El Gobierno le pagó a un acreedor en Nueva York por el default del 2001

Así lo indica un escrito presentado en la justicia de Manhattan por los abogados de la Argentina y del bonista, quien así desistió de la demanda en la que contaba con una sentencia favorable

Jueza Loretta Preska
Jueza Loretta Preska

El Gobierno acordó pagarle 1,93 millones de dólares a un bonista que formaba parte de una causa por su deuda en default del 2001 que había planteado una demanda en Estados Unidos.

De este modo, el acreedor desistió de la demanda en las últimas horas, según la decisión conocida a través del analista de deuda Sebastián Maril.

En el escrito del Distrito Federal de Nueva York se indicó que “considerando que el 19 de diciembre de 2006, el demandante Roberto Fiore, entre otros, presentó una Demanda Enmendada contra la República Argentina (la “República”) basada en su propiedad de intereses efectivos en bonos emitidos por la República (los “Bonos”); considerando que el demandante ha resuelto sus reclamaciones y, en consecuencia, ya no tiene ningún interés en los Bonos que son objeto del caso arriba mencionado”.

“Ahora por lo tanto, el demandante, por sus abogados Melchionna, PLLC, y la República, por sus abogados Cleary Gottlieb Steen & Hamilton LLP, estipulan y acuerdan que se desestiman los reclamos del demandante de conformidad con la Regla Federal de Procedimiento Civil; Procedimiento Civil 41(a)(1)(A)(ii) con perjuicio y sin costas”, indicó la decisión judicial.

El demandante, por sus abogados Melchionna, PLLC, y la República, por sus abogados Cleary Gottlieb Steen & Hamilton LLP, estipulan y acuerdan que se desestiman los reclamos del demandante

El caso comenzó a 2006, cuando un grupo de acreedores de deuda argentina en default que no entró en el canje del 2005 para salir del default denunciaron a la Argentina en un tribunal de Nueva York, ni al del 2010. Tampoco aceptaron la resolución implementada en 2016 por el gobierno de Mauricio Macri para salir de la cesación de pagos.

Más adelante, cuando intentaron cobrar, no tenían en su poder los bonos, hasta que los presentaron en la justicia, obtuvieron la sentencia favorable y el gobierno de Alberto Fernández decidió pagarles durante la gestión de Martín Guzmán, lo que se tradujo en que desistieran de la demanda y se llegara a este acuerdo.

El texto del acuerdo del Gobierno con un bonista en Nueva York en sede judicial
El texto del acuerdo del Gobierno con un bonista en Nueva York en sede judicial

La jueza Loretta Preska, en un documento fechado este lunes, declaró que Fiore llegó a un acuerdo con Argentina y ya no tiene “ningún interés en los bonos”, por lo que ordenó desestimar su denuncia.

Según dijo el analista Sebastián Maril a Infobae “este caso es uno de los cinco que habían recurrido a los embargos para cobrar. Beltramo buscaba activos del Estado en la sucursal del Banco Nación en Nueva York. Finalmente el Gobierno pagó. Los otros casos son Aerolineas Argentinas, Bainbridge Capital (holdout), Attestor Master Value (holdout) y WeBuild (la ex Impreglio)”.

Orden al Banco Nación

Maril también indicó que el acreedor había solicitado cobrar “mediante un proceso de embargo de activos que el Estado tiene en el Banco (de la) Nación” en Nueva York.

A fines de junio Preska le ordenó al Banco Nación en Nueva York, entregar información para embargar activos y pagarle a este bonista, que estaba en cesación de pagos y que tenía una sentencia favorable.

Maril informó que la jueza Preska, quien heredó las causas que llevó adelante el juez Thomas Griesa, le ordenó en junio a la sucursal del Banco Nación en Manhattan que brinde “documentos, mails, información sobre cuentas o cualquier objeto, para iniciar una inspección (Discovery) con el propósito de embargar activos y para pagar una sentencia a un acreedor con bonos en default”, en la causa caratulada como “Renzo Beltramo versus la República Argentina”.

Según los documentos entregados por la defensa de Argentina al tribunal, el Gobierno pagó la sentencia a este denunciante, que tenía bonos denominados en euros, a principios de agosto. Según las agencias internacionales, en 2016, Argentina ya alcanzó acuerdos por valor de 6,7 millones de dólares con una decena de los bonistas en la causa, dirigida por el juez Thomas Griesa y que en 2017 fue heredada por la magistrada Preska.

El juez Thomas Griesa había dictado los primeros fallos en contra de la Argentina luego del default del 2001
(EFE)
El juez Thomas Griesa había dictado los primeros fallos en contra de la Argentina luego del default del 2001 (EFE)

En los canjes del 2005 y 2010, el gobierno argentino logró sumar al 93% de los acreedores que cayeron en default luego de la declaración de cesación de pagos del gobierno argentino a fines del 2001. En 2011, luego de 10 años de esa decisión argentina, el juez Thomas Griesa empezó a dictar sentencias cuando el gobierno argentino le cerró la puerta al resto de los bonistas -los denominados “fondos buitre” e inversores institucionales e individuales que sí querían negociar- con una “cláusula cerrojo”.

En 2014, la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos dejó en firme los fallos contrarios al país porque la presidenta Cristina Kirchner y el ministro Axel Kicillof decidieron cancelar a último momento un acuerdo al que habían llegado el Banco Central y un grupo de bancos nacionales y extranjeros para solucionar el problema.

En 2016, el gobierno de Mauricio Macri retomó las negociaciones con los fondos que tenían fallos favorables y acordó por medio del equipo del ministro Alfonso Prat Gay una salida negociada con una quita cercana al 30% -convalidado por el Congreso- y un importante recorte en los intereses devengados desde fines del 2001.

En 2020, el gobierno de Alberto Fernández realizó a través del ministro Martín Guzmán otra reestructuración de la deuda con los acreedores privados, que logró una amplia adhesión del 99% de los participantes, aunque, al no generar pagos inmediatos y no llevarse adelante en un clima de recuperación de la confianza de los inversores, no se tradujo en una mejora de la situación financiera local en los mercados, tal como se refleja en los débiles precios de los bonos argentinos, tanto bajo ley nacional como extranjera, con un riesgo país que el viernes cerró en 2458 puntos básicos.

SEGUIR LEYENDO:


Últimas Noticias

Jornada financiera: las acciones argentinas subieron hasta 10% en Wall Street y el dólar libre bajó a $282

Los índices de Wall Street subieron otro firme 3% e impulsaron a los papeles argentinos. Los bonos Globales subieron 0,6% y el riesgo país quedó debajo de los 2.700 puntos. Se liquidaron USD 55 millones por dólar soja y el BCRA quedó con magro saldo comprador de USD 3 millones

Tensión entre el Gobierno y la Mesa de Enlace por el esquema de retenciones del Presupuesto 2023

La Mesa de Enlace rechazó un artículo del proyecto de Presupuesto con el cual el Ejecutivo pretende recuperar las facultades para manejar las retenciones a las exportaciones del agro

Dólar soja: se liquidaron USD 55 millones y el BCRA terminó con compras netas por USD 3 millones

Esta semana se están liquidando las últimas operaciones pactadas hasta el 30 de septiembre en la Bolsa de Rosario al tipo de cambio de $200 para sojeros

Por pedido del abogado que embargó la Fragata Libertad, la Argentina perdió un caso contra un fondo de inversión por la deuda en Nueva York

El estudio que representa al país presentó un escrito para apelar un fallo adverso de primera instancia a raíz del reclamo del fondo Attestor Capital; algunos términos de la decisión son confidenciales

Precios Cuidados: el Gobierno negocia “uno a uno” con las empresas y apura una nueva lista de 500 productos

Según fuentes del sector, los precios de los artículos incluidos tendrán una actualización entre 4% y 5% mensual para los productos que siguen en el programa
MAS NOTICIAS