Semana financiera: acciones y bonos rebotaron fuerte, mientras que el BCRA tuvo que vender USD 400 millones para abastecer la demanda

Los activos bursátiles mejoraron en la semana previa a las reuniones con el FMI en Washington. Los bonos en dólares subieron 7% desde su piso y el riesgo país quedó debajo de los 1.800 puntos

Los activos argentinos exhibieron una recuperación de precios en el arranque de diciembre
Los activos argentinos exhibieron una recuperación de precios en el arranque de diciembre

Las acciones y los bonos argentinos atravesaron una semana que fue de la debacle a la resurrección. Después de un violento recorte de precios en el tramo final de noviembre, las acciones y los bonos experimentaron entre miércoles y jueves un importante rebote de cotizaciones. El viernes dejó un saldo ambiguo, con ajuste bajista para las acciones pero de nuevas alzas para los títulos públicos.

En el balance semanal, las acciones líderes de la Bolsa porteña ganaron un 7% en pesos, y subieron un 6,8% promedio en dólares. Esta tendencia puede enmarcarse en una suerte de ajuste después del retroceso de 8,5% promedio en dólares durante noviembre, tanto para la renta fija como para la variable.

En el caso de las acciones, éstas todavía cotizan un 12% debajo de sus precios máximos en pesos de la semana previa a las elecciones legislativas. Los bonos en dólares, en tanto, ascendieron 7% desde su piso de precios del pasado martes.

Detrás de las recompras selectivas de posiciones estuvo la expectativa de un pronto acuerdo del Gobierno con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para establecer un calendario de pagos más laxo para la abultada deuda.

Funcionarios del Ministerio de Economía y del Banco Central viajarán el sábado a Washington para mantener reuniones con personal técnico del FMI para busca renegociar el calendario de pagos de unos 45.000 millones de dólares.

La agencia Bloomberg reportó que el directorio ejecutivo del Fondo Monetario se está preparado para discutir un informe que revisará el programa récord de Argentina de 2018 con la institución, en una reunión que se celebrará el 22 de diciembre, según personas con conocimiento directo del asunto.

En 2020, el índice Merval conserva una ganancia en pesos del 67%, que se acorta al 6,8% en dólares contado con liqui

El índice líder S&P Merval cerró la semana en los 86.359 puntos. Vale señalar que en la semana previa de las elecciones legislativas, el panel líder de la Bolsa de Comercio anotó un máximo histórico nominal de 97.024 puntos, lo que implica que el Merval aún está casi 11.000 puntos o un 12% por debajo de aquel récord en pesos.

Los expertos de Invertir Online señalaron que “luego haber alcanzado máximos históricos a mediados de mes en torno a los 97.000 puntos, tras las elecciones legislativas, el índice Merval comenzó a marcar una tendencia bajista acumulando una pérdida del 5% durante el onceavo mes del año. Si bien los resultados de las elecciones se encontraron en línea con las expectativas no despejó otras dudas respecto a la economía como la necesidad de un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional o la dinámica respecto de la inflación y al esquema cambiario”.

En lo que va del año el índice en pesos sube un 68,6% y si analizamos el indicador medido en dólares, con la fuerte suba del contado con liquidación, el panel líder gana 7,4% en 2021, aunque durante las últimas semanas acrecentó las perdidas, lo que posiciono al índice en dólares un 2,7% por debajo del cierre de octubre.

“En el ámbito local, los activos en general se movieron siguiendo la tendencia global, aunque hacia el final de la semana se mostraron más positivos tras las mejores perspectivas con el acuerdo con el FMI”, sintetizaron los expertos de Balanz Capital.

En la última jornada operativa de la semana, los bonos Globales del canje -en dólares con ley extranjera- fueron negociados con alzas promedio sobre el 2%, para completar una mejora en tres ruedas de diciembre en un rango del 7 al 8 por ciento. En ese contexto, el riesgo país de JP Morgan, que mide el diferencial de las tasas de retorno de los bonos del Tesoro de los EEUU con similares emisiones emergentes, volvió a quebrar el piso del los 1.800 puntos para la Argentina, a 1.771 puntos básicos, desde un máximo de 1.914 unidades anotadas el 30 de noviembre.

“Dado que el actual nivel de reservas internacionales netas del BCRA se estima entre 4.000 y 6.000 millones de dólares, sería preciso una performance más que extraordinaria de la balanza de pagos para cumplir con estas obligaciones sin recurrir a fuentes de financiamiento alternativas”, indicó un informe de TSA Bursátil.

El anuncio de reuniones con funcionarios del FMI previstas para este fin de semana dio un giro a los movimientos del mercado bursátil

Gonzalo Gaviña, asesor financiero de Portfolio Personal Inversiones, comentó que “Argentina está transcurriendo días de alta volatilidad y cualquier noticia -sea positiva o negativa- repercute en el mercado. Tenemos una visita en Washington este fin de semana en la cual el Gobierno intentará alcanzar un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional“.

“Esto fue bien recibido por los inversores y se reflejó también en las fuertes subas que se vieron dentro del panel de líderes. Una pequeña esperanza mueve con fuerza a los activos locales, tanto en renta variable, como renta fija”, acotó Graviña

Ventas del BCRA contuvieron a la demanda

En el plano cambiario sobresalieron las grandes ventas de dólares que debió efectuar el Banco Central en el mercado mayorista, para abastecer a una intensa demanda que desbordó a la oferta privada.

La entidad monetaria sacrificó reservas líquidas por USD 400 millones en una semana con volúmenes récord en la plaza mayorista, con montos operados cercanos a los USD 1.000 millones diarios, y donde el tipo de cambio oficial se deslizó unos 36 centavos (+0,4%), a 101,16 pesos.

El dólar libre siguió lateralizando y concluyó a $200,50, mientras que las paridades bursátiles estuvieron más demandadas, para cerrar cerca de sus máximos históricos, a $219,20 para el contado con liquidación y $204,03 para el dólar MEP.

A nivel cambiario, se acentúan las preocupaciones por la dinámica de las reservas netas a la espera de que la liquidación de la cosecha fina por parte del campo pueda amortiguar el drenaje de divisas, incluidos los depósitos, mientras los operadores siguen atentos a un acuerdo con el FMI que pueda contribuir a mejorar las expectativas y así frenar el proceso de cobertura”, describió el economista Gustavo Ber

SEGUIR LEYENDO: