Evasión inmobiliaria: detectan más de 10 millones de metros cuadrados sin declarar en countries y zonas residenciales de Buenos Aires

Es el acumulado de los últimos dos años. Las edificaciones detectadas y no declaradas están sujetas a impuestos retroactivos por hasta 5 años y multas por infracción. Casos en Bahía Blanca

En más de la mitad de los casos de construcciones no declaradas los titulares se avienen a corregir sus declaraciones juradas, dice ARBA
En más de la mitad de los casos de construcciones no declaradas los titulares se avienen a corregir sus declaraciones juradas, dice ARBA

ARBA, la Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires, detectó más de 10 millones de metros cuadrados de construcciones sin declarar en countries y zonas residenciales de la provincia de Buenos Aires.

Durante fiscalizaciones realizadas en sectores de altos ingresos para combatir la evasión en el Impuesto Inmobiliario, la agencia fiscal bonaerense detectó esa cuantía no declarada “en inmuebles de lujo ubicados en distintos puntos del territorio bonaerense”.

Cristian Girard, director de ARBA, aclaró sin embargo que la cifra “corresponde al conjunto de operativos que realizamos en los últimos dos años, a través de herramientas de fiscalización satelital y controles presenciales enfocados en segmentos de alta capacidad contributiva”.

Impuesto inmobiliario

A partir de esas acciones en edificaciones de lujo, countries, barrios cerrados y otras urbanizaciones abiertas en toda la provincia “pudimos recuperar más de $1.200 millones de recaudación, que antes se evadían en el Impuesto Inmobiliario”, dijo el funcionario.

Las fiscalizaciones apuntan en especial a sectores de mayores ingresos, alta concentración y grandes jugadores de la economía

“Estamos hablando de mucho dinero y de una situación que es muy injusta, porque si bien no todas las personas que viven en estos barrios son ricas, sí tienen un pasar económico que es muy superior al promedio de la gente que vive en el conurbano y otras zonas de la provincia de Buenos Aires”, subrayó Girard, quien consideró “fundamental reparar estas situaciones de injusticia fiscal”.

El jefe de ARBA dijo que ese tipo de fiscalizaciones se intensificaron desde el inicio de la gestión del gobernador Axel Kicillof y abarcó en especial a “sectores de mayores ingresos, alta concentración y grandes jugadores de la economía, para atacar la evasión con fuerza, pero empezando por los que más tienen”.

El jefe de ARBA, Cristian Girard, durante una inspección presencial, que tienen lugar luego de la toma de imágenes satelitales
El jefe de ARBA, Cristian Girard, durante una inspección presencial, que tienen lugar luego de la toma de imágenes satelitales

Girard resaltó la importancia de los contribuyentes se pongan al día con la declaración de metros cuadrados “para evitar que se acumulen deudas” ya que –advirtió- “la Agencia tiene la capacidad de ver y reclamar hasta 5 años atrás los metros construidos no declarados”. Pero también apuntó a la respuesta positiva a las acciones de fiscalización pues “en más de la mitad de los casos que se notifica hay rectificación de declaraciones juradas”.

Un lugar donde se detectó alta evasión inmobiliaria fue la ciudad de Bahía Blanca, donde detectó más de 350.000 metros cuadrados de edificación sin declarar y detectados en una serie de operativos recientes enfocadas en más de 1.500 partidas inmobiliarias del distrito bahiense.

Bahía Blanca

Situaciones de evasión de ese tipo fueron descubiertas tanto en urbanizaciones abiertas y cerradas, en edificios en altura, oficinas, galpones, gimnasios y viviendas “con y sin pileta”, resaltaron desde la agencia fiscal. La detección se realizó en primera instancia mediante imágenes satelitales, luego confirmadas a través de inspecciones presenciales en terrenos a menudo declarados como baldíos y que a menudo albergaban casas de más de 300 metros cuadrados, con obras finalizadas y detalles arquitectónicos de categoría que estaban habilitadas desde hacía más de un año antes de su detección fiscal.

La información de agencia bonaerense destacó la existencia de 17.000 de metros cuadrados edificados sin declarar, correspondientes a 82 casas ubicadas en La Reserva, Bosque Alto y Solares Norte, tres barrios cerrados bahienses y que nunca habían sido regularizadas, lo que da lugar al reclamo fiscal de impuestos atrasados y multas por infracción.

Mientras tanto, la negociación por el presupuesto bonaerense 2023 parecen haber entrado en una impasse tras una serie de reuniones de la vicegobernadora, Verónica Magario, y el jefe de Gabinete, Marín Insaurralde con intendentes y legisladores de la oposición por los votos para aprobar el proyecto oficial, que prevé un gasto de casi $ 7 billones (millones de millones). Un tema contencioso son los Fondos de Infraestructura Municipal y de Seguridad.

Seguir leyendo: