Jornada financiera: los 5 indicadores que sostuvieron el récord de la Bolsa

El índice S&P Merval avanzó por séptima sesión consecutiva y superó los 84.000 puntos por primera vez. El dólar libre subió a $187 y el BCRA compró USD 65 millones en el mercado mayorista

Las acciones argentinas, en su valor más alto del año
Las acciones argentinas, en su valor más alto del año

El índice accionario S&P Merval de Buenos Aires superó este martes los 84.000 puntos y registró un nuevo récord nominal. Si bien las marcas psicológicas -generalmente expresadas en cifras “redondas”- no son más que un hito estadístico, en un año tan convulsionado en los político y económico abren nuevamente el debate acerca de si estamos al comienzo de un posible rally alcista para los devaluados activos argentinos.

El S&P Merval arrastra una mejora del 8,9% en pesos en siete ruedas consecutivas de ganancias. Este martes ganó un 1,8%, para alcanzar los 84.307 puntos. Y en el transcurso de 2021, el panel líder acumula una ganancia de 64,6% en pesos, y de 17,8% en dólares “contado con liqui”.

La sensación del mercado es que las acciones argentinas están para ampliar ganancias en el tramo final de 2021. La Bolsa porteña viene de sortear el duro golpe bajista posterior al “standalone” de MSCI el pasado 23 de junio, también se recompuso del bajón global por el default del gigante chino Evergrande y atravesó la rápida toma de ganancias ante el incierto futuro económico y político local luego de que el oficialismo fuera derrotado en elecciones primarias.

Jorge Fedio, analista técnico de Clave Bursátil, resumió el “trade electoral” en cinco indicadores:

1) Por caer al piso, al suelo histórico, en esta ocasión, de máximos nada menos que el -87%

2) Por la crisis político-económica-social “nace de la desconfianza, crece en el escepticismo”.

3) Por barata. Argentina siempre fue barata, pero valuada en dólares resulta ya una “ganga”.

4) Por desinvertida por dentro y por fuera. El volumen estrangulado habilita disparadas alcistas

5) Por expectativas propias en tiempos electorales “se anticipa y descuenta expectativas”.

El experto de Clave Bursátil indicó que los operadores de mercado ven “un populismo que propios y foráneos descuentan perdedor y una oposición que descuenta ganadora” y que “propone equilibrio y moderación en el Congreso, con mayorías que pueden alterarse para los propósitos del poder, que todo lo que pudo lo estropeó, y que modere excesos”.

“Técnicamente, la Bolsa mantiene intacta su estructura alcista y, a su vez, está para mucho mas. Reiteramos lo que siempre señalamos, en pesos la Bolsa se muestra muy sensible y mucho más atrevida, mientras que valuada en dólares (contado con liquidación) se muestra conservadora, ya saliendo del piso del que lentamente despega”, evaluó Jorge Fedio.

El panel Merval ganó las últimas siete jornadas operativas un 8,9% en pesos y un 6,7% en dólares

En contraste, vienen muy rezagados los bonos públicos, en especial las emisiones en dólares. Los Globales ganaron un 0,4% en promedio este martes, pero tocaron el lunes precios mínimos desde marzo, a falta de su principal motor para un rebote, un eventual acuerdo de facilidades extendidas con el Fondo Monetario Internacional, para flexibilizar la devolución del stand by por 45.000 millones de dólares.

Brian Torchia, gerente de Finanzas Corporativas de PGK Consultores, consideró que “en este contexto, un acuerdo con el FMI se torna cada vez más necesario de visibilizar, principalmente para poder contar con sus condiciones de forma tal que otorguen previsibilidad respecto del rumbo en el que se desarrollarán las siguientes políticas tanto desde lo fiscal, monetario como cambiario”.

“Sólo luego de observar o anticipar estas señales será posible disipar la incertidumbre que conjugan la falta de acuerdo y el clima electoral para tomar decisiones de inversión genuina en el país. De esta manera, desde la perspectiva actual, el anuncio de un acuerdo es probable que tenga efectos positivos dado que puede oficiar como señal suficiente para aquellas decisiones de inversión productiva que actualmente están enmarcadas por dudas”.

A las 17 horas, el riesgo país de JP Morgan subía cuatro unidades para Argentina, a 1.648 puntos básicos, aún cerca de los 1.680 puntos que tocó el pasado 10 de marzo, un máximo desde la reestructuración soberana de 2020.

Subió el dólar libre

El dólar libre terminó negociado este martes a $187, con una ganancia de $1,50 en el día, para regresar a zona de máximos que ya había alcanzado en septiembre, pero que no consiguió superar.

En el mercado mayorista la moneda norteamericana subió cuatro centavos, a $99,31, mientras que en 2021 el avance alcanza el 18 por ciento. La brecha cambiaria con el dólar “blue” se asentó en el 88,3 por ciento.

En una sesión mayorista con USD 389,5 millones negociados en el segmento de contado (spot), el Banco Central volvió a aprovechar un nutrido volumen de negocios -elevado parta esta época del año- para comprar USD 65 millones y sumar reservas.

El Banco Central suma compras por USD 498 millones con sus incursiones cambiarias en lo que va de octubre, en un proceso de recomposición de reservas que se inició con la aplicación de nuevos controles cambiarios a partir del martes 5 de este mes.

Otras valuaciones bursátiles que no son intervenidas por operaciones de compraventa de títulos por parte de organismos públicos, descendieron desde un el rango de precios históricos récord para estas paridades, a $191,04 a través del GD38C, el bono más negociado en el Senebi (Segmento de Negociación Bilateral) de ByMA (Bolsas y Mercados Argentinos), que concentró operaciones por USD 8 millones, por encima del GD30C, con 6 millones de dólares.

El “contado con liqui” quedó en $196 en el promedio de acciones que cotizan en simultáneo en pesos en la Bolsa local y en dólares en Wall Street.

SEGUIR LEYENDO:

Información provista porInvertir Online