíneas o de $650 en mostrador.

"Con el fin de ofrecer vuelos económicos, Aerolíneas Argentinas cambió sus políticas de equipaje. A partir de ahora el precio, en algunos vuelos de cabotaje, solo incluirá una valija de mano", es el mensaje que recibieron los clientes de Despegar.

Los servicios extras son clave para calcular el valor real del viaje (Getty Images)
Los servicios extras son clave para calcular el valor real del viaje (Getty Images)

Aunque aún son pocas las compañías 100% low-cost operando en el mercado argentino –FlyBondi, Avian, Norwegian y en breve se sumará la chilena JetSmart– sus precios son más accesibles porque se paga únicamente por el servicio básico del vuelo. Y la suma de los servicios no incluidos –como equipaje o comida– es lo que permite finalmente calcular el valor real del vuelo. ¿Qué hay que tener en cuenta para volar low-cost?

La mayoría de los vuelos low-cost parten o arriban a aeropuertos alternativos, algunas veces alejados de los centros de las ciudades

Equipaje

Como regla general, las low-cost permiten llevar a bordo tan solo un artículo personal que debe cumplir con ciertas dimensiones específicas para que el pasajero no tenga que abonar un costo extra. En cambio, las aerolíneas tradicionales incluyen el equipaje despachado y el de mano en el precio del ticket.

Asientos

Si el viajero desea elegir asiento, y asegurarlo en caso de sobreventa de pasajes, se cobra un extra; mientras que las tradicionales permiten elegir el asiento en el check-in, advirtieron desde Viajala, el metabuscador de viajes, que compara precios de distintas aerolíneas.

Comida

A diferencia de las aerolíneas tradicionales, las low-cost no ofrecen comida gratis en el avión. "Si el vuelo dura 30 minutos probablemente la aerolínea low-cost sea la elección ideal, pero si el vuelo es de 10 horas, se tendrá que abonar aparte por el servicio mencionado", señalaron desde Viajala.

Latam ya ofrece equipaje bonificado para sus vuelos más económicos
Latam ya ofrece equipaje bonificado para sus vuelos más económicos

Tickets

Es común entre las aerolíneas low-cost que se requiera que el pasajero concurra con el ticket aéreo impreso o cargado en el teléfono celular al aeropuerto. Es importante realizar el web check-in, sobre todo para aquellos que viajan con equipaje de mano.

Ubicación del aeropuerto

La mayoría de los vuelos low-cost parten o arriban a aeropuertos alternativos, algunas veces alejados de los centros de las ciudades. Es preciso tener en cuenta la ubicación para comparar la tarifa final del vuelo en relaciones con el de una aerolínea tradicional.

Seguí leyendo