Denuncian que aumentó la venta ilegal callejera y los comercios piden la intervención del gobierno porteño

A través de una carta, la CAC puso el foco en el impacto que genera la competencia de la venta sin controles, que ahora se potencia con los efectos de la pandemia

La CAC solicitó al jefe de Gobierno porteño “arbitrar los medios a su alcance para, a la mayor brevedad posible, revertir la situación previamente descripta” (Matias Arbotto)
La CAC solicitó al jefe de Gobierno porteño “arbitrar los medios a su alcance para, a la mayor brevedad posible, revertir la situación previamente descripta” (Matias Arbotto)

La Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC) le manifestó al jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, su preocupación ante el crecimiento de la venta ilegal callejera en CABA. El presidente de la CAC, Mario Grinman, firmó una carta que expresa la “profunda preocupación” ante el fenómeno y las “adversas consecuencias que la venta ilegal en sus diversas modalidades genera sobre el comerciante legalmente establecido”.

Particularmente, indicó la nota, “en un contexto como el actual, en el que el sector aún sufre las consecuencias de la pandemia y las restricciones asociadas, y de diversos problemas macroeconómicos que arrastra nuestro país desde hace años”.

La CAC señaló asimismo “los perjuicios que genera para los consumidores, el Estado y la sociedad en su conjunto, vinculados a la competencia desleal, el fraude marcario, el contrabando y la evasión fiscal”.

“El avance de esta actividad al margen de la ley que recientemente se ha registrado en diversas calles porteñas (algo que puede ser apreciado por el ciudadano de a pie y que también se ve reflejado en las estadísticas elaboradas por nuestra entidad, que hace un seguimiento sistemático de este flagelo desde hace años) nos motiva a peticionar nuevamente ante las autoridades competentes, solicitando su pronta intervención”, reclamó la CAC.

La demanda, además, tomó en cuenta que “en las últimas jornadas se registraron hechos de violencia en los que comerciantes de la zona de Once sufrieron heridas de consideración”.

De esta manera se solicitó al jefe de Gobierno porteño “arbitrar los medios a su alcance para, a la mayor brevedad posible, revertir la situación previamente descripta”.

El avance de esta actividad al margen de la ley que recientemente se ha registrado en diversas calles porteñas nos motiva a peticionar nuevamente ante las autoridades competentes, solicitando su pronta intervención (CAC)

Cabe destacar que la venta ilegal callejera en la Ciudad de Buenos Aires subió 12,7% en agosto respecto del mes anterior, sin embargo, registró una caída de 27,5% en comparación con el período prepandemia (febrero de 2020), según un relevamiento de la CAC.

El mes pasado se detectaron 908 puestos de venta ilegal callejera en las áreas relevadas en CABA, de acuerdo con el último informe elaborado por el Observatorio de Comercio y Servicios de la entidad.

Las diez cuadras más afectadas de la Ciudad de Buenos Aires contuvieron al 65,4% del total de puestos ubicados en calles, avenidas y peatonales y representaron el 25% del total de las cuadras afectadas.

A medida que fueron flexibilizándose las restricciones, quedó en evidencia el regreso de los puestos ilegales en zonas aledañas a la estación Once del Ferrocarril Sarmiento

La entidad remarcó en su último informe la alta concentración de los puestos ilegales en pocas cuadras de fácil identificación, en su mayor parte en el barrio de Balvanera, a punto que en la zona se encuentran ocho de las diez cuadras con más cantidad de stands.

La zona de Once concentró, en total, 380 stands, con una participación de 60,2% en el total detectado en avenidas y calles (Matias Arbotto)
La zona de Once concentró, en total, 380 stands, con una participación de 60,2% en el total detectado en avenidas y calles (Matias Arbotto)

La evolución dispar en la cantidad de puestos de venta callejera ilegal relevados por la CAC tiene vinculación directa con las restricciones impuestas por la pandemia, que en gran parte del año pasado impidió la instalación de manteros en las principales arterias comerciales de la ciudad. A medida que fueron flexibilizándose las restricciones, quedó en evidencia el regreso de los puestos ilegales en zonas aledañas a la estación Once del Ferrocarril Sarmiento.

El rubro más comercializado fue indumentaria y calzado, que abarcó el 64,2%, y en segundo lugar se ubicó alimentos y bebidas, con el 17,5 por ciento

La zona de Once concentró, en total, 380 stands, con una participación de 60,2% en el total detectado en avenidas y calles; mientras que la cuadra más perjudicada de todo el distrito fue Bartolomé Mitre al 2400, donde fueron relevados 72 puestos, seguida por la avenida Corrientes al 2600, con 54 stands.

El rubro más comercializado fue indumentaria y calzado, que abarcó el 64,2%, y en segundo lugar se ubicó alimentos y bebidas, con el 17,5 por ciento.

El principal centro de comercialización ilegal para esas categorías fue la zona de Once, entre las avenidas y calles, y la estación Constitución, entre las estaciones y plazas.

En el informe de la CAC se relevaron las avenidas Avellaneda, Rivadavia, Pueyrredón, Corrientes, Santa Fe, Córdoba, Cabildo, Juramento, Callao y De Mayo, Zona Liniers, Zona Once, Zona Microcentro, 9 de Julio, Perú y Lavalle. La muestra también contempla la Estación Once de Septiembre, Parque Rivadavia, Estación Retiro, Estación Constitución, Plaza de Mayo, Estación Lacroze y Estación Belgrano C.

Las ventas minoristas cayeron en septiembre

Las ventas minoristas pymes a precios constantes tuvieron una caída mensual de 0,5% en septiembre, pero subieron 15,7% frente al mismo mes del año pasado, según informó la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) en base a un relevamiento sobre 725 comercios del país entre el 30 de septiembre y el 1 de octubre.

Las mayores bajas se registraron en electrodomésticos, electrónicos, computación, celulares y accesorios (-7,9%) y Jugueterías y librerías (-6,8%). Mientras que los mayores aumentos fueron en Indumentaria, lencería y accesorios (+3,9%) y Alimentos y bebidas (+3,3%).

Frente a septiembre de 2020, las ventas crecieron 15,7%, con las mayores tasas de variación en Ropa y artículos deportivos y de recreación (+69,5%) y Jugueterías y librerías (+65,5%). Solo cayeron dos rubros de los 11 relevados: Farmacias (-8,6%) y Neumáticos y repuestos de autos y motos (-1%).

En los primeros nueve meses del año las ventas acumulan un alza de 14,0% frente a iguales meses de 2020 aunque se mantienen 10,3% debajo de iguales meses de 2019.

En ese marco, la Federación de Comercio e Industria (FECOBA) celebró los anuncios de finalización de restricciones generales en el marco de la pandemia y consideró que permitirán una reactivación comercial e industrial, aunque aclaró que como complemento será necesario implementar mecanismos de incentivo al consumo.

Las medidas anunciadas tanto por el gobierno nacional como por el gobierno de la ciudad de Buenos Aires van en el sentido correcto y permitirán reactivar las ventas y la producción”, apuntó el titular de FECOBA, Fabián Castillo.

Para el presidente de la entidad, “el golpe de la pandemia con sus consecuentes restricciones fue tan grande que se han perdido miles de puestos de trabajo. La posibilidad de habilitar la actividad en un ciento por ciento nos llena de esperanza”.

No obstante, Castillo señaló que “la reactivación podría darse en un mediano plazo pero para eso será necesario también contar con herramientas de incentivo al consumo, procurando que la gente vuelva a gastar y de esa manera regenere el proceso virtuoso de la economía”.

SEGUIR LEYENDO:


Últimas Noticias

Información provista porInvertir Online