Vivir en altura o en el primer piso: qué motiva las preferencias del mercado

Los pro y contras de los extremos en términos de precios y dificultades. Algunas recomendaciones

Quien elige vivir en lo más alto puede disfrutar de mejor iluminación y muy buenas vistas
Quien elige vivir en lo más alto puede disfrutar de mejor iluminación y muy buenas vistas

Expertos del Real Estate marcan claras diferencias sobre cómo es vivir en los pisos altos y bajos de los edificios. Para muchos que buscan comprar o alquilar, lo ideal es residir en el techo del inmueble y otros, como las personas grandes en su mayoría, privilegian el otro extremo.

Daniel Zampone, de Zampone Propiedades, contó a Infobae, que, " las propiedades de ambos niveles tienen sus ventajas y desventajas. El piso ideal es el último, siempre y cuando se trate de un edificio moderno con generador eléctrico, por si se corta la luz, y dispone del salón de usos múltiples (SUM) y piscina. Esto es importante para acceder a buena vista, iluminación y aire”.

“El piso ideal es el último, siempre que se trate de un edificio moderno con generador eléctrico, y piscina. Es importante para tener buena vista, iluminación y aire” (Zampone)

El último piso es el que más cotiza por estas variables, según los inmobiliarios. A ello se agrega la seguridad. No llegan tanto los ruidos del exterior ni de la calle. Pero, en contrapartida, padece de un problema no menor si el edificio es viejo y está en una zona donde se corta a menudo el suministro eléctrico.

Vista hacia el Parque Rivadavia en Caballito, muy privilegiado y cotizado
Vista hacia el Parque Rivadavia en Caballito, muy privilegiado y cotizado

Al vivir en pisos altos se pueden ver el amanecer o el atardecer y por la noche las luces de la ciudad. El arquitecto Patricio Carbone, del Mideco Estudio Tienda, comentó a Infobae, que, “otro de los beneficios es que son departamentos más luminosos, los árboles y edificaciones no tapan la entrada del sol, también tienen mayor privacidad, por lo cual se puede disfrutar de mayor intimidad sin tener que estar cerrando cortinas. Los espacios tienen mejor ventilación que en un piso bajo porque no tienen obstáculos para el ingreso de aire”.

“Otro de los beneficios de vivir en altura son árboles y edificaciones que no tapan la entrada del sol. Tienen mayor privacidad y se puede disfrutar de una mayor intimidad” (Carbone)

El tema de ahorro de energía es otra de sus cualidades, la luz artificial durante el día no será necesario utilizarla.

“Y si hablamos de seguridad es más difícil acceder a un piso alto por un balcón”, amplió Carbone.

Las contras de vivir en lo más alto son las temperaturas extremas que se sienten mucho más que en el primero, como los vientos fuertes. Otro tema son las filtraciones que pudiera tener el techo. Y en algunos casos los SUM de los edificios que suelen estar en los últimos pisos suele generar ruidos en caso de algún evento.

En cuanto a los departamentos del primer piso una de las ventajas es que por lo general tienen un patio que da mayor amplitud al departamento y no necesitan usar tanto el ascensor
En cuanto a los departamentos del primer piso una de las ventajas es que por lo general tienen un patio que da mayor amplitud al departamento y no necesitan usar tanto el ascensor

En cuanto a los departamentos del primer piso una de las ventajas es que por lo general tienen un patio que da mayor amplitud al departamento. No es necesario usar el ascensor. La desventaja es que tienen menos luz natural y aire, se escucha más ruido del exterior y tienen menor privacidad.

Respecto de las famosas filtraciones de agua en el último piso hay que ver, por supuesto, la membrana. Pero vale decir que las nuevas construcciones ese problema lo tienen resuelto. El temor principal alrededor del departamento en primer piso a la calle son los casos coloquialmente conocidos como hombre araña que trepan a robar en las viviendas”, contó Zampone.

Algunas problemáticas

En el nivel inferior de un edificio puede haber un patio que es un espacio muy buscado, desde que llegó la pandemia, pero está expuesto a las miradas y objetos voladores de los vecinos. Si es contra frente no se escucha tanto ruido.

En algunos casos los amenities están en la parte superior, y otras veces en el patio de la planta baja
En algunos casos los amenities están en la parte superior, y otras veces en el patio de la planta baja

Gabriel Brodsky, CEO de Predial, dijo a Infobae: “Soy testigo de esta cuestión, vivo en el primer piso con patio. Todo depende del respeto qué hay entre vecinos. En mi caso el principal problema son los cigarrillos que tiran. No tanto objetos, pero puede pasar. Principalmente, como padre el temor es que pueda caerle algo a alguno de mis hijos”.

En muchos consorcios en los reglamentos internos se trata de prever estos temas y aplicar multas en caso de incumplimientos a los consorcistas.

““Todo depende del respeto entre vecinos. En mi caso el principal problema son los cigarrillos que tiran. No tanto objetos, pero puede pasar” (Brodsky)

Es habitual que pase en los departamentos de planta baja o primer piso con patio, una vía de solución es enviar una notificación de la administración a los departamentos. Pero es complicado saber de qué piso arrojan cosas.

“Igualmente aquel que elige el primer piso sabe que tiene ese riesgo, por eso las terrazas de los primeros niveles no son tan valoradas, dependen mucho si tienen balcones cercanos o no”, destacó a Infobae Ariel Champanier, presidente de Re/Max Premium.

En los edificios de poca altura, hay mayor seguridad sobre quienes viven en los departamentos, menor movimiento y mayor exclusividad
En los edificios de poca altura, hay mayor seguridad sobre quienes viven en los departamentos, menor movimiento y mayor exclusividad

También los expertos sostienen que no es igual vivir en un edificio de 4 o 6 pisos que en uno en torre con más de 18 niveles. En los de poca altura, hay mayor seguridad sobre quienes viven, menor movimiento, mayor exclusividad.

Champanier aclaró que, “como desventaja normalmente pagan mayores expensas y tienen menor cantidad de amenities (en el caso de edificios que los tienen). En edificios grandes como ventaja tienen menores expensas, como desventajas tienen muchos vecinos, menor control. Los departamentos de pisos altos son mucho más demandados que los pisos bajos, esto es histórico, no solo por la vista sino también por la luminosidad”.

“Los departamentos de pisos altos son mucho mas demandados que los pisos bajos, esto es histórico, insisto, no solo por la vista sino también por la luminosidad” (Champanier)

Cotizaciones y lo más buscado

Voces expertas precisaron que dependiendo de la zona de donde esté ubicado el inmueble, el valor por metro cuadrado al subir de piso suele aumentar alrededor de 50 dólares.

El valor por m2 al subir de piso suele aumentar alrededor de 50 dólares por nivel
El valor por m2 al subir de piso suele aumentar alrededor de 50 dólares por nivel

Hay veces que si el edificio es muy alto esa diferencia se suele hablar para que el valor m2 del departamento no quede fuera de mercado. Las vistas influyen mucho en el valor.

Champanier, dijo, que, a veces, “entre un departamento de primer y ultimo piso puede haber más de un 15% de diferencia en la cotización”.

Los brókers consultados por Infobae coincidieron que la gente, principalmente las familias con dos hijos o más, en CABA, buscan departamentos de 4 ambientes con dependencias o 5 ambientes con terraza o balcón terraza. Hay muchas consultas por ese tipo de unidades. Mientras que el público joven o los solos y solas, requieren monoambientes, dos ambientes y PH.

En primera persona

Lorena Robles vive con su hija y una perrita salchicha en una planta baja de un edificio de 3 pisos en la zona céntrica de San Fernando. Tiene un patio al que dan los balcones de los departamentos de arriba. Dijo a Infobae: “Uno de los problemas habituales que sufro es la basura que tiran, y el agua que cae de las macetas que riegan, pese a que le he dicho a los vecinos que pongan platitos de contención. Por eso, a menudo tengo que llamar al destapa caños del lavadero y baño, porque todo cae allí”.

También contó Lorena que en el edificio de 11 pisos “hace poco otra cuestión fue la caída de mampostería de los balcones que estaban en malas condiciones. Por suerte sólo hubo daños materiales, nadie se acercó a preguntarme si estábamos bien, en ése momento mi hija tenía 7 años y con los pedazos de balcón que cayeron se rompió la hamaca dónde jugaba. Nos ayudó mucho hablar con Victoria Loisi de la Liga del Consorcista de la Propiedad Horizontal. Se mandaron cartas documento a la administración del consorcio, y luego refaccionaron los balcones, por suerte.”

En el otro rincón, está el caso de María R. quien vive en Recoleta, en el último piso en la Avenida Quintana y Rodríguez Peña: “Actualmente está hecho una ruina”, dijo.

Así luce uno de los techos que da a la terraza en uno de los edificios de Recoleta
Así luce uno de los techos que da a la terraza en uno de los edificios de Recoleta

Hace 32 años que reside en la Argentina, es alemana, y contó a Infobae, que poco después de haber llegado, encontró el departamento ideal. Primero lo alquiló, pero por la hiperinflación de aquel entonces, “la dueña me lo vendió. Está en el séptimo piso contra frente, con luz, baño con ventana, perfecta ubicación. Lo amo. En Alemania preferimos vivir en el último piso para que no haya ruido desde arriba por caños, muebles, movimientos con tacos. Por eso no entendí, porque a los argentinos no les gusta vivir en un último piso, hasta 15 años después”. Hoy dice que “sufre el mal estado de su departamento por culpa de que la administración no hace lo que corresponde. Tuve filtraciones y sólo hubo arreglos básicos”.

El problema son las administraciones. Uno depende de la voluntad de ellos. Pero juntan votos en Asambleas por los arreglos y mientras otros propietarios no están involucrados algo parecido, no se llega a la mayoría”, amplió María.

“Todo empezó en el baño por donde pasa el desagote de la terraza. En 8 años no lograron solucionar el problema de la pérdida y se rompió el techo. Por la junta entre caño y piso (no sellada bien), hay gotera permanente”, agregó.

“Por las altas expensas y copropietarios viviendo en pisos más bajos y sin este problema, lo dejaron pasar. Con mantenimiento y una buena membrana se solucionaría. Pero por ignorancia, obreros no profesionales y materiales baratos, después de haber cambiado la membrana, empezaron las infiltraciones por las juntas de los caños de ventilación de la calefacción. En Alemania en una casa, un departamento, sobre todo último piso, lo esencial es el aislamiento contra calor, frío y humedad”, relató indignada.

SEGUIR LEYENDO:

Información provista porInvertir Online