La salida de divisas por turismo profundizó el rojo de la balanza de pagos. (AP)
La salida de divisas por turismo profundizó el rojo de la balanza de pagos. (AP)

La deuda externa pública y privada de Argentina alcanzó en marzo pasado a los USD 204.509 millones y se incrementó un 16% respecto de igual mes del año anterior, según informó el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC).

La deuda pública externa del Gobierno nacional se ubicó en USD 128.482 millones, que representa un alza de 40% frente al primer trimestre del año pasado, crecimiento explicado por la decisión del Ejecutivo de regularizar la deuda en default y de financiar el déficit fiscal con bonos colocados en el exterior.

El INDEC especificó que la deuda en títulos es de USD 100.212 millones, que representa un alza de 60%, mientras que los préstamos ascienden a USD 28.271 millones, con una reducción de 3,3 por ciento.

LEA MÁS:

De acuerdo con el informe del Balance de Pagos que difundió el organismo, la cuenta corriente, en la que se contabilizan las operaciones financieras y de intercambio de bienes y servicios con el exterior, registró un déficit de USD 6.871 millones en el primer trimestre y se incrementó un 39% respecto de igual período del año anterior.

A su vez, la cuenta capital exhibió un superávit de USD 102 millones, contra USD 84 millones del primer trimestre del año pasado. Esto redundó en necesidades de financiamiento externo por USD 6.685 millones, con un alza interanual de 39 por ciento. La cuenta financiera mostró un rojo de USD 6.556 millones, un 34% por sobre el desequilibrio de un año atrás.

En tanto, por efecto de las transacciones del balance de pagos, las reservas internacionales subieron USD 11.535 millones al 31 de marzo de 2017.

A su vez, el flujo de inversión extranjera directa que ingresó al país en el primer trimestre fue de 2.710 millones de dólares. Este valor se compone de USD 1.637 millones de reinversión de utilidades y USD 1.073 de aportes de capital.

La evolución de la inversión extranjera directa muestra un alza de 7% en reinversión de utilidades y 136% en aportes de capital. El flujo de inversión directa al exterior totalizó 294 millones de dólares.