Blanqueo para la construcción: se debatirá en el Congreso y buscan que esté vigente durante todo 2022

El año pasado, por demoras en la implementación, la medida se aplicó por un tiempo muy breve. Ahora buscan que esté abierto durante todo el año

Desde el oficialismo impulsan que el blanqueo esté vigente en 2022
Desde el oficialismo impulsan que el blanqueo esté vigente en 2022

En la lista de temas que se tratarán en las sesiones extraordinarias del Congreso se incluyó la extensión el blanqueo para la construcción, una medida que estuvo vigente durante un plazo muy breve en 2021 sin el impacto que se esperaba en la actividad. Ahora, desde el oficialismo impulsan la posibilidad de que blanqueo esté nuevamente abierto durante gran parte del 2022.

“Es una de las iniciativas más importantes que tiene el temario de extraordinarias. Yo impulsé el proyecto original de promoción de la actividad de la construcción, pero los plazos fueron muy acotados por la demora en la reglamentación de la AFIP. Vamos a impulsar que el sistema esté vigente durante todo 2022 para que se pueda captar varios miles de millones de dólares de argentinos y que se vuelquen a la inversión en la construcción y creación de puestos de trabajo”, aseguró a Infobae el diputado Marcelo Casaretto.

En 2021, la AFIP demoró más de 40 días en reglamentar la norma y la etapa de impuesto del 5% finalmente se extendió solo por 9 días hábiles

La ley de incentivo a la construcción (Ley 27.613) se aprobó el marzo del año pasado para obras iniciadas a partir de esa fecha o que estaban por debajo del 50% de finalización. La norma estableció la exención del impuesto sobre los Bienes Personales del valor de las inversiones realizadas hasta el 31 de diciembre de 2022 con un plazo máximo de dos períodos fiscales.

Y se dispuso además un blanqueo a través un programa de declaración voluntaria ante la AFIP de tenencia de dinero en el país o en el exterior, que debían ser depositados en una cuenta especial (denominada Cecon.Ar) con un un impuesto cuya alícuota variaba en función del tiempo: 5% si se hacía dentro de los 60 días; 10% dentro de los 90 días; y 20% dentro de los 120 días.

La extensión del blanqueo se debatirá en las sesiones extraordinarias (Foto de archivo. EFE/ Juan Ignacio Roncoroni)
La extensión del blanqueo se debatirá en las sesiones extraordinarias (Foto de archivo. EFE/ Juan Ignacio Roncoroni)

Sin embargo, los resultados no fueron los esperados. La AFIP demoró más de 40 días en reglamentar la norma y la etapa de impuesto del 5% finalmente se extendió solo por 9 días hábiles. Además de la reglamentación, se acumularon otras dificultades: algunos bancos no tenían claro el procedimiento para la apertura de cuentas y el retiro de fondos; y durante gran parte de los primeros períodos de blanqueo no estuvo disponible el registro de proyectos en los cuales se puede invertir el dinero.

Por eso, en el proyecto de Presupuesto 2022 había previsto una prórroga para la adhesión al blanqueo hasta el 31 de diciembre de 2022. Se planificaron tres etapas: la primera hasta el 30 de abril de 2022 con un impuesto especial del 5%. La segunda hasta el 31 de agosto del 2022, con un 10% y finalmente al 31 de diciembre de 2022, con un 20%. Sin embargo, como el Presupuesto no fue aprobado, la extensión quedó trunca.

Hay expectativas de que puedan ser entre USD 4.000 millones y USD 5.000 millones de blanqueo. Pero es difícil saberlo hasta tanto no se vuelvan a abrir los plazos y empecemos a ver cuánta gente se adhiere (Weiss)

Ahora, diputados del oficialismo impulsan un nuevo proyecto que finalmente extienda la vigencia del blanqueo durante todo el 2022, una medida muy esperada por el sector de la construcción. “Hay expectativas de que puedan ser entre USD 4.000 millones y USD 5.000 millones de blanqueo. Eso sería muy importante para el sector, sin dudas. Pero es difícil saberlo hasta tanto no se vuelvan a abrir los plazos y empecemos a ver cuánta gente se adhiere”, señaló Gustavo Weiss, presidente de la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco).

“Desde la Mesa de la Vivienda venimos pidiendo esto desde el año pasado, cuando por problemas de implementación de los registros con la AFIP, la operatoria fue virtualmente nula. Estamos muy de acuerdo y es algo muy necesario para el sector. Esperamos que, para una ley que en su momento se votó con el apoyo de todos los bloques, esto se pueda lograr y no quede complicado por las diferencias que se presentan en otros temas”, aseguró Gustavo Llambías, vicepresidente de la Asociación de Empresarios de la Vivienda (AEV), una de las entidades que integra la Mesa de la Vivienda.

El dinero se puede invertir en obras nuevas o por debajo del 50% de finalización (EFE/Juan Ignacio Roncoroni)
El dinero se puede invertir en obras nuevas o por debajo del 50% de finalización (EFE/Juan Ignacio Roncoroni)

“El incentivo a la construcción de vivienda nueva sigue siendo importante para la recuperación argentina, en este momento y por el contexto, tal vez más que nunca. Nuestro sector sigue siendo uno de los pocos en los que los argentinos están dispuestos a volcar sus ahorros. Debe apoyarse con medidas como ésta esa voluntad. Siendo además, insisto, un tema en el que todos los bloques parlamentarios estuvieron de acuerdo el año pasado y que fracasó por problemas de implementación”, agregó Llambías.

Desde la Cámara de Desarrolladores Urbanos (CEDU) también apoyan la medida. “Esperamos que, de aprobarse, impulse la reactivación de las obras para que ganen ritmo, se genere más empleo y por supuesto, una mayor inversión en el país. Esta vez, si saliera con una vigencia anual, estamos seguros que muchos argentinos lo aprovecharían para seguir apostando por el mejor resguardo de valor y del patrimonio que ofrece nuestro país, que son los ladrillos”, dijo Damián Tabakman, presidente de la entidad.

En la mayoría de los casos, los contribuyentes no estaban dispuestos a mantener los fondos depositados en las cuentas bancarias por varios meses considerando la escasez de dólares, la historia de medidas que se tomaron en Argentina en el pasado y el contexto del Covid-19 (Domínguez)

Si bien el año pasado la medida fracasó por los plazos escasos durante los que estuvo vigente, los tributaristas también destacaron que tampoco ayudó el temor de dejar los fondos depositados en las cuentas bancarias por largos plazos de tiempo. “La repatriación del 5% para evitar la aplicación de alícuotas incrementadas del impuesto a los Bienes Personales por bienes en el exterior y del 30% del Impuesto a la Riqueza no generó un ambiente propicio para las inversiones. En la mayoría de los casos, los contribuyentes no estaban dispuestos a mantener los fondos depositados en las cuentas bancarias por varios meses considerando la escasez de dólares, la historia de medidas que se tomaron en Argentina en el pasado y el contexto del Covid-19″, señaló Sebastián Domíngez, socio de SDC Asesores Tributarios.

“Como los desarrollos inmobiliarios de obras privadas nuevas abarcan plazos de tiempo extensos, también se debería modificar la reglamentación del Régimen permitiendo que los fondos depositados en las cuentas Cecon.Ar, mientras no sean afectados, puedan mantenerse invertidos en plazos fijos, en títulos públicos nacionales u otro instrumento similar que les permita obtener un rendimiento”, agregó.

SEGUIR LEYENDO: