Con la racha de compras en el mercado, el Banco Central quedó al borde de volver a tener reservas netas positivas

La acumulación de reservas es la meta clave dentro de lo que analiza el FMI. Alerta por el comienzo del pago de importaciones

Guardar

Nuevo

FOTO DE ARCHIVO  Fachada del Banco Central de Argentina, en el centro de Buenos Aires, Argentina. REUTERS/Agustin Marcarian
FOTO DE ARCHIVO Fachada del Banco Central de Argentina, en el centro de Buenos Aires, Argentina. REUTERS/Agustin Marcarian

El Banco Central avanza en cumplir con la meta del FMI de abandonar el terreno negativo en el que están las reservas netas. Esta vez, consiguió comprar en el Mercado Libre de Cambios (MLC) USD 246 millones, elevándolas en USD 138 millones a 29.041 millones y quedó a un paso de que pasen a ser positivas.

Esta meta es clave para el FMI. El estratega de renta fija de Adcap Grupo Financiero, Javier Casabal, señaló que “la acumulación de reservas es la variable que más seguimos. Estamos viendo como el Banco Central continúa comprando divisas al mismo tiempo que se observan menos pesos con el déficit fiscal recortándose con una convicción muy fuerte”.

Sin embargo, si bien indica que “en el corto plazo, desde el punto de vista financiero la bonanza no parece encontrar límites. Si planteamos cuáles son los desafíos, ahí es donde empezamos a ver las limitaciones que va a encontrar en los próximos días el Gobierno de Javier Milei”.

En ese sentido Casabal señaló que las dos variables más relevantes para el mercado son: pasar la reforma jubilatoria por el Congreso que ayude a mantener el peso del costo previsional en las cuentas públicas, que es cerca del 6,5% del PBI, y la tolerancia de la sociedad a los aumentos de las tarifas de energía.

Sobre la baja del dólar, el estratega de Adcap cree que en el corto plazo va a seguir estable e, incluso, podría seguir bajando “con el Banco Central comprando dólares todos los días. La pregunta es qué tan sostenible es esto. En abril comienzan a correr los pagos al 100% de las importaciones. Entonces cuando empecemos a pagar las importaciones vamos a ver la capacidad de compra real, sabiendo que se pospuso buena parte de esos pagos a principios de año porque no había dólares y se demoraron hasta la cosecha gruesa. En estos momentos que recién empieza la cosecha, hay que ver qué tan potente viene y si es capaz de abastecer el 100% del pago de importaciones y ver un mercado más normal”.

El dólar ayer tuvo una jornada más compradora porque el MEP perforó el piso de los $1.000. El mercado vio un precio de ocasión en ese nivel. El MEP aumentó $14,83 (+1,5%) $1.000,69 y el contado con liquidación (CCL) subió $11,58 (+1,1%) a $1.046,55. El “blue” subió $15 y cerró en $1.000.

Las operaciones en el MLC sumaron USD 457 millones y los importadores se llevaron USD 215 millones.

Los mercados estadounidenses siguen cautelosos a la espera del dato de IPC que se dará a conocer mañana y sus principales índices cerraron con tímidas subas mientras cayeron los rendimientos de los bonos del Tesoro. En este contexto, la deuda soberana local no logró cerrar en verde y se notó mayor firmeza en los FX alternativos.

La consultora F2 hace notar que el monto de negocios en el MLC es el menor de las últimas 4 ruedas. “Es la primera vez que negocia menos de USD 500 millones desde el 3 de abril. Las compras de USD 242 millones fueron las más bajas del mes”.

A fin de año el dólar en el mercado de futuros subió $4 a $1.240 lo que implica que los inversores apuestan a una devaluación de 53% para todo 2024.

Los bonos soberanos tuvieron una rueda tranquila con leves tomas de ganancias por la suba de tasas de los bonos del Tesoro de Estados Unidos. Hubo inversores que no quisieron arriesgar y se conforman con lo conseguido en el último tiempo. Las caídas del AL30D y el GD30D, los bonos de referencia, fueron de poco más de 1% y el riesgo país aumentó 15 unidades (+1,2%) a 1.220 puntos básicos.

Los bonos CER tuvieron una buena rueda después de que se conoció que la inflación en la ciudad de Buenos Aires fue de 13,2%. El TX25 aumentó 2,10% y el TX26, 1,20%.

No sucede lo mismo con los títulos atados al dólar (dollar linked) que tuvieron leves alzas. El TV24 aumentó 0,17%. Los Bonos Duales, que ajustan por devaluación o inflación, tuvieron leves subas generalizadas. Lo mejor fue el que vence en agosto con 0,94%. Los Bopreal, bonos con los que se cancela la deuda del Banco Central con importadores, tuvieron alzas generalizadas de 1%. La paridad del CCL en la serie 3 está en $1.250.

La Bolsa tuvo otra rueda negativa, pero con un monto de negocios de $41.200 millones, 60% por encima del día anterior. El S&P Merval, el índice de las acciones líderes, perdió 0,32%.

Los ADRS -certificados de tenencias de acciones argentinas que cotizan en las Bolsas de nueva York- tuvieron una rueda mixta sin subas ni bajas notables.

Los inversores tendrán puesta su mirada en la licitación de Bonos del Tesoro de mañana donde se deberán recaudar $460 mil millones para cubrir vencimientos. Los títulos ofrecidos son dos Lecaps nuevas, y letras CER y linked dollar.

Si bien la euforia mermó, sigue el buen humor de los inversores. Lo de ayer fue un respiro y un reacomodo tras las fuertes ganancias de las últimas ruedas. El único que parece tener un destino de letargo es el dólar.

Guardar

Nuevo